Hawái.


416. Rusland II + Loos + Compendium (Collected Singles And Remixes)
diciembre 1, 2015, 12:00 pm
Filed under: Uncategorized

Rusland II + Loos + Compendium 02

MACHINEFABRIEK
»Rusland II«
CHAMPION VERSION. 2015
»Loos«
2015
CELER & MACHINEFABRIEK
»Compendium (Collected Singles And Remixes)«
IRRATIONAL ARTS. 2015

“I always had the idea that I wanted my music to be as minimal as possible”. Líneas extendidas en un plano infinito, secuencias que forman estructuras de sonido, tecnología aplicada en desarrollos compositivos construidos a partir de delgadas fibras sintéticas. A través de estrechos conductos circula una serie de registros delicados, formas simples que resplandecen de manera leve en el vacío, diferentes expresiones de energía que adoptan la apariencia de armonías quietas y estruendos aislados, un sonido que es en realidad impulsos eléctricos destellando en la inmensidad, resonancias que tiemblan con un resplandor de calor blanco. Rutger Zuydervelt, el artista sonoro que regularmente publica muchas de sus investigaciones en torno a la música y sus varias posibilidades. El músico neerlandés continúa explorando diferentes facetas del ruido, en donde pequeñas fracciones de ecos se esparcen en un territorio inexplorado, superficies llanas e imperfecciones que determinan la mecánica del suelo, perturbaciones que generan una música siempre interesante. Recientemente Zuydervelt ha publicado varios trabajos, muchos en compañía de otros músicos que añaden otros tonos. Algunos de ellos han sido revisados en este espacio hace muy poco. “Doze Ruínas” (Cylinder, 2015), junto a Gonçalo Almeida, “Deining” (2015) y “Halfslaap II Live” (Bastakiya, 2015), ambos en compañía de Anne Bakker [412]: “Energía eléctrica en trayectos subliminales, impulsos de fuerza tenue que generan pequeñas alteraciones dentro de extensiones inmóviles, un tono en traslación constante alrededor de un mismo punto. Campos magnéticos y acústica leve desplazada sobre una superficie lineal de armonías sintéticas, mientras objetos infiltrados producen detonaciones sutiles en la panorámica ambiental… Por medio de la incorporación de otras identidades Machinefabriek desarrolla sus registros, composiciones complejas en las que se integran texturas diversas en unidades auditivas compuestas de varias capas. Rutger Zuydervelt, junto a Gonçalo Almeida y Anne Bakker, elabora obras en las que se despliegan entidades discrepantes, notas orgánicas y fibras análogas. “Doze Ruínas”, “Deining” y “Halfslaap II Live”, diferentes aproximaciones a la acústica y el ruido, diseños tonales y reverberaciones eléctricas”. Es ahora momento de sumergirse en nuevas sonoridades creadas por este diseñador de espectros de ruido.

Dos de los últimos trabajos de Machinefabriek, dos de los que han visto la luz recientemente, corresponden a actuaciones en vivo, ambas con características diferentes de espacio, lugar, comunicación, respuesta. Es normal que varios de los álbumes que el músico neerlandés publica sean registros capturados dentro de una sala compartida con más gente, pues son estos instantes en los cuales puede desarrollar sus ideas y explorar nuevas vías. No son, por tanto, recreaciones de piezas contenidas en álbumes previos sino más bien composiciones inéditas creadas en base a la improvisación y determinados patrones establecidos previamente, una unión variable de distintas formas que se confunden en una atmósfera cubierta. Machinefabriek recupera un par de grabaciones realizadas hace poco más de un año en el este de Europa, ambas con tan solo horas de diferencia y en las que tiende sus distintas máquinas para dar una cierta entidad a sonidos fraccionados, sonidos enfrentados que se reúnen produciendo una fricción de murmullos. “Rusland II”, dos presentaciones en Rusia en septiembre de 2014 y que son ensambladas para crear una imagen completa de lo que fue su viaje por la ex Unión Soviética, comprimidas en piezas que conservan la presencia física de la música y su relación con la realidad. “Mi primera gira en Rusia dio lugar al CDR de 3 pulgadas ‘Rusland’ en 2008. La segunda vez que me presenté en solitario en Moscú y San Petersburgo fue en 2014, y estas grabaciones ahora se pueden encontrar en ‘Rusland II’. La música se compone de dos partes, construidas a partir de grabaciones de los conciertos que realicé. Esto es en DI Telegraph en Moscú, en el festival SA))m0st’10 el 22 de septiembre, y al día siguiente en el festival Fulldozer en DaDa, San Petersburgo. Aunque está editado y reconstruido, se mantiene bastante fiel a lo que sonaba en los conciertos (incluyendo la charla). Traté de mantener / capturar la energía que experimenté en estos lugares, y también en Rusia en general”. Publicado en dos formatos, CD de tres pulgadas por el propio músico, por mucho tiempo su tamaño preferido, y en una edición limitada en un dubplate de 10 pulgadas por Champion Version, con una calidad superior a un lathe-cut, esta obra breve muestra muchas de las marcas de identidad de Machinefabriek. Señales generadas desde un motor que crean armonías insinuadas, estruendos leves sobre líneas friccionadas, espacios incompletos y y el choque de cuerpos en movimiento quieto. “Rusland II”, solo dos piezas en las que se articulan partes de ambas apariciones en escenarios rusos, como otros archivos, para configurar un puzzle de formas y ruidos. “Rusland II-A” presenta diferentes sistemas de audio, melodías espectrales y cuerpos que colisionan, segmentos industriales y micro sonidos. “Rusland II-B” es menos conflictiva que la anterior por momentos, pero igualmente cae en un magma de distorsión y notas discordantes, hasta descender en una planicie de belleza sintética, acordes monótonos que reflectan con su brillo tembloroso. “I tried to preserve/capture the energy I experienced in these venues but also in Russia in general”. Manifestando diferentes perspectivas, “Rusland II” es un retrato movedizo en un lugar abierto de las muchas superficies y dimensiones que Zuydervelt puede desarrollar en directo, una extensión de sus investigaciones en un espacio cerrado a través de un ruido crítico.

En un recinto y un contexto diferente y en un período de tiempo muy próximo, el otro registro en directo encapsulado en otro trabajo, este otro álbum muestra otras formas, más sutiles pero igualmente expresivas en su quietud. “Loos” es una obra de casi media hora que expone otra faceta desarrollada por Machinefabriek cuando efectúa sus presentaciones, una composición en tiempo real en la que se despliegan delgados segmentos de luz entre cavidades obscuras. Rutger Zuydervelt despliega varios instrumentos/objetos para concebir una pieza constituida de destellos momentáneos, ondas en las sombras que transportan un sonido inasequible, frecuencias inaprensibles. “Actuación en directo, registrada el 11 de diciembre de 2014 en Studio Loos, La Haya. Presentarme en el Studio Loos es siempre un placer. Los organizadores son maravillosos, su soundsystem es de primera clase y siempre hay una gran multitud que es de mente abierta y tranquila como los ratones. ¡Qué diferencia con mis conciertos en Rusia, unos pocos meses antes! En Moscú y San Petersburgo se sentía como si estuviera luchando contra el parloteo de la audiencia, causando que los conciertos sean en voz alta y crudos. La energía de la habitación claramente reverberó fuera del sistema de altavoces. Con la misma configuración, pero con una atmósfera casi sagrada, en comparación, la presentación en Studio Loos fue mucho más concentrada, dejando espacio para partes muy tranquilas y gestos sutiles. Siempre he tenido la idea de que quería que mi música fuera lo más mínima posible, sin perder el entusiasmo y la energía. En ese sentido, y perdón por mi complacencia, esta performace fue una de mis mejores. El audio en el CD es una mezcla del sonido que viene de mi mesa de mezclas y una grabación en la habitación. Nota: esta grabación es muy dinámica, con partes muy suaves y ultra-bajas. Se recomienda una reproducción en un buen sistema sonoro o con auriculares decentes”. Veintisiete minutos y veinte segundos, un trayecto dilatado en el cual se extienden partículas microscópicas en el espacio, hermosos puntos de sonido resplandeciente en el aire. “Loos” son largas pausas interrumpidas por explosiones leves, pequeñas alteraciones dentro de una panorámica detenida. Rutger coloca objetos sobre un escenario en blanco los que producen un sonido sin una fisonomía clara más que reflejos de energía. Durante todo el transcurso el silencio es el elemento principal sobre el cual se sostienen los demás componentes. No obstante, no es un silencio que no es absoluto. En realidad es otra forma de sonido, una materia estática que permanece en un plano presente, próxima a cero. Quizás las armonías que atraviesan “Loos” no sean más que grados más elevados en la gráfica audible, por momentos inquietantes. Como un cuadro de arte minimalista, Rutger Zuydervelt esparce fragmentos microscópicos sobre una lienzo blanco, marcas de ruido nítido expuestas de manera aleatoria sobre una pared de acústica transparente.

El año 2012, en marzo, Will Long y Rutger Zuydervelt realizarían una gira conjunta por algunas ciudades de Bélgica y los Países Bajos, lugares en los cuales reunirían sus diferentes sistemas para realizar presentaciones conjuntas, instantes en los que se enfrentaron diferentes maneras de afrontar el sonido. Por un lado, los flujos eléctricos de Rutger y, por el otro, las superficies ambientales y evanescentes de Will. Como resultado se generó un maravilloso ruido de fondo, texturas abruptas y armonías de seda que se deslizan en el cielo. Esa gira fue la causa de la publicación de una serie de singles esparcidos durante esos meses, una manera de extender sus excursiones por las tierras europeas y también para poder desarrollar conjuntamente un mismo sonido. Primer fue “Maastunnel / Mt. Mitake” (2012) [188], luego “Numa / Penarie” (2012) y finalmente “Hei / Sou” (2012) [208]. “Cuando uno piensa que ya nada lo sorprende llegan de improviso cosas así. Con un comienzo tibio, “Numa” parte sigilosamente cuando comienzan a aparecer varios cambios dentro de la misma, como queriendo encerrar todo el universo en tan solo un fragmento de tiempo, en solo trescientos veinte segundos. Hay partes ásperas, otras de electrónica espacial, otras que parecen manipular al sonido con las propias manos, hasta alcanzar el éxtasis sin despegarse del suelo… Cuatro piezas en no más de veinte minutos que hacen desear una nueva gira conjunta que de lugar a nuevos extractos de eternidad como estas lo son, más si vienen acompañadas por este tipo de diseño, el mismo presente en el primero de la trilogía, esos collages hechos con esas maravillosas postales japonesas, luego trazadas por Rutger”. La conclusión última sería “Greetings From Celer & Machinefabriek” (2012), reunión de todos sus registros en directo en más de tres horas. Hoy, los tres singles en los cuales ambos músicos creaban esos panoramas son recopilados en un CD por Irrational Arts, más cuatro añadidos. Escuchar de nuevo esas seis piezas iniciales es una brisa fresca, armonías espectrales surcando un cielo abierto, notas que se pierden en la inmensidad comprimida en tan solo minutos, segundos. Celer y Machinefabriek deslizan resonancias débiles contaminadas por destellos ínfimos, trozos desperdigados en extensiones pausadas de sonoridades expansivas. Al terminar “Sou”, lo que era el último suspiro, surge una nueva composición. “In/Out”, otro soplo efímero, notas que se desvanecen y una tersa melodía, voces distantes extraviadas en la obscuridad. “In/Out”, un ruido líquido que se traslada sobre una superficie escarpada, anotaciones breves en un bucle infinito, bajo una atmósfera de electricidad tenue. Tres de los rastros antes publicados son reelaborados en esta colección. SYLVAIN CHAUVEAU cubre “Sou” de un manto que difumina los bordes, ocultando los sonidos de cristal en un nube de sonido uniforme, formas sintéticas sobre el panorama original. NICOLAS BERNIER, por el contrario, despoja del murmullo inicial “Mt. Mitake”, reduciendo su estruendo a líneas puras y límpidas, para pronto ser consumidas por una distorsión leve que invade las estructuras inorgánicas. Finalmente “Deux Filles”, nueva remodelación de “Numa” por STEPHAN MATHIEU, partículas de polución deshechas en una materia plateada, estructuras ambientales diluidas en una materia gris. El artista alemán convierte la grabación en una unidad de ruido en disolución, generando una substancia mineral que tiembla eternamente en la obscuridad. “Compendium (Collected Singles And Remixes)” es una fascinante constelación de estrellas diminutas nadando en la vastedad, composiciones fugaces en que Will Long y Rutger Zuydervelt dispersan fragmentos sintéticos en las corrientes de cuerpos celestes. Junto a “Loos” y “Rusland II”, estas piezas exponen diferentes estructuras acústicas, donde Machinefabriek, en soledad o junto a Celer, tiende líneas que se anexan para configurar sistemas audibles complejos, sistemas que evolucionan de manera espontánea dentro de sí mismos.

www.championversion.com, www.irrational-arts.co.uk, www.machinefabriek.nu, www.celer.jp

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: