Hawái.


433. Like Swimming
abril 1, 2016, 12:20 pm
Filed under: Uncategorized

Lars Myrvoll 01

Like Swimming

THE ISLAND BAND
»Like Swimming«
HUBRO. 2015

Una brisa armónica que sopla desde la lejanía del horizonte hasta el borde del continente, fluctuaciones cadenciosas que reflectan en ese borde y se expanden hasta suelos aislados en la vasta inmensidad del mar. Ruido frágil y melodías que emergen con suavidad sobre la superficie cristalizada, formando leves rastros de resonancias tersas. Objetos, sonidos, minerales, cuerdas, metales, elementos que se extienden sobre un gran lienzo con varios tramos sin ocupar, un plano amplio en el cual se despliegan apuntes y retazos de estruendos reservados, anotaciones delineadas con delicadeza en el tejido rústico. Cada fracción es dispuesta de manera discreta, cada mínimo sonido se ubica con prudencia dentro de un espacio en blanco. Notas esparcidas, separadas, parceladas en ese espacio de colores desvaídos, una gradación que desciende hacia matices más nocturnos, tonalidades que decrecen hasta alcanzar valores más obscuros, resplandeciendo con el brillo de la opacidad. La música suena con ese carácter sobrio, y mientras eso sucede la sedosa melodía de las olas se filtran por debajo de la superficie, ondas que el viento impulsa desde un lugar desconocido, casi misterioso. El fragor espumoso del mar se cuela por las atmósferas frías, entre las capas múltiples y disgregadas de un sonido quieto, cruzando las corrientes imaginarias que atraviesan el clima. El mar atraviesa cada instante que se desarrolla en estas cintas tardías. Aún cuando su presencia no sea siempre evidente todavía se puede oír el flujo constante e irregular de sus formas cambiantes, esas burbujas que estallan junto al suelo fragmentado. The Island Band, un proyecto que incluye a una gran cantidad de sonidos, de personas, a pesar que sean solo estacionarios y no se sepa con certeza que deparará el futuro. Sin embargo, a pesar de la personalidad múltiple, es esta una banda que expresa las ideas de una sola de ellas, Lars Myrvoll, músico nacido en Nygårdsjøen, al sur de Bodø, ahora viviendo en Oslo. Myrvoll, además de ser o haber sido parte de Brötthaest/Päny, Hide Unas o Playing And Operating, tiene unos cuantos trabajos solistas: “Lrs Mrvld” (2002), “Live (Ep)” (Melektronikk, 2005) y “Void/Ledge” (Feil Forlag, 2008), obras breves culminadas en “The Island” (Safe As Milk, 2008). Desde ese lugar, aunque ahora con una población notoriamente más amplia, es que nace este álbum de música sutil.

The Island Band, una nueva entidad que presenta una música que es un tanto difícil de describir, variadas maneras que se cruzan y confunden dentro de una apariencia única, varias categorías relacionadas conviviendo en un mismo espacio. Este, el primer álbum de este proyecto de música noruega, muestra sonoridades cercanas pero distintas que parecen atravesar un filtro que equipara las formas. El sonido, los varios sonidos que conviven de manera disgregada, se depuran de un modo extraño, misterioso, como si una sombra cubriera la claridad y borrara las estridencias, lo que sobra, dejando que las notas transiten con un ánimo de serenidad casi imperturbable. The Island Band, un ensamble abierto donde confluyen texturas heterogéneas anexadas por este inqueto artista. “The Island Band es una orquesta dirigida por el músico, compositor y productor Lars Myrvoll. Con el álbum ‘Like Swimming’ ha construido un altamente inusual y emocionalmente cargado flujo de música junto a un impresionante ramillete de versátiles músicos noruegos de bandas como Ultralyd, Splashgirl, MoHa, Kråkesølv, Sheriffs of Nothingness, Møster y Datarock. En otras palabras, una larga lista de los sospechosos habituales de la innovadora comunidad noruega”. Todos conviven en la formación de este álbum, en desarrollar las ideas concebidas por Lars Myrvoll, quien imprime su visión, ampliando las dimensiones que se podían apreciar en su primer trabajo pero conservando ese carácter privado. “El LP debut de Lars Myrvoll ‘The Island’, publicado en el ahora extinto sello Safe as Milk en 2009, obtuvo brillantes críticas, pero no se encuentra disponible por un largo tiempo. El álbum fue el resultado de un proceso de seis años, y el resultado fue descrito como profundamente emocional y original. El formato del nuevo álbum de Myrvoll es sustantivamente más grande de lo que fue su álbum debut. Esta vez, también, el proceso ha sido extendido. Los tracks básicos fueron establecidos en agosto de 2013 y Myrvoll ha invertido considerables recursos e incontables horas de estudio para lograr el resultado que es presentado ahora. Mientras que que su álbum debut fue grabado en su habitación, dando una pátina y velo sonoro casi transparente al recorrer el sonido a través de varias generaciones de cintas y equipos baratos, el nuevo álbum podría ser descrito como una monumentalmente bien producida grabación de alta fidelidad. Música que es atmosférica pero que no ofrece mucho para evaluar es a veces llamada cinemática. La música de este álbum, por otro lado, puntúa alto en todas las cuentas”. Un proceso lento que termina en este trabajo donde se desenvuelven largas distancias en intervalos breves, donde muchos de los sonidos continúan incompletos y los acordes levitan sobre el suelo, mientras el reflejo de los objetos centellea emitiendo un sonido leve. “El álbum posee una atmósfera flotante, onírica, y se mueve entre instrumentales evocadores y detallados y canciones de pop impresionantemente producidas. Algunas de las combinaciones de instrumentos parecen totalmente absurdas en el papel pero suenan completamente naturales cuando salen de los parlantes. Una versión editada para radio de ‘Swimming’, con una aparición estelar de Maria Due, fue lanzada como single el pasado verano, y funciona como un buen ejemplo. ¿Cuán a menudo escuchas un pegajoso y deliciosamente orquestado dúo con voces con auto-tune, un solo de saxo y una tiorba? The Island Band no puede ser encasillada en una categoría o género particular. El proyecto es una isla en sí mismo. La combinación de una energía experimental, talento de producción e impacto emocional que se encuentra acá es inusual. Myrvoll posee un único talento multifacético, y logra capturar el oído del oyente con una melancólica exploración del sonido y canciones pop”. Grabado en diversos lugares, el álbum presentado por The Island Band es uno en el que se pueden oír mucha clase de sonidos  direccionados por Lars Myrvoll, armonías enriquecidas por superficies que le dan un aspecto diferente, más profundo, extendiendo la gama ya antes conocida. “Like Swimming”, doce piezas de una música inhibida, acordes que se extienden en un suelo llano pero irregular con su aliento suave. En esta obra convergen múltiples formas que avanzan con lentitud, textos callados y palabras sueltas, una gran cantidad de resonancias así como lagunas de ruido y el aroma de la geografía septentrional. The Island Band construyen con paciencia las canciones, permitiendo que cada ruido se expanda de acuerdo a su propio ritmo, su propia temperatura. La manera en que Myrvoll ordena los factores hace que no se sobrepase una determinada barrera, que no se acumulen demasiadas líneas en un mismo lugar, canalizando esas superficies hacia una misma sonoridad, posibilitando su incremento paulatino. El fragor de las olas invade el terreno firme, desplazando las pequeñas rocas, envolviendo su estructura con el líquido salino. “The Ocean Is Singing”, acordes estáticos que se alternan con las frías aguas, una inflexión que se equipara con las notas prudentes del piano en “Wake Up Now”. Ya se logra, cuando escasos minutos han pasado, la forma en que las canciones se explayan, cómo las notas se desplazan cautelosas tras un manto de murmullos débiles, instrumentación que sugiere su presencia. “Swimming (Part 1)”, donde la voz de Maria Due y Lars se une con cuerdas, timbres, cadencias, aleación de láminas, todos espaciados en un fondo apagado. La voz ahora se esconde en las depresiones eclipsadas, luego complejas redes de “The Shore/Waves In The Morning”. El caos de “In All We Are Connected” y “*” es solo momentáneo. Luego todo vuelve a la tranquilidad: “To Come”, el folk brillante de “New Morning”, los acantilados de “Waves”. María emerge de nuevo en “Swimming (Part 2)”, misma pieza pero diferente, más detallada. “Dreaming” y “Great Ocean Lookout” despiden este álbum, la última con una mirada optimista, la luz que aparece tras el horizonte, el esplendor solar cubriendo de un calor templado las costas heladas.

“The album has a floating, dreamlike atmosphere… Evocative, detailed instrumentals and imposingly produced pop tunes featuring vocals… An island unto itself”. Cuerdas, fibras, delgadas placas de metal, rítmica sosegada, distintas texturas que se suman a la paleta de sonidos. Lars Myrvoll incorpora una serie de colores, matices que se superponen a las imágenes de las regiones nórdicas de manera tenue. “Like Swimming”, una obra de delicados trazos diseminados en un lienzo blanco, cavidades y espacios vacíos, notas aisladas en la superficie. El nadar, tonos sobre el mar ártico, el rumor de las olas.

+
www.hubromusic.com, www.amination.no

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: