Hawái.


397. Tiny Musical
agosto 1, 2015, 2:20 pm
Filed under: Uncategorized

Akira Kosemura 01

Tiny Musical

AKIRA KOSEMURA
»Tiny Musical«
SCHOLE. 2015

Delicadas notas esparcidas entre la brisa suave de primavera, flotando en el aire, como si fuesen flores despojadas de la matriz natural a la que antes pertenecían, balanceándose entre el leve movimiento del viento. Una escena musical de breves reflejos instrumentales, melodías tersas que se confunden con la panorámica abierta, armonías que reflectan sutilmente sobre el terreno blando. Música que descansa en la atmósfera ligeramente, texturas naturales que se confunden con minúsculas reverberaciones electrónicas, formando un retrato del horizonte y los pequeños accidentes geográficos que se ubican en su línea recostada, formas que tienen su eco en hermosas piezas de acústica digital. Desde la proximidad surgen los sonidos de Akira Kosemura, unas estructuras sonoras que nacen fruto de la observación de lo que acontece allá afuera, en el patio sin cercas. Folk pastoral y fibras sintéticas se trenzan en miniaturas y resonancias depuradas, luces que resplandecen con su energía grácil desde el interior de acordes pausados y sigilosos, ritmos frágiles y grabaciones cotidianas. Con el tiempo sus creaciones se han ido despojando de añadidos, quedando en clásicas interpretaciones de anotaciones sencillas. Pero existe un antes donde se forjaron las sonoridades desarrolladas en épocas recientes, en que convivían y conviven formatos opuestos, un sincretismo audible de hermosas y finas tonalidades. “Nacido en 1985, Akira Kosemura es un compositor y productor radicado en Tokio. Debutó en 2007 con el álbum ‘It’s On Everything’, y co-fundó la etiqueta musical SCHOLE en ese mismo año. Cinco álbumes publicados hasta ahora, trabajos que han sido altamente aclamados, tanto a nivel doméstico como internacional. En 2012 compuso música para una obra de danza contemporánea, “MANON”, dirigida y coreografiada por Kimiho Hulbert. Luego, en 2014, compuso la música para el film “Embers”, dirigido por Junpei Matsumoto y estelarizado por Yuya Yagira. Además compuso música para la presentación teatral en el Pabellón de Japón en la EXPO Milán en 2015. Recientemente produjo música para el cantautor Yanagi Nagi, arreglos para Final Fantasy como parte del proyecto Square Enix, ejerció de supervisor musical de “Ana Lounge”, y aportó tracks para marcas comerciales internacionales como IKEA, Nikon Asia, Kinfolk y Rado Switzerland”. Su primer trabajo solista fue, efectivamente, “It’s On Everything” (Someone Good, 2007). No obstante, antes existió un álbum, un disco compartido pero que reunía piezas separadas y otro par desarrolladas por quienes aparecían en su cubierta. “Afterglow” (Schole, 2007), álbum realizado junto a haruka nakamura, lo primero que tuve la oportunidad de oír del artista japonés, donde era ya posible apreciar las figuras que pueblan sus canciones, las tramas urdidas entre delgadas líneas de ruido orgánico y fragmentos sintéticos, latidos eléctricos que guían las cuerdas, impulsos minúsculos en medio de los arbustos de sonido. Además, por otra parte, ese álbum fue el segundo lanzamiento de Schole, el sello que fundó y que todavía dirige junto a Shin Kikuchi, un exquisito catálogo de notas desperdigadas con y presentadas con un cuidado y extremo. Más tarde, con los años, vendrían otras obras, como “Polaroid Piano” (Someone Good, 2009), “Grassland” (Schole, 2010), “How My Heart Sings” (Schole, 2011) o “Embers” (Schole, 2014). Uno de esos registros ahora vuelve a emerger, nueva oportunidad de apreciar sus relieves suaves.

Luego de varios años en los que ha diversificado sus creaciones a través de distintos medios, tanto en sus recopilaciones propias como dentro de otros conceptos, es necesario volver la mirada hacia esa sexta publicación dentro del catálogo de Schole, publicación que es ahora objeto de una nueva impresión, con un nuevo sonido mejorado, una recapitulación necesaria para entender el desarrollo tanto de este artista como del lugar que cobijó y sigue cobijando sus sonidos. “Tiny Musical” fue primeramente lanzado en 2008, tercer trabajo de Akira Kosemura, un compendio de canciones desarrolladas alrededor de simples motivos, hermosos acordes por los cuales se filtran diferentes sonidos que se posan sobre sus estructuras de manera sobria. Ese álbum, como también ya se podía notar en “Afterglow”, muestra composiciones ligeras y breves que decoran de forma templada las raíces orgánicas que sostienen sus figuras. La música creada por Kosemura se basa en el hecho de dejar que las notas se desplacen por las hojas de las partituras de la manera más natural posible, unos luminosos esquemas que recorren los textos pacíficamente, inhalando, exhalando, permitiendo que el tiempo transcurra y entre el oxígeno necesario para se limpien de cualquier impureza. Los otros objetos superpuestos sólo permiten que los detalles simples que ya existen afloren a la vista y al resto de los sentidos. Las melodías aparecen como por debajo de un río tranquilo, como esos vestigios venidos de corrientes superiores y que se arrastran lentamente por el torrente fluvial, apareciendo cuando las aguas tienden a estancarse en el terreno más plano. Pese ha haber pasado ya más de ocho años desde que se dejaron sentir estas emociones musicalizadas, el valor permanece inalterado, y sus ecos se pueden percibir con la misma intensidad que antes, quizás todavía más, al poder reconocer su relativa importancia histórica, aún cuando no haya estado en los planes originales provocar ningún cambio, más que el hecho de desarrollar canciones de manera honesta y logra conmover. Y ese es, en el fondo, el objetivo del este tipo de arte. Bosquejos dibujados con la mano apenas trazando las líneas, las canciones de “Tiny Musical” son tenues retratos vivos de la agradable vista amplia del terreno, colores suaves que se mueven plácidamente por la tela, creando hermosas imágenes de tonos delicados. “El segundo álbum solista de Akira Kosemura ‘Tiny Musical’, originalmente publicado en 2008, es reeditado en una edición re-masterizada digitalmente. En esta edición especial se incluye la partitura original de la famosa canción “Light Dance”, como muchos fanáticos estaban esperando desde el lanzamiento original del álbum. Akira Kosemura lanzó este álbum a la edad de 22 años y, entre sus muchos álbumes solistas, este es conocido como una obra maestra entre sus fanáticos. Basado en el tema “My Own Tiny Musical” él recolectó varios sonidos como material, como sonidos ambientales de su propio trabajo en terreno, instrumentos acústicos incluyendo piano, y algunos sonidos del sintetizador. Luego tocó alrededor de estos sonidos para crear un sonido electrónico como un jardín en miniatura. El álbum se vendió excepcionalmente como un trabajo instrumental, y ayudó a convertir su gran carrera como artista. “Light Dance” y los otros trabajos de piano que se escuchan en varias partes del álbum dan la sensación que el será un gran compositor de piano. Además, es una obra simbólica de los primeros trabajos de SCHOLE, cuando primero se lanzó como un “nuevo estilo de música para la vida diaria”, y produjo un gran impacto para los futuros lanzamientos del sello hasta ahora”. Con el número 42 del inventario de Schole, esta reciente edición de “Tiny Musical” es presentada de inmejorable manera: una caja de cartón que encierra al disco y las notas interiores, más la partitura de una de las perlas de este trabajo, con fotografía de Yuma Saito y Shin Kikuchi, con Ayano Yokoyama como la modelo que mueve su cuerpo y sus extremidades como si fuesen un paño al viento mientras se ve la espuma de las nubes sobre el horizonte florido y la luz del atardecer, un precioso diseño con la dirección artística de Kikuchi para acompañar estas composiciones de música pastoral. Siguen estando esas catorce piezas, masterizadas originalmente por Lawrence English, ahora re-masterizadas por Hiroshi Iguchi. El sonido cristalino de las grabaciones continúa dando luz al cruzar por ellas los rayos de energía solar entre la lluvia ligera. Acordes que se repiten en un bucle irregular de anotaciones débiles, resonancias estáticas y fracciones de ruido que se van urdiendo hasta formar las paredes de estos registros encontrados. Desde el primero de sus episodios hasta el último se pueden notar la fineza de los sonidos que se derraman con tranquilidad por esta obra, esos objetos avanzando por el río quieto. Akira Kosemura ejecuta cada una de las herramientas con cuidado para evitar que la estridencia invadan el espacio. Hay instantes donde existen complementos que rodean el centro melodioso, y otros instantes donde la soledad es el único acompañante. Son solo unos pocos materiales con los cuales se construyen estos panoramas sonoros –piano, pianica, guitar, electronics, programming–, diseminados a lo largo de los rincones de este trabajo. Reflejos que aparecen, luego se hunden y vuelven a surgir, como el centelleo involuntario del ojo humano. Disparos efímeros de pequeños sonidos, timbres manipulados que impactan de manera leve, como los otros sonidos por venir. “Overture”, un minuto que abre esta obra, un minuto antes de que se comiencen a desarrollar de manera libre los restantes ecos. “Departure”, casi las mismas formas avanzando sobre una rítmica resquebrajada y notas de piano que parecen esparcidas esporádicamente sobre el suelo, leve intensidad compensada con los microbios audibles que se inmiscuyen en los patrones reiterativos. “Parterre” es uno de los tres momentos en los cuales se oye la participación de Muneki Takasaka (Paniyolo), las cuerdas de su guitarra acústica y clásica dibujando arpegios entre el piano y los sonidos recogidos, melodías de agua y hebras naturales. “Seaside” es una calma eterna, una simple armonía en mitad de partículas de polvo, como marejadas que se retiran y regresan, detrás del ruido de la arena y sus pequeñas piedras preciosas. “Lete”, solo un interludio pasajero previo a “Light Dance”, puntos en una escala que se mueven con agilidad, notas desamparadas brotando del piano, un cuerpo instrumental que transmite sus ligeras impresiones nostálgicas y que, al mismo tiempo, irradian una enorme y reposada felicidad. “Sky”, texturas electrónicas y ritmos doblados, cadencias asimétricas y estruendos que son sólo láminas plegadas. “Glim” es su reverso, mientras que “Moon” es una panorámica estática de armonías nocturnas que descansan en las sombras. Una serie de destellos acuáticos sobresalen de las ondas del mar, chispas blancas en la inmensidad azul, la electrónica microscópica de “Shorebird” y los ambientes marinos. “Light Dance – Home”, versión casera y con la guitarra de Muneki, folk rústico que mantiene ese tono de remembranzas alegres. “Remembrance”, el hilo que une este trabajo con su primera publicación “recomposed from the fragments of ‘Afterglow’–, folklore digital de piano y filamentos de nylon, notas que se multiplican, elementos pre-fabricados que florecen junto a los ruidos naturales. Estos últimos cubren las ramas instrumentales que crecen de manera espontánea en “Just A Few Minutes”, minutos antes de “Smile”, epílogo taciturno en el que las melodías discretas se reclinan sobre el suelo, dormitando hasta desaparecer en el sueño de los días. Una hermosa despedida de anotaciones sencillas decoradas solo con el silencio exterior e iluminadas por el reflejo de un lejano cuerpo celeste.

“Akira undergoes huge changes of tunes, to genuine musical pieces from recent conceptual pieces, by putting the most importance to enjoy the sounds… Every single piece was just beauty and filled with his creativity. The album ‘Tiny Musical’ is a proof of the miracle which music can bring about”. Sonidos que flotan en el aire como delgadas hojas surcando el viento, flores navegando por corrientes fluviales detenidas en el territorio horizontal. “Tiny Musical” es un viaje trazado por Akira Kosemura por las resonancias débiles que afloran durante los climas apacibles, una obra tramada lentamente y de manera delicada como si fuesen delgados hilos los que componen sus esquemas acústicos. Escenas pastorales de ruido digital y texturas orgánicas que evocan una belleza clásica.

www.schole-inc.com, www.akirakosemura.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: