Hawái.


422. Hwal
febrero 1, 2016, 2:00 pm
Filed under: Uncategorized

Hwal

KEDA
»Hwal«
PARENTHÈSES. 2016

El sonido del pasado ancestral y el ruido que surge de la revolución tecnológica. Encuentro de dos mundos. A través de entrelazar diferentes formas de sonido se crea una tercera configuración, cuerdas de fibras orgánicas y superficies procesadas de manera sintética que se cruzan en planos continuos de estruendos descontinuados, acordes naturales extendidos en yacimientos de silicio cristalizado. Siempre ha existido la inquietud de unir dos formas de sonidos diferentes distanciadas por décadas, siglos incluso, buscando la manera de traer al presente un pasado con maneras y costumbres diferentes, opuestas muchas veces, arte fuera de su contexto lógico e inserto dentro de expresiones recientes, una suerte de actualización de sistemas prescritos. No todas las veces el resultado es el mejor, quedando en varias ocasiones en una apropiación irrespetuosa de la historia, un simple ejercicio de marketing con el cual satisfacer determinadas necesidades del mercado. No es, afortunadamente, el caso acá presentado. Dos músicos provenientes de sitios diferentes y de técnicas diferentes reunidos en un proyecto que incorpora una instrumentación arcaica dentro de ordenaciones generadas por medio de circuitos. “KEDA es E’Joung-Ju, música coreana radicada en Francia, maestra del geomungo (instrumento tradicional coreano de madera de seis cuerdas), y Mathias Delplanque, renombrado músico electrónico y compositor nacido en Ouagadougou, Burkina Faso. Desde la formación del dúo en 2010 en el Festival Chantier d’Artistes en Nantes, KEDA ha aparecido en el Musée du Quai Branly en París, en el Lieu Unique y Stereolux en Nantes y en el Odegang By Night Festival en Gent (Bélgica)”. E’Joung-Ju y Delplanque forman este proyecto hace unos varios años, ahora recién con un primer trabajo que exhibe los resultados de esta unión extraña. “E’Joung-Ju, directora artística del Festival Printemps Coréen en Nantes, es una maestra del geomungo, el instrumento tradicional coreano de madera de seis cuerdas, el cual posee una historia de más de 1600 años y cuyo uso es hecho en la música de la corte y popular. Animada por su pasión, E’Joung-Ju busca lograr a través de sus colaboraciones en Corea y otros lugares que la riqueza de su instrumento le permita adaptarse a cualquier género musical, haciendo que los instrumentistas exploren el ámbito de la música del mundo, jazz y electroacústica. Mathias Delplanque es un artista multifacético, compositor de música electrónica, productor, performer, improvisador, diseñador de instalaciones sonoras, crítico de música, compositor para danza y teatro. Dirige el sello Bruit Clair, dedicado a la música electrónica y arte sonoro y ha publicado más de veinte álbumes en varios sellos internacionales como Quatermass/Sub Rosa, Baskaru, Crónica Electrónica y, más recientemente, en Ici d’Ailleurs”. Delplanque, con una historia discográfica más amplia que E’Joung-Ju, se encarga de refinar una serie de grabaciones que este dúo generó de manera conjunta, composiciones de músicas del mundo.

Publicado en febrero de este año por el sello con oficinas en Bruselas, Bélgica, Parenthèses, “Hwal” es un trabajo donde el instrumento de esta artista coreana se compenetra de manera precisa en las formas desarrolladas por Delplanque, acordes que coinciden con su belleza remota en los compases eléctricos. Las estructuras diseñadas por el músico francés son más bien un terreno creado para que se desplacen las figuras creadas por E’Joung-Ju. Las notas que esta delinea suenan puras, nítidas, sin ningún atisbo de artificialidad, nada suena forzado o fingido, las canciones se desenvuelven con soltura, cada elemento situado en su sitio, junto al otro, parte de él. En “Hwal” cada registro es un flujo invariable de una unión auténtica, resaltando las límpidas ondas del geomungo. “Ambos músicos comparten un insasiable deseo de innovación, experimentar y desear la confrontación de sonidos ancestrales del geomungo con texturas, ritmos y tratamientos electrónicos. Más allá del encuentro de dos prácticas instrumentales separadas por siglos, sus creaciones sobresalen como una original forma, extraído del ambient, dub blues, música africana y ruidismo. Hipnótica, cálida, a ratos bailable y meditativa, su música es un imaginario folk, una única e híbrida aventura sonora. ‘Hwal’, cuyo significado es ‘arco’ en coreano, fue enteramente grabado en vivo, luego diseccionado por un año entero por Mathias Delplanque. El resultado de este largo proceso representa el nacimiento de un proyecto con la intención de perdurar; para disfrutarlos tanto en el escenario como en un disco”. Grabado en directo, este trabajo nos muestra como es que se deben de integrar dos culturas diferentes, mezclando distintas sonoridades en la teoría que en la práctica resultan perfectamente acomodables. La música producida por Mathias Delplanque emplea recursos principalmente del dun, insertando un trasfondo de ruido que yace bajo los ritmos constantes. En ese sentido, su acercamiento tiene mucha relación con el trabajo de Moritz von Oswald y Mark Ernestus, esa asimilación de las profundidades de la música electrónica y del ruido que es un reflejo del nuevo escenario en que se desarrolla, la urbe. Delplanque dispone de todo estos ambientes para que E’Joung-Ju se movilice con soltura, armonías pausadas y agitación contenida, trazos de tonalidades ancestrales que navegan dentro de un mar de atmósferas. De la tensa calma de “Dali” se pasa a las sensaciones veladas de “Encore”, cuando el geomungo es simplemente un pulso gravitando junto a los otros sonidos sintéticos. “Eobu Nolae” recién asoma de la rigidez inicial mientras que “Hwal” se asemeja a una ceremonia antigua, perdida. “La Lune de Corée” compagina ambos mundos, las cuerdas rústicas pero delicadas y las texturas ásperas, pieza que tiene su versión sin añadido alguno al final, arcos que generan hermosas armonías pausadas.

“The desire to confront the ancestral sounds of the geomungo to textures, rhythms and electronic treatments”. Una confrontación amistosa, el encuentro registrado en tiempo real de acordes y ritmos subyugantes, formas que cautivan desde su pureza acústica. “Hwal”, obra de tonos dorados oscurecidos, como metal que es cubierto por el paso del tiempo, sonidos creados al unísono por E’Joung-Ju y Mathias Delplanque configurando piezas de acústica y electrónica integrada de una belleza arcaica.

+
www.parenthesesrecords.be, www.mathiasdelplanque.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: