Hawái.


H.15

H.15 06

H.15, una breve selección de lo que fue el 2015, by Hawái.

De manera un tanto tardía es que ahora, cuando el calor sofoca la respiración, aparece en esta red universal nuestro reporte anual acerca de aquello que nos pareció más interesante de esta temporada que hace tan poco pasó a ser ayer. En plena época estival, a doce meses de nuestro anterior resumen, es que desde este sitio publicamos otro selección de lo que fue este año 2015, una síntesis pasajera de entre aquellos trabajos que este lugar han tenido cobertura. Y es un momento también para poder parar del movimiento constante y mirar hacia atrás, hacia el pasado presente para lograr distinguir y valorar los sonidos que colmaron nuestros oídos durante este año. Algunos de ellos más presentes que otros, algunos como simples ideas imprecisas en su forma pero concretas en su fondo y que permanecen en la memoria como un recuerdo profundo, impresiones esparcidas en la mente que evocan paisajes y coloraciones dentro de una hermosa representación. Esta es una área reducida, área en la cual sólo alcanzamos a abarcar unas cuantas de las piezas sonoras que están flotando en el aire, muchas menos de las que quisiéramos. En este período de revisión hemos podido volver a apreciar muchos de los sonidos que nos cautivaron hasta hace no mucho, y que todavía nos siguen cautivando, álbumes donde se esconden armonías bajo un manto de estruendos invisibles, obras que habitan en rincones alejados de las corrientes que fluyen en el movimiento superficial, donde se esconden muchas más capas por descubrir. Por cierto que habrán errores en la elaboración, o valoraciones incorrectas al momento de intentar graduar un determinado trabajo por sobre otro. Tal vez haya que verlo como un catálogo móvil, que de hecho lo es, pues el tiempo ayuda a distinguir otros aspectos que a veces pasan por alto. Pero de todas maneras es interesante esto de intentar recopilar y definir en un cierto orden las cosas, y es por eso que lo hacemos desde hace unos cuantos años ya. Unos cuantos EPs, y varios LPs conforman esta recapitulación, obras que traspasan diferentes formas auditivas, estructuras sonoras reverberando en el espacio. Ruido minimalista y folk crepuscular, notas eléctricas esparcidas sobre un lienzo como un cuadro de tonos apagados, electrónica orgánica y loops nostálgicos, melodías fuera de foco que reflejan una panorámica vespertina, múltiples láminas que se superponen en el horizonte distante con sus infinitas tonalidades. Acá recogemos una fracción de esas piezas imperecederas, un cúmulo de armonías quietas que rememoran paisajes cercanos. Resonancias tenues que permanecen en la memoria frágil con su belleza confusa, como un frágil y persistente esplendor acústico.

Borde 04

EPs

EP 08–07

Nº 08 JÓHANN JÓHANNSSON with
HILDUR GUÐNADÓTTIR & ROBERT AIKI AUBREY LOWE
End Of Summer
SONIC PIECES

Nº 07 OLAN MILL
Half Seas Over
HOME NORMAL


 

EP 06–05

Nº 06 TALK WEST
The Sun Inside
WIST REC.

Nº 05 MACHINEFABRIEK
Rusland II
CHAMPION VERSION
MACHINEFABRIEK
Loos


 

EP 04

Nº 04 LOST TRAIL
The Afternoon Vision
WIST REC.


 

EP 03

Nº 03 YANN NOVAK
Prelude
ÉTER


EP 02

Nº 02 GONÇALO ALMEIDA & RUTGER ZUYDERVELT
Doze Ruínas
CYLINDER
MACHINEFABRIEK with ANNE BAKKER
Deining
MACHINEFABRIEK with ANNE BAKKER
Halfslaap II Live

BASTAKIYA TAPES


 

EP 01

Nº 01 AKIRA KOSEMURA, MEGUMI SHINOZAKI & KIMIHIKO NITTA
For
SCHOLE

Hojas lánguidas mecidas por el viento, soplos delicados que desplazan lentamente las delgadas láminas verdes, desde un extremo a otro de su tallo vertical. Un panorama repleto de frutos que brotan con su resplandor único y tonalidades orgánicas que crecen conforme avanzan los rayos solares sobre la superficie irregular, una vista amplia con miles de detalles irrepetibles y millones de formas extraordinarias. Un cúmulo de universos diminutos se despliegan constantemente, a cada instante, microcosmos florecientes de tonos y texturas tersas, estructuras vegetales que cambian y se renuevan en cada momento, dejando rastros vaporosos en la memoria, retratos poéticos de la naturaleza viva. En ese mismo escenario surgen otros tonos, ideas similares que transmiten una misma sensación, paisajes cubiertos de hojas y notas tenues, tan frágiles como pétalos. Armonías que transitan con la velocidad de un viento calmo, acordes de un ruido sutil formando anotaciones fugaces en medio de la atmósfera leve. Una métrica pausada sostiene al decorado acústico, cuerdas atravesando los arbustos junto al murmullo exterior, reflejos de luz envuelven las melodías iluminando una música surgida desde la superficie recubierta de hierba en su esplendor últimoCada una de estas composiciones es un instante en el cual extraviarse, donde el tiempo se prolonga y el espacio se cubre de guirnaldas eléctricas y murmullos que se repiten encima de estas estructuras. Música clásica y figuras sintéticas se entrelazan en una obra extremadamente delicada, líneas nítidas desplazándose a lo largo del panorama rural, a través de las visuales urbanas, parajes envueltos en el decorado verde. La fauna también se filtra por los surcos de estos registros, el zumbido de la vida animal, el canto de los insectos que habitan entre las plantas y el terreno húmedo Akira Kosemura, Megumi Shinozaki & Kimihiko Nitta despliegan sus oficios en un hábitat comprimido, una exhibición temporal y a la vez imperecedera de arte minúsculo. “For”, la vegetación y el ruido acústico en imágenes y partituras que eclosionan en el resplandor de los días.


LPs

H.15 07


LP 38–37

Nº 38 OFFTHESKY
The Soft Parallel
WIST REC.

Nº 37 THE BALUSTRADE ENSEMBLE
Renewed Brilliance
SEREIN


 

LP 36–35

Nº 36 JASMINE GUFFOND
Yellow Bell
SONIC PIECES

Nº 35 WIL BOLTON
Inscriptions
DRONARIVM


 

LP 34–33

Nº 34 FAMILY BASIK
A False Dawn And Posthumous Notoriety
SATOMIMAGAE
Koko
WHITE PADDY MOUNTAIN

Nº 33 SIMON SCOTT
Insomni
ASH INTERNATIONAL


 

LP 32–31

Nº 32 RAYONS
The World Left Behind
FLAU

Nº 31 CELER & MACHINEFABRIEK
Compendium (Collected Singles And Remixes)
IRRATIONAL ARTS


 

LP 30–29

Nº 30 MELODÍA
Diario de viaje
HOME NORMAL
CHIHEI HATAKEYAMA + FEDERICO DURAND
Magical Imaginary Child
WHITE PADDY MOUNTAIN

Nº 29 YUI ONODERA & VADIM BONDARENKO
Cloudscapes
SEREIN


 

LP 28

Nº 28 HANGING UP THE MOON
Immaterial
KITCHEN. LABEL


 

LP 27

Nº 27 ROBERT CROUCH
Organs
DRAGON’S EYE


 

LP 26

Nº 26 0
Umarete Wa Mita Keredo
FLAU


 

LP 25

Nº 25 AKISAI
images
SCHOLE


 

LP 24

Nº 24 FJORDNE
Moonlit Invocations
WHITE PADDY MOUNTAIN


LP 23

Nº 23 HIDDEN RIVERS
Where Moss Grows
SEREIN


 

LP 22

Nº 22 HIOR CHRONIK
Taking The Veil
KITCHEN. LABEL


LP 21

Nº 21 FRANCE JOBIN + FABIO PERLETTA
Mirror Neurons
DRAGON’S EYE


 

LP 20

Nº 20 MOON ATE THE DARK
Moon Ate The Dark II
SONIC PIECES


 

LP 19

Nº 19 STRIË
Struktura
SEREIN


 

LP 18

Nº 18 M. OSTERMEIER
Still
TENCH


 

LP 17

Nº 17 AKIRA KOSEMURA
Tiny Musical
SCHOLE


 

LP 16

Nº 16 KENNETH KIRSCHNER
Compressions & Rarefactions
12K


 

LP 15

Nº 15 SQID: ANGÉLICA CASTELLÓ / MARIO DE VEGA / ATTILA FARAVELLI / BURKHARD STANGL
SQID
MIKROTON


 

LP 14

Nº 14 STEINBRÜCHEL
Parallel Landscapes
12K


 

LP 13

Nº 13 MARSEN JULES
The Empire Of Silence
OKTAF


 

LP 12

Nº 12 SHUTTLE358
Can You Prove I Was Born
12K


 

LP 11 05

Nº 11 TAYLOR DEUPREE & MARCUS FISCHER
Twine
12K


 

LP 10

Nº 10 WILLIAM BASINSKI
Cascade
2062
The Deluge
TEMPORARY RESIDENCE

En la infinidad se escucha el eco de un sonido que permanece emitiendo ondas más allá de su propia existencia, una reflexión distante de una música que es arrojada como un torrente quieto. Mientras el mundo sigue su curso carente de algún sentido, de todo sentido, en la lejanía persisten las notas extraídas de un lugar enterrado en el recuerdo, una memoria frágil que es resucitada por pequeños impulsos eléctricos brillando con su refulgencia delicada. Las remembranzas olvidadas en el tiempo son reanimadas por medio de un estruendo débil, impresiones vagas que retratan pasado a través de anotaciones repetitivas en trayectos pausados, subyacentes en el río mineral de partículas corrompidas. Desde un universo diferente, paralelo a este, surgen las melodías ralentizadas de William Basinski, aquel músico que habita en el los estados del norte y que desde hace varios años viene desperdigando de manera esporádica sobre el panorama contemporáneo, piezas extensas que se consumen a sí mismas, composiciones construidas de retazos gastados, pequeños trozos que se duplican interminablemente… “The Deluge” y “Cascade”, armonías anquilosadas que emiten un sonido constante en la atmósfera, vertientes pacíficas en un trayecto radial que evocan una sensación nostálgica… Las partituras desteñidas continúan su trayectoria elíptica, formando composiciones retrasadas flameando en el ambiente. “Cascade” y “The Deluge”, dos obras asimétricas que tienen un mismo fundamento pero diferentes conclusiones, matices minúsculos que yacen bajo las capas de sonido marchito. William Basinski construye hermosas piezas desde recuerdos pretéritos, loops débiles en traslación diferida, ruido análogo que refulge como estrellas opacas en la inmensidad.


 

LP 09

Nº 09 CHIHEI HATAKEYAMA
Too Much Sadness
HITORRI
Mist
WHITE PADDY MOUNTAIN

El ruido de la niebla, el murmullo de una tormenta en invierno, melodías invisibles que transitan por el aire dejando un rastro de pequeños estruendos que tiemblan hasta convertirse en largas líneas horizontales de una música que parece no acabar, una misteriosa e inextinguible belleza audible. La obra del japonés Chihei Hatakeyama fluye con un ritmo incansable, con una enorme intensidad debajo de esa letanía que se percibe al exterior de sus composiciones… Como es habitual, la melodía queda en un lugar lejano, una combinación de puntos dentro del esquema de la composición que se puede intuir desde esa posición lejana a la que queda relegada, tras la neblina de sonidos difuminados. No obstante, su presencia es esencial dentro de la estructura de estas piezas, una presencia misteriosa que acompaña y sirve de faro en medio de la densa bruma que envuelve esta hermosa música. Y esa bruma no es solo una metáfora, es real… A partir de un disco lleno de polvo Chihei arranca los elementos con los cuales elabora estos tracks, una música de segunda mano que se va consumiendo lentamente, una extinción pausada de pequeños trozos entrelazados que van configurando de manera casi artesanal este trabajo. Estática y polvo, manchas de suciedad que se filtran por los surcos, en medio de los canales de materia oscura. Y entre esos espacios, emergen las melodías deterioradas, sumadas a las otras texturas que permanecen en ese mismo estado. “Too Much Sadness” se muestra como una impecable obra, con su belleza triste que brota de los escombros, con las notas agotadas y su ruido espectral que se esparce sobre el suelo, derramando su energía crepuscular sobre un terreno quebrado. Las partículas ínfimas se oyen junto al resto de sonidos, y son una parte esencial del mismo. Y esas notas tiemblan, se estremecen, desplazándose de manera errática, aunque dentro de una cierta línea irregular que se extiende a través de la superficie escarpada. Y las notas vuelven una y otra vez, cansadas ya, dentro de un círculo imperfecto a repetir el ciclo mientras el contacto con la realidad las desgasta en su avance hacia el vacío.


 

LP 08

Nº 08 CELER
Sky Limits
TWO ACORNS–BASKARU
How Could You Believe Me When I Said I Loved You When You Know I’ve Been A Liar All My Life
TWO ACORNS–WHITE PADDY MOUNTAIN

Lo que emerge desde el interior de “Sky Limits” es de una belleza casi indescriptible, una corriente cálida de melodías que se desvanecen junto con el resplandor del paisaje, un ruido que se confunde con los tonos disipados por la oscuridad y que, a su vez, posee una intensidad en sus matices que deslumbra hasta eclipsar. Y todo esto ocurre mientras la ciudad transita por las horas… Acostumbrados a las grandes extensiones de música expansiva de Celer, estos fragmentos contienen momentos de una magnificencia inconmensurable, estruendos ambientales contenidos en instantes relativamente breves que sin embargo son inagotables. A medida que el sol asciende sobre el horizonte el azul del mar se vuelve cada vez más claro. A medida que el sol desciende ese azul claro se torna petróleo, y las melodías de igual manera declinan su gradación, pero con una intensidad interna que irradia un enorme calor que abraza. Y las tonalidades decaen con la oscuridad creciente, y se decoloran con la inmensidad de energía que emana de sus corrientes de sonido, y tiemblan como ese mar con la luz que viene desde el cielo, un rumor de belleza acústica estremecedora.

Los recuerdos del paisaje extendido afloran en el momento en que los primeros acordes surgen en medio de los sonidos archivados, armonías quietas que rememoran estadías temporales por la superficie rocosa y el suelo árido. Will Long continúa su travesía por los parajes amplios y las superficies de resonancias extensas, en forma de prolongados desarrollos donde cada nota se dilata hasta el horizonte más distante. A través de composiciones que se esparcen a lo largo de planos, empleando registros recogidos del sótano, Will Long edifica una música que requiere una predisposición especial, y que a su vez genera una sensación particular, una abstracción de la realidad externa. Ideas expresadas en grabaciones evaporadas en la inmensidad atmosférica, textos invisibles que traspasan el aire como fluidos etéreos cruzando la materia química… Por medio de recursos orgánicos, Will Long produce una música estática, cuatro piezas en tres cuartos de hora que reposan calmas en la línea geográfica, sonidos que luego atraviesan una mecánica deteriorada que corrompe el recubrimiento pero no altera su núcleo armónico… Notas que nacen en piano eléctrico y flauta de madera luego transformadas en bucles infinitos, mismos que después cruzan un sistema de películas dañadas, hasta desembocar en una belleza áurea que es esta obra.


 

LP 07

Nº 07 STEPHAN MATHIEU
Nachstücke
Before Nostromo
SCHWEBUNG

Estructuras acústicas sin una fisonomía clara que transportan su carga energética con una rítmica atemporal, la física del sonido opaco. La forma que adoptan estas composiciones nunca queda completamente revelada, solo una imagen confusa se puede vislumbrar a través de los cristales sombríos, notas que quedan en ideas navegando a la deriva en el vacío inacabable. Resulta difícil poder aprehender estas formas sin que ellas mismas acaben por envolverlo a uno en su misterio inexplicable, sistemas audibles que convergen en un vórtice que consume la fuerza interna. Desde el eje de ese lugar abstracto surgen las composiciones del artista alemán Stephan Mathieu, composiciones complejas pero que se presentan como largas líneas horizontales, desarrollos extensos de ruido que impelidos por una fuerza enigmática y que arrastran con sigo los cuerpos que lo rodean, como un denso magma negro… La propagación del sonido involucra transporte de energía sin transporte de materia. Sin embargo, estas piezas no sólo transmiten energía sino también una materialidad que traspasa las ondas mecánicas, corporalidad física que excede el medio por el que transitan. Tampoco se propagan en el vacío, es el vacío mismo amplificado en archivos de alta resolución. Estos registros que habitan en el territorio digital se dispersan con lentitud, evolucionando discretamente en el ambiente en el que efectúan su transición. “Nachstücke” es una transformación intangible de sonidos y acordes, capas geológicas desplazadas de un estrato a otro con velocidad glaciar. Minerales que se desvanecen en el tiempo por el ruido electrónico, la reverberación acústica y la radiación espectral.


 

LP 06

Nº 06 ROBERT CURGENVEN
They Tore The Earth And, Like A Scar, It Swallowed Them
RECORDED FIELDS EDITIONS

La relación entre la tierra y los desplazamientos humanos vuelve a ser explorada por el artista australiano Robert Curgenven. Antes fueron las migraciones, ahora la colonización. Curgenven desarrolla a través de su trabajo formas auditivas que exploran el impacto que la realidad produce en la tierra, formas que integran sus sonidos capturados y reproducidos sin procesamiento alguno conjuntamente con notas de una enorme fuerza física, a pesar del mutismo en el que parecen habitar. Texturas orgánicas, estructuras mecánicas y ruido natural convergen en composiciones de una corporalidad abrumadora y una poética melancólica… Grabado en un período extenso, el nuevo trabajo de Robert Curgenven indaga en las consecuencias de la invasión en terrenos ya habitados, los efectos de la colonización y el impacto que su violento avance produce. Sin embargo, y pese a tener un planteamiento similar, los resultados son bastante diferentes a su anterior trabajo, dentro obviamente de ciertos márgenes. No obstante, al igual que aquel, de esta publicación emergen sonidos que atrapan por la inmensa energía que fluye de sus torrentes de audio transparente, sonidos que se desplazan como corrientes de ruido atravesando la geografía agrietada. A veces será un silencio ensordecedor, otras un flujo constante de acordes comprimidos, diversas formas que desembocan en esta obra sobre la acústica del suelo… Curgenven documenta esa realidad a través de su electrónica orgánica, a través de sonidos recogidos en su estado más prístino y otras formas que se adhieren a la superficie, tenues capas de energía estática que atraviesan estas piezas con su fosforescencia incorpórea.


 

LP 05

Nº 05 REINHOLD FRIEDL
Golden Quinces, Earthed For Spatialised Neo–Bechstein
BOCIAN

De pronto el silencio se convierte en un complejo tejido de partículas de ruido que se desplazan alrededor de los objetos, un universo en expansión constante con cuerpos celestes dibujando trayectorias imaginarias hacia el vacío, desde un centro inestable hasta una distancia imposible de cuantificar… Friedl exhibe en esta obra toda su teoría sonora desplegada en una impresionante práctica de apuntes que exploran e indagan en la matriz del ruido y sus incontables posibilidades, infinitos eventos acústicos que se propagan en el ambiente formando una constelación de música microscópica… “Golden Quinces, Earthed For Spatialised Neo—Bechstein” es casi una hora completa de múltiples variaciones de una raíz intervenida, un mismo plano secuencia desde donde emergen millones de radios interrumpidos por otras directrices, una impresionante gráfica de sonidos que van desde un lugar al otro, desde un ángulo a su posición opuesta. Durante los cincuenta y seis minutos por los que se prolonga este álbum podemos percibir infinidad de grados, una escala creciente de tonos que se desdoblan a partir de un punto en la realidad. Momentos de quietud, momentos de violencia, instantes que se suceden desde el vértigo hasta la inmovilidad… Tan solo una aproximación a lo que es su desarrollo en directo, esta adaptación igualmente transmite esa sensación de desvanecimiento, una dinámica compleja que se desplaza por el aire, una transfiguración de la realidad a través de incesante movilidad y silencios que generan canales de vacío entre el plano auditivo. Reinhold Friedl erige en “Golden Quinces, Earthed For Spatialised Neo—Bechstein” una estructura indescifrable de geometría acústica.


 

LP 04 03

Nº 04 RYUICHI SAKAMOTO / ILLUHA / TAYLOR DEUPREE
Perpetual
12K

Acústica discreta emigrando levemente desde el silencio hasta rebasar tenuemente ese límite transparente. Cada una de las formas desarrolladas por cada uno de estos artistas tiende a priorizar la ausencia de sonido que se va cubriendo de modo paulatino de su presencia, largas notas que se extienden y se rodean de manifestaciones de una música microscópica, eventos ínfimos que parecen ser recogidos en su estado natural, grabaciones que afloran de manera espontánea, el ruido de una naturaleza al borde de una movilidad estática. Estos puntos han convergido en puntos separados, en momentos diferentes. Eso hasta ayer, hasta ahora… “Perpetual” presenta una grabación de ruido espontáneo, un registro de un momento donde los espacios se distancian y donde transcurren de un modo inesperado eventos únicos, notas dispersas sobre un jardín de arena inmóvil, flores que brotan con la variación elíptica de la luz solar. Tres movimientos, tres fracciones que integran esta unidad que atraviesa por distintos estadios que comparten una misma intención, un mismo ritmo, una misma movilidad, como un océano pacífico. Un tríptico de sonidos enlazados en el cual se desarrolla una historia sin palabras, un diálogo de formas auditivas que interactúan desde un lado hacia el otro, viajando de forma circular alrededor de un centro quieto… Grabado y generado de manera espontánea, este trabajo captura un momento irrepetible. “Perpetual” recoge desde el suelo inamovible las partículas de sonido que Ryuichi Sakamoto, Tomoyoshi Date, Corey Fuller y Taylor Deupree pausadamente ordenan de modo aleatorio, fragmentos expuestos sobre una superficie quieta.


 

LP 03 01

Nº 03 AOKI, HAYATO HARUKA NAKAMURA
FOLKLORE
三月十六日
FETE MUSIQUE

Un amanecer de colores azules que se destiñen, la decoloración de la oscuridad que va cubriendo el paisaje de una tenue luminosidad. Un atardecer de tonalidades doradas que comienzan su tránsito hacia tintes más opacos, la coloración de las horas y la caída de la luz y su reflejo. La intensidad que queda en ese espacio intermedio queda extraviada, quizás debido a que su exaltación impide apreciar las formas menos evidentes y las superficies más delicadas. Quizás por eso algunos sonidos se adecúan mejor a esos momentos límites, cuando la radiación del sol eses más débil, cuando comienza a brotar desde el horizonte, en el momento que la rotación se aleja de sus líneas de destellos solares. Esos instantes de indefinición horaria son el hogar para una música de texturas tersas, melodías de una belleza inagotable, espacios transitorios en el tiempo que dejan una rastro que no se borra fácilmente. Ruido áureo desgastado que emite un leve fulgor… Mientras los días avanzan con su cansancio habitual, unas notas que se aproximan desde la distancia envuelven con un manto de seda el desgano. Canciones nacidas en el viaje, canciones surgidas en estadías pasajeras que se van acumulando junto a recuerdos y aromas. AOKI, hayato y haruka nakamura se encontraron, se conocieron, viajaron. Lugares esparcidos en el territorio, sitios donde reunirse a dejar que los acordes fluyan de manera libre, espacios donde de forma espontánea una nota se va sumando a otra, y esta a otra más, así hasta que composiciones sencillas manan de manera natural, como melodías abiertas que nacen desde el bucólico panorama. AOKI, hayato y haruka nakamura publican su primera obra, una colección de canciones capturadas en el tiempo… Esta reunión entre los dos músicos japoneses contiene instantes de abrumadora sencillez, acordes que se mueven de manera pausada, como si fueran grandes ramas de árboles ondeadas por el viento. Dibujos acústicos que se desplazan con tranquilidad mientras la vida transcurre aceleradamente en el exterior, apuntes de extrema suavidad que transitan por un costado del camino, por la ribera de una pradera florida. Son piezas que permanecen casi en su estado primigenio, una prístina belleza de la cual se puede percibir todas sus formas, su color, piezas que dejan brotar el olor del barniz, que dejan oír el crujir de la madera… Una travesía todavía en curso, este trabajo de los dos artistas japoneses es un maravilloso recorrido por lugares y sensaciones alejadas de la convulsión cotidiana, canciones espontáneas surgidas en horas tardías. Esa es la manera en que transcurren los eventos en “三月十六日”, de esa forma acaecen los sonidos que brotan de “FOLKLORE”, una hermosa obra de cuerdas enlazadas, notas al margen elaboradas artesanalmente a partir de hebras trenzadas de manera natural.


 

LP 02 01

Nº 02 LOREN CONNORS
Airs
RECITAL

El delicado brillo de una cuerda que arroja en las corrientes aéreas una reverberación tenue, el reflejo sublime de notas débiles formando hermosos paisajes acústicos, explosiones ínfimas de ruido que generan ilusiones reales de una belleza pura. Al momento final, luego de que el sonido deja de emitir sus movimientos circulares, todavía queda la sensación de haber asistido a un momento único, irrepetible, una emoción imborrable de haber contemplado, aunque haya sido tan solo por una fracción de tiempo, una materialidad auditiva especialmente majestuosa. Rastros efímeros de armonías que reflectan levemente generando estelas de tintes pálidos, anotaciones breves en las que se deslizan con suavidad las gemas de los dedos sobre el cuerpo instrumental. Al presenciar los acordes que se despliegan sobre la superficie natural se puede apreciar cada detalle de sus trazos orgánicos, marcas que poseen una fuerza verdadera, como si estuviéramos apreciando manchas perfectamente irregulares sobre un lienzo desgastado, líneas de colores decaídos con pequeñas pinceladas de colores puros que dejan una impresión melancólica sobre la tela. Los apuntes resplandecen en el espacio sombrío, las tonalidades emiten un brillo opaco, la luz es capturada en óleo exánime, indicios fugaces de ruido e impresionismo… Más de cinco lustros más tarde aquella maravillosa obra vuelve a ser publicada, por primera vez en vinilo, cera negra que contiene las grabaciones originales mejoradas sin perder su fidelidad primigenia… Antiguas efigies que conservan su poética reflexiva, imágenes presentes de una resonancia que no pierde su valor con el paso de las décadas, con el paso de los siglos, partituras pasajeras que en fracciones de tiempo contienen una pureza única. Loren MazzaCane Connors y su inquebrantable arte, un arte el cual se manifiesta en expresiones reducidas cubiertas de un óxido verde, humedad sobre el metal que le imprime otro brillo diferente, un tono mustio… Loren MazzaCane Connors crea un cúmulo de pequeñas obras que pareciera que fuesen capturadas desde otro lugar misterioso, siendo él el medio para traspasar la energía de un estado a otro, materiales sublimados en alientos fantasmales… La presencia metafísica de Loren Connors se extiende a estas composiciones de lirismo sublimado, anotaciones fugaces que resplandecen con una intensidad decaída. “Airs”, una remembranza melancólica de notas débiles, décimas que emiten un abrumador fulgor opaco.


 

LP 01 03

Nº 01 HARUKA NAKAMURA
音楽のある風景
KITCHEN. LABEL

Luces que se apagan lentamente, iluminación débil que evoca recuerdos olvidados, perdidos en la angustia diaria, sombras que se confunden con las paredes desgastadas, soles tardíos que extienden su brillo anaranjado de manera horizontal sobre el paisaje urbano, meditaciones cotidianas ilustradas con imágenes tenues que se reflejan sutilmente sobre una delgada tela blanca. El color del atardecer, el color del anochecer atravesando lentamente el cristal de las ventanas, disipado mientras las horas decaen hasta volver a cero… El artista japonés conforma un ensemble para acomodar sus sonidos a su exposición en directo, y de la unión de elementos y formas surge este disco, registro en vivo de notas surgidas en horas lánguidas, grabaciones acompañadas que se entienden como un nuevo álbum integrado de estruendos desconocidos pero que suenan familiares e interpretaciones inéditas que parecen nuevas creaciones… Haruka Nakamura y su ensemble van creando una atmósfera que tiende a generar un estado especial, una sensibilidad que aflora de entre los acordes y se transmite por las paredes hasta atrapar con su belleza crepuscular. Líneas de sonido que se mueven con pasividad por la sala, anotaciones leídas por cuerpos que expresan recuerdos con una enorme claridad, ruidos mínimos que impulsan memorias. Apuntes acústicos despedidos con una extrema delicadeza desde una instrumentación dócil… “音楽のある風景” es un álbum en el cual las superficies orgánicas se entrelazan formando capas de luz natural cruzando el espacio, hermosos registros de ruido ligero desplazados pausadamente. El avance de los acordes es todavía más lento y los paréntesis mayores, permitiendo que estos se asienten en el lugar, descansando antes de surgir los movimientos siguientes. Un transitar sigiloso por las curvas del sonido, cruces sosegados de instrumentos dejando caer sus efectos sutilmente en el aire. haruka nakamura y su Piano Ensemble balancean los apuntes sobre delgadas líneas, impulsando finamente cada estruendo que brota desde los mecanismos auditivos, con intervalos amplios que posibilitan oír cada mínimo detalle que de otra forma serían invisibles. Las figuras que aparecían en las grabaciones anteriores ahora son más extensas. Casi ocho segundos de silencio antes que surjan las primeras notas, nítidas notas desde el piano que lentamente, muy despacio, se rodean de los otros intervinientes y sus superficies satinadas. Bellos paisajes de coloraciones apagadas emanan de estos acordes callados… Registrado en tiempo real delante de una audiencia, este trabajo es una impecable muestra de las composiciones del músico japonés, una exhibición de los sonidos que surgen en su mente al contemplar las imágenes exteriores. nakamura, junto a ARAKI Shin, Akira Uchida, Rie Nemoto e isao saito construyen en directo con templanza melodías de un brillo obscurecido, interpretando las partituras con una rítmica pasiva, ampliando sus páginas con vacíos intermedios. “音楽のある風景”, música de atardeceres iluminados por faros diminutos que tiemblan en la distancia, tonalidades tenues sobre el cielo apagado. “音楽のある風景”, hermosas melodías estáticas de matices débiles, sobrecogedoras letanías de ruido frágil e íntima acústica opaca.


hawai.wordpress.com/h-15
+








A %d blogueros les gusta esto: