Hawái.


389. Pond
julio 1, 2015, 2:00 pm
Filed under: Uncategorized

Pond

HUNTSVILLE
»Pond«
HUBRO. 2015

Ruido y ritmo. Estructuras y quiebres. Roturas sincronizadas y giros equilibrados en redes móviles. Acordes que se movilizan sobre una base de líneas en rotación. Al escuchar estos sonidos se puede apreciar con claridad la naturaleza física de estas composiciones, música que se desarrolla en directo, a través de la interacción visual y corporal de cada uno de sus factores. Golpes que tienen un impacto real, un choque de fuerzas que tiene una repercusión en el mundo externo, aún cuando sean generados de manera más sutil. Son sonidos que se desenvuelven en la confluencia de energías que impulsan otros elementos, cuerpos a su alrededor propulsados desde su centro. Huntsville es el proyecto de los músicos Ivar Grydeland, Tonny Kluften y Ingar Zach, todos con amplias trayectorias, en la búsqueda de formas improvisadas, en particular los dos últimos. De hecho, ambos fundaron hace quince años el interesante sello Sofa. Como Huntsville igualmente ya tienen una historia recorrida. Primero apareció “For The Middle Class” (Rune Grammofon, 2006), seguido del álbum doble “Eco, Arches & Eras” (Rune Grammofon, 2008) por el mismo sello. Desde entonces es Hubro, también una compañía con sede en Oslo, quien publica sus trabajos. “For Flowers, Cars And Merry Wars” (Hubro, 2011), el split “Splashgirl / Huntsville” (Hubro, 2011) y “Past Increasing, Future Receding” (Hubro, 2013) han sido sus álbumes previos. En marzo pasado aparece este su último trabajo disco, el cuarto para el label noruego, otro ejercicio de armonías orgánicas.

“Desde que Huntsville fue fundado en 2006, el trío ha cortado su propio y distintivo diamante musical con una impresionante integridad. Cada nuevo lanzamiento del trío es un evento. Ahora, después de más de cien conciertos y un considerable número de publicaciones tras suyo, son más distintivos que nunca”. Entrenamiento musical intenso que determina la forma en como se desarrollan la materia sonora. Huntsville crean en este álbum registros que tienen músculos vivos, vibraciones que palpitan desde el corazón de una instrumentación elemental. En “Pond” las diferentes directrices se cruzan en un campo abierto de series básicas, siendo vitales las variaciones en la intensidad y las curvaturas. “La música de Huntsville es el resultado de improvisación colectiva, y yace en la interfaz musical entre rock, música electrónica, improvisación libre y una larga lista de otros géneros. Críticos han descrito su música como ‘Morricone-esque dreamscapes’ y ‘Americosmische’, y como una ‘amalgama de Miles Davis, Steve Reich y los primeros Tortoise’. Huntsville ha previamente colaborado en conciertos con Hanne Hukkelberg, Sidsel Endresen, Nels Cline y Glenn Kotche (Wilco), y Thurston Moore (Sonic Youth). El trabajo previo del trío, ‘Past Increasing, Future Receding’, fue grabado en Tomba Emanuelle, una habitación con una especial acústica y un prolongado eco. Ese dramático escenario llevó a la banda a un más obscuro y vertiginoso paisaje musical que en álbumes previos. Aún hay rastros de este paisaje obscuro en su quinto álbum, ‘Pond’, aunque este trabajo también muestra nuevas aristas de la banda”. Estos tres artistas venidos del norte construyen una música que suena espontánea, ritmos construidos a partir de la práctica permanente en escenarios, un conocimiento de la respuesta del otro que culmina en piezas maleables, acordes que se estiran hasta acomodarse al movimiento siguiente, al cuerpo próximo. ‘Pond’ es el resultado de una exitosa sesión en el estudio de Oslo AmperTone, con el ingeniero Johnny Skalleberg. El álbum fue grabado y mezclado en el curso de una semana, y la banda describe el proceso como muy inspirador. Ivar Grydeland toca la guitarra eléctrica, pedal steel y electrónica esta vez. Ingar Zach ha expandido su set de percusión con timbales, y el distintivo bajo de Tonny Kluften tiene mayor libertad para estirarse que en álbumes anteriores de la banda. Tal vez lo más llamativo esta vez es cuán claramente las personalidades musicales de los tres diferentes integrantes son capaces de emerger. ‘Pond’ se ha convertido en un nuevo punto alto en la carrera de Huntsville. A través de cuatro largos tracks encontramos una banda que es fiel a su propio sonido e idioma, pero nunca permanece quieta”. Grabado en junio de 2014, el nuevo trabajo de Huntsville reúne cuatro piezas de músicas que se confrontan dentro de un mismo circuito. Electrónica manual y rock mecánico, paisajes cósmicos y ruido sintetizado, superficies diversas que se mezclan hasta formar unidades indivisibles e indeterminadas, configuraciones difíciles de enmarcar en un solo cuadro. “Pond” nos presenta un sonido que surge a partir de la fricción pero también de la confluencia, una dinámica que se va desarrollando dentro de todo el álbum, y dentro de cada una se sus partes. Las tres esquinas de esta figura de ángulos múltiples se alternar moldeando imágenes virtuales, representaciones auditivas con bordes imprecisos: exterior confuso y núcleo más o menos estable. “(ER)” parece tener una fecha anterior a la que en realidad corresponde, una unión de dub y ruido, líneas de bajo propias de la guerra fría y cuerdas que cortan la piel, todo difuminado en una bruma gris, márgenes cortantes cubiertos con un denso velo, una rítmica borrosa que termina por absorber toda la energía hasta quedar en un zumbido maquinal. “(ING)” tiene muchos de esos sonidos que parecen objetos arrastrados por un plano que amplifica su efecto, objetos de ruido en una gráfica impredecible dibujando diagonales en tránsito. “(AGE)” se asemeja en algo al capítulo anterior, algo más oprimida, unos lazos que se intentan desamarrar pero no logran ser liberados. Existe en general una cierta tensión en esta obra. “(OK)” tiene por cierto esa tensión, una rigidez que mantiene los nervios estirados, cuerdas que dan leves espasmos, sonidos fragmentados y un patrón constante alternado con interrupciones esporádicas. Pulsos hipnóticos transitando entre trozos de ruido.

Nunca quieto, siempre estable. La música de Huntsville está en un permanente estado de angustia, fluctuando además entre una consistencia y un exterior variable. “Pond” son estructuras rítmicas cortantes sobre métricas angulares. Ivar Grydeland, Tonny Kluften e Ingar Zach, tres vértices que diseñan sistemas matemáticos de acústica corporal.

www.hubromusic.com, www.huntsville.no

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: