Hawái.


407. Doppelstern
octubre 1, 2015, 2:00 pm
Filed under: Uncategorized

Doppelstern

BARBARA MORGENSTERN
»Doppelstern«
MONIKA ENTERPRISE. 2015

“Yes, double stars do exist. They are a reality. They appear in the firmament – sometimes as an optical and sometimes as a physical phenomenon”. Líneas melódicas que se mueven con energía por los conductos de la ligera atmósfera, cuerpos físicos en traslación constante alrededor del oído, como planetas que reflejan los colores de un astro luminoso. Las notas viajan desde un punto a otro del espacio, vaivenes acústicos en permanente actividad, resplandor intermitente e incesante de sonidos que dibujan esquemas de ruido amable en el aire. Eventos sonoros donde ocurren múltiples quiebres ínfimos, estruendos heterogéneos que conforman paisajes digitales ricos en detalles y trozos multicolores. Y todos estos eventos ocurren en solo unos cuantos minutos, fracciones de tiempo que parecen nada, cabinas fugaces que encierran instantes de armonías sintéticas y de delicadas y complejas texturas. La música de la alemana Barbara Morgenstern se viene desarrollando desde hace casi dos décadas, una progresión persistente de canciones y estructuras armónicas donde convergen tramas orgánicas y, en mayor medida, materias creadas al interior de circuitos eléctricos, redes de notas recorriendo cables y generando ritmos y ruidos entre las fisuras de estas confirmaciones. Uno de sus últimos trabajos, el que antecede a este álbum, “Sweet Silence” (Monika Enterprise, 2012) [205], fue publicado hace ya tres años, más algunas recopilaciones de nuevas versiones del mismo. ‘Sweet Silence’ es otra muestra de las dulces composiciones de Barbara, jugando y divirtiéndose con la electrónica y el pop. Este disco, el primero íntegramente en inglés exhibe nuevamente su delicada voz, en cierto sentido, un sentido positivo, fría como lo es el pop alemán… La música, por su lado conserva una frescura que no escuchaba hace un buen rato ya. Alegre, dinámica, deportiva, un montón de sonidos saliendo al patio de recreo. ‘Sweet Silence’ es un trabajo de buen ánimo, en el que los componentes están ordenados de manera tal que en ningún momento se puede escapar de él: sea un detalle por acá, la voz entrando por el costado, un ritmo rebotando allá por el fondo, un espacio que se abre repentinamente. Activo y vigoroso, con nervio y juventud… ‘Sweet Silence’ es un agrado de escuchar, uno de esos que hacen que los días sean más llevaderos, una pila de sonidos ataviados de una manera en que uno se siente mejor después de haberlos oído. El dulce silencio revelado de la voz de Barbara Morgenstern es también un motivo más para amarla”. Ese silencio musicalizado de una preciosa manera tiene una perfecta continuación en este reciente recopilación de canciones compartidas.

Publicado, como casi todos sus trabajos, por Monika Enterprise, estas nuevas composiciones presentan piezas en las que se despliegan las formas sintetizadas dentro de un contexto pop, sincronías electrónicas entre palabras deslizadas con una tersa frialdad. “Doppelstern”, obra donde Barbara Morgenstern reúne a una serie de colaboradores que la acompañan en cada uno de sus episodios, creaciones colectivas que, pese a variar de factores en cada momento particular, mantienen una integridad auditiva desde el segundo uno hasta el final. “Doppelstern”, estrellas dobles girando alrededor de un centro gravitatorio de ruido. “Una estrella doble real: la unión de dos estrellas que son formadas juntas en un sistema gracias a las leyes de atracción”, señalaba William Herschel en 1802. Cuerpos proyectando esquemas en sus cabezas, exteriorizando creaciones en forma conjunta. “Sí, las estrellas binarias existen. Ellas son una realidad. Aparecen en el firmamento, a veces como un fenómeno óptico y a veces como un fenómeno físico. Dos cuerpos celestes que trabajan en relación el uno con el otro, dando vueltas alrededor del otro, que responden el uno al otro. Ambas en un delicado equilibrio. En la lengua alemana este raro suceso astronómico se llama un ‘Doppelstern’. Sin embargo, las estrellas binarias que ocurren aquí no han caído del cielo, aunque a veces suenan como tal. Barbara Morgenstern, la gran compositora, letrista, músico y directora de coro de Berlín, las ha concebido, formado y dejado que lluevan sobre nosotros como una lluvia de meteoritos”. Once piezas de música donde afloran las formas edificadas por Morgenstern junto a diferentes músicos de muchos lugares, pequeñas joyas de cristal construidas desde trozos, armadas uniendo un ritmo sobre otro. “Tres años después de su anterior álbum en idioma inglés ‘Sweet Silence’, Barbara Morgenstern está en posesión de una maravillosa nueva metáfora para un nuevo principio creativo brillante. La idea era en realidad una pista de Justus Köhncke, con quien también forma una estrella binaria. El concepto se ha traducido en un gran nuevo álbum. En diversos estudios y diferentes constelaciones, en todos los continentes y en los barrios, un verdadero sistema solar ha llegado a existir. ¡Escuchémoslo! Reluce. Increíble. Tantas facetas. Cada pieza es única debido a su doble constelación de estrellas. Llamemoslas por su nombre: T.Raumschmiere, Hauschka, Gudrun Gut, Justus Köhncke, Corey Dargel, Lucrecia Dalt, Julia Kent, Coppé, Tonia Reeh, Richard Davis, Jacaszek. Y cada pieza está conectada a la otra a través de Barbara Morgenstern y sus canciones. También las llamaremos por su nombre: Was du nicht siehst. Meins sollte meins sein. Too much. Übermorgen. No One Nowhere Cares. Gleich ist gleicher als gleich. Facades. Aglow. Schieß den Bock. Lost in a fiction. Den kommenden Morgen. Los títulos de las canciones de Barbara Morgenstern son ya poesía cuando simplemente se colocan en línea uno junto al otro. Y como las letras completadas en colaboración con las estrellas mencionadas a veces brillan más que una supernova, y otras veces tan delicadamente como una luciérnaga. Entre la artesanía de canciones y el krautrock, escucha electrónica y pop bailable, toda una galaxia brillante de sonidos y canciones se despliega delante de nosotros. Eso es ‘Doppelstern’ de Barbara Morgenstern. No te pierdas este fenómeno celeste bajo ninguna circunstancia”. Producido por Morgenstern junto a sus compañeros eventuales, más la ayuda adicional de T.Raumschmiere, “Doppelstern” es un álbum de exquisitas piezas de electrónica pop, notas sencillas adornadas de elementos que colisionan en una explosión de hermosas armonías. Con un excelente diseño de Ian Anderson (The Designers Republic) y fotografía de Mara Von Kummer, este disco recopila estas apreciaciones sobre la música y sus múltiples variables, una obra donde las ideas desarrolladas por Morgenstern son intervenidas por una serie de voces ajenas que son encausadas hacia un mismo afluente. De manera inmediata, desde el primer momento, aparecen los recubrimientos sintéticos. “Was Du Nicht Siehst”, junto a T.Raumschmiere, ritmos inquietos y brumas eléctricas, armonías que se disuelven como el vapor entre las palabras pronunciadas elegantemente por Barbara. “Meins Sollte Meins Sein”, otra vez con el fascinante misterio de la lengua alemana, textos entre tramas acústicas y el piano de Hauschka. “Too Much” incorpora a Gudrun Gut, un juego de voces e idiomas en una obscura pieza, mientras que “Übermorgen” recupera el vigor de la mano de Robert Lippok y Justus Köhncke, dinamismo que reduce su velocidad con “No One Nowhere Cares”, balada electrónica con Corey Dargel como contrapunto dramático. El minimalismo extraño de Lucrecia Dalt acompaña los objetos sonoros que caen dentro de la caja de resonancias de “Gleich Ist Gleicher Als Gleich”, seguido del clasicismo en medio de golpes y pulsos orgánicos de “Facades”, al lado de Julia Kent más T.Raumschmiere. “Aglow”, junto a Coppé, regresa a los tonos más agitados, aunque más tranquilos que antes. “Schiess Den Bock”, más Tonia Reeh, y “Lost In A Fiction”, más Richard Davis, marcan un descenso recostado, con notas que crecen dentro de su carácter nocturno, con destellos en mitad de los acordes pausados. “Den Kommenden Morgen”, escoltada por Jacaszek, es ruido experimental, música coral y fragmentos acústicos intercalados, una pequeña sinfonía comprimida en cinco minutos, una impresionante muestra de sonidos que se entrelazan entre grietas, estruendos y silencios.

Sonidos girando bajo fuerza de atracción, elementos que se enfrentan en una serie de grabaciones donde cada fracción contribuye a formar cada una de estas piezas frágiles de armonías complejas. Este álbum es una constelación de figuras sonoras que orbitan alrededor del sol que en esta metáfora es Barbara Morgenstern, un cuerpo celeste brillante que ordena los objetos en su elipsis gravitatoria. “Doppelstern”, un resplandeciente colección de brillantes perlas de pop y electrónica binaria.

www.monika-enterprise.de, www.barbaramorgenstern.de

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: