Hawái.


398. Inscriptions
septiembre 1, 2015, 12:00 pm
Filed under: Uncategorized

Inscriptions

WIL BOLTON
»Inscriptions«
DRONARIVM. 2015

“The quiet, everyday sounds of streets, parks, a lake and a town square”. Sonidos cotidianos que transcurren de manera espontánea por las horas del día, notas que avanzan con la lentitud de la rotación planetaria, dejando huellas que se borran lentamente, mientras el sol ilumina los suelos asfaltados y las paredes borradas por el impacto constante de sus rayos de energía. A medida que la jornada marcha desde temprano, al despertar, hasta muy tarde, al anochecer, los sonidos que emergen de la ciudad van conformando una música natural, ecos de la vida urbana y reminiscencias lejanas de los parajes silvestres, formas entrelazadas que configuran el ruido que nos rodea en cada instante de nuestra existencia. En mitad de ese panorama surgen determinadas obras, ciertas piezas que parece florecer entre las ramas que crecen de manera inesperada entre las paredes y los bloques atravesados de un extremo al otro por la humedad de las épocas frías, mientras el ruido externo se inmiscuye en las pequeñas hojas. Muchos de estos registros es posible oírlos en varias de las creaciones del músico inglés Wil Bolton, las que han sido repartidas por etiquetas como Hibernate, Time Released Sound, Cathedral Transmissions, Sound In Silence, Rural Colours, Distant Noise, U-Cover, Smallfish, Static Caravan Awkward Silence o Fluid Audio desde hace unos diez años, primero como Cheju, luego con su propio nombre. Una de sus últimas publicaciones es “Bokeh” (Home Normal, 2014) [352]. “Como en ese anterior trabajo que hace poco conocimos, al igual que él se puede escuchar el ritmo de la ciudad y los campos externos junto con los acordes creados a partir de esa realidad, formando una misma tonalidad de sonidos que quedan en un estado intermedio. La mayoría de las veces las armonías se quedan estáticas, quietas en un punto determinado, las que se mueven gracias a pequeños destellos de luz que se filtran por las rendijas de esos acordes. Lo que se oye no son precisamente formas con una cierta estructura determinada, sino más bien ideas vagas que se pierden en las ramas de luminosidad y fragmentos de ruido, extraviadas en el entorno y el movimiento cotidiano… No depende tanto de la cantidad del desenfoque sino de como este se desarrolle. Una visión imprecisa y subjetiva de la belleza que queda detrás de una imagen cuyos colores se pierden entre sí. ‘Bokeh’ es un trabajo donde Wil Bolton disuelve las formas de acústicas divergentes, las que convergen en una misma textura borrosa”. Aquel trabajo para el label de Ian Hawgood, en cierto sentido, no dista mucho de sus ediciones anteriores. Sin embargo, a pesar de ello, ese trabajo afina de mejor manera las ideas vertidas en su disco anterior, delineando sus estructuras armoniosas. Lo mismo puede percibirse en su último álbum, el desarrollo de una concepción personal del sonido que presenta nuevas formas antiguas expresadas de forma más precisa, notas sencillas que fluyen por su cauce natural, “música que encuentra un alma en la máquina, extrayendo cálidos sonidos orgánicos en teclados antiguos y guitarras”.

Existen dos álbumes publicados por Wil Bolton este año. El segundo de ellos es el que tenemos en nuestras manos, un disco que aparece a través de Dronarivm, el sello dirigido por Dmitry Taldykin y con Bartosz Dziadosz (Pleq) como curador. “Inscriptions”, obra de texturas digitales y fibras orgánicas, canciones surgidas en estadías temporales por esquinas, prados y aguas estancadas, piezas que emergen del encuentro casual con la vida que transcurre pausadamente en lugares y estancias eventuales. Wil Bolton descubre las resonancias de lo que sucede cotidianamente, enlazando esas formas con notas generadas en su estudio y cintas desgastadas por la polución que irremediablemente invade los objetos abandonados. Producto de esa intersección de figuras resultan estas composiciones, bosquejos construidos a partir de grabaciones recogidas y aumentadas por estructuras elaboradas, intervenciones que rodean los registros capturados, cuerdas que las cubren con sus delgados hilos y el brillo eléctrico que emana de su reflejo sosegado. Este álbum nace de ese proceso lento, una recopilación de sonidos aprehendidos que quedaron reposando en el tiempo, hasta que su recuperación provoca el impulso de otras fuentes sonoras. ‘Inscriptions’ es un álbum inspirado en el romanticismo melancólico del otoño, el reflejo de las hojas en la superficie ondulante de un lago, el desmoronamiento de fachadas arquitectónicas, y guiones de tinta desvanecida sobre el pergamino. El álbum comienza con una colección de sonidos ambientales que grabé en Talinn, Estonia, en el otoño de 2011, durante una residencia en la Estonian Artists’ Association. Estas grabaciones de campo se centran en los sonidos tranquilos y cotidianos de las calles, parques, un lago y una plaza”. Una residencia en Europa del este y el tiempo serían la fuerza motriz para este trabajo de electrónica pastoral. “Viví con estos sonidos durante un tiempo, antes de trabajar en el álbum. En la primavera de 2013 comencé a grabar los sonidos instrumentales. Comencé a trabajar con loops que extraje de las secciones más quietas de viejos y polvorientos discos de una tienda de caridad, los sonidos de piano, cuerdas y arpa, medio enterrados en el siseo y el crujido. Yo ajusté, estiré y procesé estos loops con pedales de guitarra y efectos del laptop. Luego, sobre este colchón de loops, registré capas de partes instrumentales tratadas digitalmente, tocadas en guitarra acústica, piano y sintetizadores análogos y digitales. Terminé de mezclar los tracks en el otoño de 2013”. Guitarras trenzadas con voces anónimas, archivos de sonido que se mezclan con el murmullo de las especies que sobrevuelan el cielo, múltiples capas formando estas piezas de música natural. Sobre la línea horizontal afloran los primeros acordes, como si fuese la primera luz del día, junto al repicar de la flora imperceptible. Hebras de guitarra, insectos minúsculos y trozos de estruendos consumidos por la historia. “Inscriptions”, los estímulos iniciales que se dejan caer de manera parsimoniosa encima de los tejidos helados, ocho minutos los cuales transcurren pacíficamente por la ventana semiabierta. La tranquilidad permanece en “Hedera”, una hermosa marea de atmósferas glaciales y aves entonando su canto ancestral, el ruido de la naturaleza bajo un bello manto de reverberaciones ambientales y folklore digital. “Hedera”, el éxtasis de la acústica silvestre. “Seep” regresa a la ciudad, destellos eléctricos entre diálogos desconocidos, delicados acordes flotando en medio de tonos borrosos, formas vagas que terminan por sumergirse en el vendaval de “Cathedral Lines”. Los pájaros vuelven a planear por la acústica escarpada de “Limestone”, loops desgastados y cuerdas que se multiplican, tonalidades extendidas que sirven de manto sobre el que reposan los sonidos en flujo permanente. Después de la repetición de armonías, el ritmo de la vida normal decae junto al sol, apagando su brillo crepuscular.

“An album inspired by the melancholy romance of autumn, the reflection of leaves in the rippling surface of a lake, crumbling architectural facades, and faded ink scripts on parchment”. Las paredes de colores envejecidos emiten un sonido tenue, notas acompañadas de las melodías que se forman entre la fauna y la flora. Wil Bolton rescata ambas texturas, unidas a hebras eléctricas y melodías rurales, plegando en “Inscriptions” el ruido silvestre con la acústica espontánea del paisaje urbano.

www.dronarivm.com, www.wilbolton.co.uk

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: