Hawái.


405. Umarete Wa Mita Keredo
octubre 1, 2015, 12:10 pm
Filed under: Uncategorized

Umarete Wa Mita Keredo

0
»Umarete Wa Mita Keredo«
FLAU. 2015

Sobre una pantalla de tela desgastada suceden cuadros en movimiento y desplazamientos silenciosos, escenas en un hermoso gris oscuro y blanco resplandeciente que retratan una historia que tiene lugar en los suburbios de Tokio. Detrás de esa pantalla, más bien a un costado, comienzan a surgir de manera sigilosa acordes delicados, formas sencillas que decoran con sobriedad las palabras acalladas, diálogos aplacados por el vacío que es el único sonido para el teatro representado tan sólo con imágenes que es el cine mudo. Mientras las visuales envejecidas continúan transfiriendo actos el ruido sutil forma tersas melodías orgánicas, sonidos que emergen desde las hendiduras que quedan entre la madera añejada, soplos cálidos que transmiten una sensación quieta. Cada espacio callado es cubierto por notas gráciles que se acomodan a las palabras intuidas, tonalidades débiles que desarrollan una historia donde pequeños murmullos son los actores en una escenografía de melodías delicadas, timbres y estruendos aislados. 0. Cero. Ensamble de cuerdas, metales, astillas, alientos leves y cadencias reposadas, estructura donde se desarrollan composiciones propias y se establecen nuevas lecturas para creaciones anteriores, un lugar donde concurren un grupo de músicos para una aproximación particular la música moderna. “0 es un colectivo de músicos franceses que comenzó en 2004. Los miembros principales están actualmente radicados en Bayonne (Francia) y Bruselas (Bélgica). Ellos interpretan sus propias composiciones así como piezas de otros compositores”. El núcleo esencial es Sylvain Chauveau, Stéphane Garin y Joël Merah. Unos cuantos trabajos suyos han sido editados, muchos por ellos mismos, como también por otras plataformas, tal es el caso de “Music Of Wheel” (Creative Sources, 2007). En este último apartado se encuentra su anterior obra, “Soñando” (flau, 2013) [272], álbum publicado por el sello japonés. “El ruido acústico florece con las hojas del patio aún lleno de verde y musgo adherido con fuerza a la tierra y el concreto, sobre el suelo horizontal o las paredes verticales. Su color se pierde lentamente y, en su relevo, aparecen otros tonos y otras vidas pasajeras que siguen adornando los espacios contaminados. Y, con ello, también surgen nuevos sonidos que florecen de forma espontánea, sonidos naturales que dan vida al ruido acústico ampliado por si mismo… ‘Soñando’ es el título de estos fragmentos orgánicos recogidos, así, en castellano. Una hermosa palabra. También podría haber sido ‘Sonhando’, en portugués, y habría sido un título igual de hermoso, igual de apropiado. Siete piezas que no exceden la media hora, construidas sobre una estructura eminentemente acústica, tanto que cada instrumento se basa en si mismo pata reproducir los tonos que en él se generan… Dentro de la constante movilidad de 0, Chauveau, Garin y Merah nos han entregado una reconfortante colección de agradables piezas que se sobreponen al rumor exterior, aminorando el copioso desplazamiento de sonidos con el brotar de notas frágiles, permitiendo que florezca el ruido acústico de tonalidades orgánicas”. Luego de un par de años es posible oír más de ese sonido ligero de 0.

Publicado en septiembre de este año, el nuevo trabajo de 0 es un ejercicio dónde se presentan los sonidos como acompañamiento a imágenes dentro de una sala, la musicalización de una antigua película en que se crean nuevas sonoridades para ilustrar un cine extinto. “Umarete Wa Mita Keredo”, creaciones a partir contemplar figuras desarrolladas hace más de ochenta años, en donde se crea una música inédita, inexistente en aquella época. 0 forman un entramado acústico en el cual se extienden unos pocos recursos y unas cuantas notas, resonancias sencillas donde cada punto ocupa su propio espacio, en medio de los lugares sin ser ocupados. Sylvain Chauveau construye una serie de obras breves en las que pequeños apuntes se inclinan de manera reposada en el suelo, superficies delicadas que emiten un sonido exquisito hilvanado con extremo cuidado. “大人の見る絵本 生れてはみたけれど Otona no miru ehon – Umarete wa mita keredo”, película del cineasta japonés Yasujiro Ozu (1903–1963), fue el punto de a partir del cual nace este trabajo. “La música en este álbum de 0 fue compuesta en 2013 para ser interpretada sobre una película muda de Ozu Yasujiro y presentada en el cine l’Atalante en Bayonne, Francia. Fue escrita por Sylvain Chauveau para los cuatro miembros estables y para cuatro instrumentos acústicos: dos guitarras, una flauta y un vibráfono. Los miembros de 0 que interpretan esta música son: Stéphane Garin: percusión; Jùlia Gàllego: flautas; Joël Merah: guitarra acústica, y Sylvain Chauveau: guitarra acústica. La música original es de noventa minutos de duración, la duración del film, pero especialmente para el formato de este álbum la banda ha decidido grabar una versión más corta, una selección de registros. A pesar que el film ocurre en Japón, Sylvain ha decidido mantener un poco de inspiración de la música japonesa, principalmente música tradicional para shakuhachi, koto y shamisen. El resto de la inspiración viene más de la música americana (Morton Feldman, Town And Country), e intenta permanecer lo más cerca posible de la estética acústica de 0 cómo en el álbum ‘Soñando’, anteriormente publicado por flau”. El músico francés concibe un conjunto de canciones para ser presentadas mientras se exhibía el film. Esta es su versión comprimida. Catorce piezas de folklore minimalista desarrollado por un colectivo que expone cada trazo con una delicadeza infinita, registros naturales en los cuales se ubican los sonidos de manera espontánea. “Umarete Wa Mita Keredo”, al igual que “Soñando”, muestra ecos leves en que la instrumentación real se despliega de manera auténtica, instantes que suceden y fluyen con una tranquilidad que absorben la mente hacia su centro rústico. Chauveau, junto a Garin, Gàllego y Merah dejan caer los apuntes de manera pausada, una traslación pacífica de ruidos maravillosos. Desde “Jùhachi” hasta “Nijù”, hebras entrelazadas de manera sobria, silencios que permiten que los objetos inhalen y exhalen su respiración acústica, el fragor externo inserto en los clavijeros, brisas ligeras circulando por la madera fina, estruendos minúsculos expulsados de las láminas de metal. Existen varios momentos a destacar (“Jùhachi”, “Nijùkyù”, “Roku”, “Nijùichi”, “Jùshichi”, “Nijùshichi”), sin embargo, cada uno de ellos es único y a la vez el mismo, formas similares tendidas en las imágenes y movimientos mudos, una expresividad desliada en suaves composiciones discretas.

La estética de este ensamble contemporáneo es desplegada impecablemente en esta obra, una muestra de las texturas gráciles dónde se percibe cada pequeño sonido que se encierra en su caja de resonancia. Partituras elaboradas por Sylvain Chauveau, exhibidas junto a Stéphane Garin, Jùlia Gàllego y Joël Merah en “Umarete Wa Mita Keredo”, delicados sonidos homogéneos que se trasladan de manera pacífica, anotaciones acústicas sobre imágenes silentes, música de cámara moderna construida a partir de un sobrio fragor minúsculo.

www.flau.jp, www.0sound.tumblr.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: