Hawái.


414. For
noviembre 1, 2015, 2:10 pm
Filed under: Uncategorized

For

AKIRA KOSEMURA, MEGUMI SHINOZAKI & KIMIHIKO NITTA
»For«
SCHOLE. 2015

“She is collecting flowers”. Hojas lánguidas mecidas por el viento, soplos delicados que desplazan lentamente las delgadas láminas verdes, desde un extremo a otro de su tallo vertical. Un panorama repleto de frutos que brotan con su resplandor único y tonalidades orgánicas que crecen conforme avanzan los rayos solares sobre la superficie irregular, una vista amplia con miles de detalles irrepetibles y millones de formas extraordinarias. Un cúmulo de universos diminutos se despliegan constantemente, a cada instante, microcosmos florecientes de tonos y texturas tersas, estructuras vegetales que cambian y se renuevan en cada momento, dejando rastros vaporosos en la memoria, retratos poéticos de la naturaleza viva. En ese mismo escenario surgen otros tonos, ideas similares que transmiten una misma sensación, paisajes cubiertos de hojas y notas tenues, tan frágiles como pétalos. Armonías que transitan con la velocidad de un viento calmo, acordes de un ruido sutil formando anotaciones fugaces en medio de la atmósfera leve. Una métrica pausada sostiene al decorado acústico, cuerdas atravesando los arbustos junto al murmullo exterior, reflejos de luz envuelven las melodías iluminando una música surgida desde la superficie recubierta de hierba en su esplendor último. Akira Kosemura, músico y productor radicado en Tokio, con una serie de trabajos publicados a través de su propia plataforma, Schole, así como en el sello australiano Someone Good. Trabajos donde construye piezas breves, normalmente junto al piano, al que se añaden otras formas y objetos. Recién este año publicó “Trio” (Schole, 2015), grabación en vivo de antiguas y nuevas composiciones re-arregladas e interpretadas junto a Mika Shirasawa y Maiko Sato, y antes “Embers” (Schole, 2014), música para una película de Junpei Matsumoto. No obstante, lo más reciente del artista japonés fue “Tiny Musical” (Schole, 2015) [397], nueva impresión de su tercer trabajo, una recapitulación necesaria de los sonidos presentes también en su obra reciente. “Luego de varios años en los que ha diversificado sus creaciones a través de distintos medios, tanto en sus recopilaciones propias como dentro de otros conceptos, es necesario volver la mirada hacia esa sexta publicación dentro del catálogo de Schole, publicación que es ahora objeto de una nueva impresión, con un nuevo sonido mejorado, una recapitulación necesaria para entender el desarrollo tanto de este artista como del lugar que cobijó y sigue cobijando sus sonidos. “Tiny Musical”, un compendio de canciones desarrolladas alrededor de simples motivos, hermosos acordes por los cuales se filtran diferentes sonidos que se posan sobre sus estructuras de manera sobria… La música creada por Kosemura se basa en el hecho de dejar que las notas se desplacen por las hojas de las partituras de la manera más natural posible, unos luminosos esquemas que recorren los textos pacíficamente, inhalando, exhalando, permitiendo que el tiempo transcurra y entre el oxígeno necesario para se limpien de cualquier impureza. Los otros objetos superpuestos sólo permiten que los detalles simples que ya existen afloren a la vista y al resto de los sentidos. Las melodías aparecen como por debajo de un río tranquilo, como esos vestigios venidos de corrientes superiores y que se arrastran lentamente por el torrente fluvial, apareciendo cuando las aguas tienden a estancarse en el terreno más plano. Pese ha haber pasado ya más de ocho años desde que se dejaron sentir estas emociones musicalizadas, el valor permanece inalterado, y sus ecos se pueden percibir con la misma intensidad que antes”. Un paso atrás para enfrentar el futuro a través de un registro momentáneo.

“Ella está recogiendo flores. En el principio no había nada. Una nueva dicha, una nueva esperanza, un nuevo futuro. Luces diminutas empiezan a aparecer. Ella está recogiendo flores. Un prado verde fresco, la luz del sol filtrada a través del follaje por el río. Luces diminutas que florecen en todo el mundo. Poniendo colores gradualmente. Poco a poco, para estar ser satisfechos. Para ti, para mí. Ella está recogiendo flores”. Ahora que la temporada llega a su término, Akira Kosemura regresa con un obra que no es solo sonido sino que integra además otras artes, un objeto dónde se incorporan ruido, imágenes y diseños florales, todo en un álbum exiguo en el que explora las formas que desde hace unos años viene desarrollando. “SCHOLE presents a collaborative work by Akira Kosemura (composer), Megumi Shinozaki (flower artist), and Kimihiko Nitta (photographer)”. Única información, detalles que indican solamente quienes intervienen en este trabajo, un registro de pequeñas piezas de electrónica pastoral. “For” es un CD, más un DVD y libro de fotografías, un lugar donde convergen diferentes artes que presentan una misma familia estética. La artista floral Megumi Shinozaki despliega sus creaciones y arreglos por medio de hojas naturales, mientras que Kimihiko Nitta captura esas obras desde un ángulo melancólico, expuestas en papel y planas, además de registrar imágenes en movimiento de la naturaleza y la ciudad, utilizando las canciones compuestas por Kosemura. Nueve episodios en los cuales emergen armonías diminutas desarrolladas en escasos minutos, destellos fugaces de estruendos sutiles, explosiones auditivas contenidas en un espacio de tiempo reducido. En “For” conviven una serie de colores que ilustran los arreglos orgánicos: piano, piano de juguete, teclado, programación, violín, viola, cello, batería, vibráfono y marimba, herramientas interpretadas por Kosemura y otros seis músicos. Cada una de estas composiciones es un instante en el cual extraviarse, donde el tiempo se prolonga y el espacio se cubre de guirnaldas eléctricas y murmullos que se repiten encima de estas estructuras. Música clásica y figuras sintéticas se entrelazan en una obra extremadamente delicada, líneas nítidas desplazándose a lo largo del panorama rural, a través de las visuales urbanas, parajes envueltos en el decorado verde. La fauna también se filtra por los surcos de estos registros, el zumbido de la vida animal, el canto de los insectos que habitan entre las plantas y el terreno húmedo. “Purple” recoge las resonancias espontáneas de una mañana soleada, el despertar luminoso entre sencillos acorde de piano, apenas ochenta y un segundos que se evaporan en el soplo del día. “New World” inserta las superficies artificiales en las formas expresadas manualmente, cuerdas cruzando el campo amplio, de igual manera que “Waves Of Light”. “Gene”, cadencias serenas en el trayecto asfaltado, un caminar lento de la mano de un ramo aún con vida. La movilidad antecede a la calma inacabable de “For”, suspiros prolongados de tonos débiles, el respirar pausado de una armonía cautelosa. “Upstairs” y “Fallen”, ideas vagas exteriorizadas como sonidos que se desvanecen, impulsos que vienen y vuelve a desaparecer entre el follaje. “Her” retorna a la simpleza del piano y su belleza inherente. “Then” es poco más de un minuto de centelleos mirando al horizonte, el reflejo de la luz en la superficie de las flores. El DVD muestra las fotografías en movimiento capturadas por Kimihiko Nitta, con dirección artística y las flores de Megumi Shinozaki, retratando el sonido bucólico de Kosemura por medio de imágenes de múltiples tonos, luz y su refracción al atravesar las notas y el espacio ligero. La modelo Shin Lee sigue un trayecto indescifrable por el campo mientras sostiene un ramo, huele su aroma, la lluvia se posa sobre sus extensiones despojadas y el sol reflecta en el lente, irradiando los árboles amarillos. Las hermosas imágenes registradas por Kimihiko Nitta y los bellos adornos de Megumi Shinozaki se avienen perfectamente a los sonidos del artista japonés, notas que se pierden en el violeta que se balancea por el viento y en el verde difuso del paisaje.

“She is collecting flowers. In the beginning there was nothing. A new bliss, a new hope, a new future. Tiny lights begin to appear. She is collecting flowers. A fresh green meadow, a sunlight filtering through foliage by the river. Tiny lights blooming across the world. Putting colors gradually. Little by little, to become satisfied. For you, for me. She is collecting flowers”. Plantas y acordes que surgen de manera espontánea por las praderas, notas y hierba que crecen conforme avanzan las estaciones, hojas que decoran los campos extendidos. Akira Kosemura, Megumi Shinozaki & Kimihiko Nitta despliegan sus oficios en un hábitat comprimido, una exhibición temporal y a la vez imperecedera de arte minúsculo. “For”, la vegetación y el ruido acústico en imágenes y partituras que eclosionan en el resplandor de los días.

www.schole-inc.com, www.akirakosemura.com, www.edenworks.jp, www.pis.cc/nitta

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: