Hawái.


420. Obscured By Beams Of Sorrow
febrero 1, 2016, 12:10 pm
Filed under: Uncategorized

Obscured By Beams Of Sorrow

HAKOBUNE & DIRK SERRIES
»Obscured By Beams Of Sorrow«
WHITE PADDY MOUNTAIN. 2015

El brillo del sol es ensombrecido lentamente mientras la tarde decae y el día se vuelve noche. Detrás de las montañas el color encendido paulatinamente comienza a cambiar, y las líneas de nubes blancas, confundidas con el azul claro del cielo paso a paso se convierten en un fondo de tonos no distinguibles desde la lejanía. El transitar despacio de la claridad sobre los cerros, el avance pausado de la luz sobre el contorno de las elevaciones del suelo es acompañado de una calma infinita, notas que se dispersan en la atmósfera como estelas vaporosas, aire en movimiento quieto que se desplaza en medio de la panorámica abierta. Acordes invisibles levitando en el calor tibio que deja un día de verano, en el interior del territorio rojizo, estructuras de un candor eléctrico que reposan mientras los objetos distantes pierden su figura. Dirk Serries es un artista belga cuyos primeros y más antiguos trabajos se remontan a mediados de la década de los ochenta, en ese entonces con el nombre de Vidna Obmana, con innumerables álbumes publicados de manera individual y así como muchas colaboraciones. En 2005 adoptaría otro nombre, Fear Falls Burning, con otra larga lista de trabajos. Recién en 2008 es que comienza a publicar como Dirk Serries, registros la mayoría por Tonefloat. Resulta un tanto difícil, casi imposible, poder seguir su rastro a lo largo de más de treinta años de historia. Solo queda seleccionar de entre el listado y apreciar las capas sutiles de su música abstracta. Por su parte, Hakobune es un músico japonés de Kasai, en la prefectura de Hyōgo. Su obra es igualmente extensa, con discos para Constellation Tatsu, U-Cover, Install, Hibernate, Cassauna, Somehow, Patient Sounds Intl., Murmur, Dronarivm o taâlem. “Hakobune AKA Takahiro Yorifuji uses layers of guitar to create the sonic landscapes. Yorifuji is from a small town in Hyogo, Japan and currently resides in Tokyo”. De Takahiro Yorifuji ya pudimos escuchar previamente un trabajo suyo, una colaboración con Chihei Hatakeyama, “It Is, It Isn’t” (White Paddy Mountain, 2014) [327]. “Con un título que oculta algo más, Hatakeyama y Yorifuji se entregan a la creación de densas y a la vez suaves atmósferas con una impresionante economía de recursos. Unas pocas herramientas bastan para construir hermosas piezas de música infinita de un enorme calor interno que lleva a que el cuerpo de desintegre en una realidad paralela, que provoca una sensación de pérdida de la mente. Estos sonidos cansan la visión, dejando una audición que consume la escasa fuerza corporal. ‘It Is, It Isn’t’. Es, no es. Un trabajo espontáneo, unas cintas surgidas de forma natural en un período de tiempo asombrosamente exiguo. Tres piezas que se prolongan indefinidamente, extensos rastros de sonido que parecen no acabar. El tiempo se detiene, el tiempo no existe. Una tarde, una mañana, un atardecer que se vuelve una existencia sin término… Chihei Hatakeyama y Takahiro Yorifuji separan lo que es real de lo que no. Ahora entiendo el título, al menos eso es lo que creo. De cualquier forma, la agradable fiebre de sonidos melancólicos de ‘It Is, It Isn’t’ hace que nos perdamos en las cálidas mareas de su acústica brillante hasta caer en su sueño dorado”. Es precisamente la mitad de ese álbum, Chihei Hatakeyama, quien edita este encuentro de trayectos tardíos.

‘Obscured By Beams Of Sorrow’ is the first collaborative recording between Hakobune and Dirk Serries. Minimalistic electric guitar drone sound melody is pulling the listener into imaginary drone world. This record has atmosphere of a deep bamboo forest with no sense of reality, such as wander. And listener will see hallucinogenic visuals, somewhere to see scenery such as the events in the dream and will feel sustained bass drone sound such as the Freudian obsession”. Publicado hacia fines del pasado año, en septiembre de 2015, este álbum es un manto amplio de acordes que desplazándose con parsimonia por el tiempo, extensos desarrollos en los cuales los sonidos se ocultan tras cadenas montañosas, como la luz del día que acaba. “Obscured By Beams Of Sorrow”, armonías pasando junto al horizonte, escondidas en el brillo disminuido. Takahiro Yorifuji y Dirk Serries construyen cuatro pasajes en el que las cuerdas de la guitarra se mezclan con superficies llanas, creando densas extensiones de drones y melodías flexibles. Visto este álbum como un todo se puede apreciar como si solo existiese una sola pieza, un solo acorde, una misma idea que fluctúa durante largos minutos. Desde el primer instante se puede oír cómo este sonido flamea desde un extremo al otro, una partitura circular que se despliega de forma lenta, dejando que el tiempo se consuma segundo a segundo. No obstante, entre cada uno de estos registros existen matices, aunque se extravíen en la masa de aire que respira este trabajo. “The Slow Movement Of Thought”, doce minutos de una gran tranquilidad, despunte de un sistema armónico en el que reposan las ideas. En este, al igual que los otros tres tracks, las notas se dejan caer sobre el cielo, un avance descendente en la gama de colores que persiste en “Harrowing Surface” y el brillo apagado. “Nocturnal Pillars Of Solitude” continúa explorando diferentes lados de un mismo fondo, texturas homogéneas que se disipan en la temperatura cálida y vuelven a emerger entre las esquinas rocosas de la geografía. La tarde ya es menos tarde y el suelo diagonal se une con la obscuridad del espacio interminable. “Obscured” ya es un paisaje sombrío, cuerdas eléctricas que se tuercen hasta generar una hermosa melodía de ondas indecisas, mientras la luz artificial que no alcanza a invadir el tono de la atmósfera. El ruido se apaga y la noche asoma en lo que antes era el horizonte, ahora solo una mancha indefinida.

“Sonidos minimalistas de drones de guitarra llevan al oyente a un mundo imaginario. Este álbum tiene la atmósfera de un profundo bosque de bambú…”. Las capas sutiles de ruido eléctrico envuelven suavemente los rayos de energía natural, y los acordes se evaporan en la superficie opaca. “Obscured By Beams Of Sorrow”, un primer encuentro y un momento único que se prolonga hasta no terminar, mientras la luz vuelve a nacer en medio de los pliegues de los cerros y el suelo árido de los valles.

+
www.whitepaddymountain.tumblr.com, www.hakobunemusic.jp, www.dirkserries.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: