Hawái.


376. FOLKLORE + 三月十六日
abril 1, 2015, 2:20 pm
Filed under: Uncategorized

AOKI, hayato & haruka nakamura 03

FOLKLORE

AOKI, HATATO HARUKA NAKAMURA
»FOLKLORE«
»三月十六日«
FETE MUSIQUE. 2015

Un amanecer de colores azules que se destiñen, la decoloración de la oscuridad que va cubriendo el paisaje de una tenue luminosidad. Un atardecer de tonalidades doradas que comienzan su tránsito hacia tintes más opacos, la coloración de las horas y la caída de la luz y su reflejo. La intensidad que queda en ese espacio intermedio queda extraviada, quizás debido a que su exaltación impide apreciar las formas menos evidentes y las superficies más delicadas. Quizás por eso algunos sonidos se adecúan mejor a esos momentos límites, cuando la radiación del sol eses más débil, cuando comienza a brotar desde el horizonte, en el momento que la rotación se aleja de sus líneas de destellos solares. Esos instantes de indefinición horaria son el hogar para una música de texturas tersas, melodías de una belleza inagotable, espacios transitorios en el tiempo que dejan una rastro que no se borra fácilmente. Ruido áureo desgastado que emite un leve fulgor. “AOKI,hayato (born 1978) is a Japanese musician and graphic designer based in Tokyo”. Esta escueta frase resume la biografía del artista japonés AOKI, hayato, músico que él solo ha publicado una serie de trabajos, la mayoría desconocidos, a través de su propia editorial. Entre ellos se encuentran “Guitar Solo #1” (Grainfield, 2007), “Round-Scape” (Grainfield, 2008), “Morning July” (Grainfield, 2008), “Morning October” (Grainfield, 2009), “Atelier” (Grainfield, 2009) y “Equivalent” (Grainfield, 2014), todos ellos presentados de una hermosa manera. Por su parte, haruka nakamura es un compositor nacido en 1982 y originario de Tokio, Japón. De niño haruka aprendió a tocar el teclado y la guitarra por su cuenta. Alrededor del 2006 comienza a desarrollar su carrera con una serie de presentaciones y un primer registro, un demo bajo el nombre de nica llamado “Melodica” (2006). El año siguiente publicaría su primer trabajo oficial, “Afterglow” (Schole, 2007), un split junto a Akira Kosemura. Con el tiempo seguirían otros proyectos como Kadan, LABO, y el encargo para la composición de música para H.P France, PARCO, mame y evam eva. Pero continuaría de forma esporádica la edición de sus delicadas piezas recogidas en otros tantos álbumes como “Grace” (Schole, 2008), “12 & 1 Song” (Kitchen. Label, 2011), este junto a Janis Crunch, “Melodica” (Hyde Out Productions, 2013), “Lamp” (Hyde Out Productions, 2014) y, recientemente, “音楽のある風景” ( Kitchen. Label, 2014). Sin embargo, el recuerdo más vivido que de sus panorámicas sobre el ocaso es con “Twilight” (Kitchen. Label, 2010) [271], ese impecable trabajo, una de los más maravillosas obras publicadas en los últimos años que he podido escuchar, donde “da muestra de como la imagen extendida del sol tenuemente va decayendo, mientras las horas marchan en su avance. Figuras lánguidas se forman cuando los objetos descansan del brillo inagotable, el que se dirige a su lenta letanía… Ambient acústico, jazz contemplativo, música de cámara moderna de temperatura cálida que reconforta el oído, un descanso del movimiento. Su carácter eminentemente instrumental actúa como un refugio a la agitación constante y agobiante de las jornadas interminables. Luego de escuchar demasiadas voces, demasiadas palabras, me he sentido un extraño, algo incómodo. Estas piezas actúan como un hogar que aliviana la carga de la vida… El resplandor del sol, en los momentos en que decae, no deja de iluminar. Pero ese descenso y la desfragmentación de la luz producen un efecto de multiplicar los colores sobre la superficie sobre la cual esta cae, desde la claridad hasta la oscuridad. Una paleta cromática en declive, el ocaso del fulgor y su tintura. Las notas desplegadas por Haruka Nakamura crean también un patrón multicolor en tonalidades apagadas, hermosamente débiles… El crepúsculo y su esplendor desteñido se propagan como destellos en este sueño de los días. “Twilight” es un descanso de las estaciones cuando estas comienzan su decoloración”.

Mientras los días avanzan con su cansancio habitual, unas notas que se aproximan desde la distancia envuelven con un manto de seda el desgano. Canciones nacidas en el viaje, canciones surgidas en estadías pasajeras que se van acumulando junto a recuerdos y aromas. AOKI, hayato y haruka nakamura se encontraron, se conocieron, viajaron. Lugares esparcidos en el territorio, sitios donde reunirse a dejar que los acordes fluyan de manera libre, espacios donde de forma espontánea una nota se va sumando a otra, y esta a otra más, así hasta que composiciones sencillas manan de manera natural, como melodías abiertas que nacen desde el bucólico panorama. AOKI, hayato y haruka nakamura publican su primera obra, una colección de canciones capturadas en el tiempo. “Una pieza musical nacida de algunas canciones y viajes. ‘FOLKLORE’. Con dos guitarras, a veces un piano (y ambiente), un diario de viaje melódico de dos músicos. En 2012, AOKI, hayato y haruka nakamura se encontraron en el recital del tercer aniversario de Ame to Kyujitsu. Los dos decidieron entonces formar un dúo. Su primer álbum ‘FOLKLORE’ fue lanzado por fete musique en otoño de 2015”. Este corresponde a la primera publicación de fete musique, el sello creado recientemente por Masayuki Tanaka. Esta reunión entre los dos músicos japoneses contiene instantes de abrumadora sencillez, acordes que se mueven de manera pausada, como si fueran grandes ramas de árboles ondeadas por el viento. Dibujos acústicos que se desplazan con tranquilidad mientras la vida transcurre aceleradamente en el exterior, apuntes de extrema suavidad que transitan por un costado del camino, por la ribera de una pradera florida. Son piezas que permanecen casi en su estado primigenio, una prístina belleza de la cual se puede percibir todas sus formas, su color, piezas que dejan brotar el olor del barniz, que dejan oír el crujir de la madera. Esos hogares efímeros sirvieron para que estas canciones fueran madurando, hogares que cambiaban de una semana a otra durante meses. Un diario de viaje donde las composiciones afloran de modo no premeditado, mientras se van acumulando al ritmo quieto de las estaciones, al pasar de los climas. “Al igual que en una road movie, los dos han viajado y presentado música, para recolectar lo que han encontrado, los paisajes que han visto, y los sentimientos que brotan en esos momentos. ‘FOLKLORE’ es un registro en desarrollo de su viaje que aún continúa”. Un álbum registrado en momentos extraviados, anotaciones al margen de la cotidianeidad, AOKI y nakamura presentan esta obra donde a partir de estructuras simples se van tejiendo arreglos que realzan el valor de esa simplicidad, decorando de manera elegante los acordes, cubriendo con sobriedad sus formas desvanecidas. Piezas breves que encierran el calor de una tarde despejada, cada uno de estos momentos de musicalidad transmite una agradable familiaridad, música que se puede palpar, sentir con las manos. “AOKI y nakamura registraron este álbum ellos mismos. Han sido piezas construídas una por una por casi un par de años, conjuntamente con sus actividades de presentaciones en vivo. A pedido de ellos, el álbum fue masterizado por Gen Tanabe, de Water Water Camel”. La forma también de entregar esta obra se relaciona mucho con lo que en ella se contiene. Una hermosa caja de cartón con el texto escrito utilizando impresión tipográfica en dorado sobre la superficie granulada del hojas acumuladas,, las palabras resplandeciendo sobre un fondo de texturas orgánicas, los dibujos de AOKI en el interior en color negro ilustrando estos sonidos, el CD dentro de capas de papel que protegen sus notas. Una maravillosa manera de exponer el arte que, según ellos, tiene que ver con lo expuesto, con la forma de percibirlo. “AOKI diseñó él mismo el package del álbum, y además creó el artwork. La fábrica de papel artesanal Takeuchi, quienes manufacturan cajas de papel para YAECA y CLASKA, trabajaron con la caja del CD. A través del concepto del package, AOKI y nakamura intentan transmitir la existencia y textura de su obra. Al abrir las fundas, al sacar el disco, y al tocarlo. AOKI y nakamura firmemente creen que toda esta secuencia de acciones son vitales para aceptar su música”. Luego de abrir la funda, sacar el disco, reproducirlo, empiezan a emerger los depurados acordes, un ruido terso de notas que transitan de manera amable por sus líneas abiertas, un mar pacífico de melodías trazadas en el horizonte tardío cuando la luz desciende. Un segundo y el silencio. Dos segundos y el movimiento de las manos sobre el mástil conjuntamente con las primeras notas que dejan espacios sin llenar antes que surja el impulso que dejará caer la siguiente nota, los dedos sobre las cuerdas esbozando un ruido orgánico. “I”, noventa segundos para entrar en la magia de minúsculos estruendos auditivos, una de las varias composiciones compartidas entre AOKI y nakamura. Otras serán creaciones individuales desarrolladas conjuntamente. Como “days”, a cargo de hayato, que en realidad es una adaptación de la tradicional “Dives And Lazarus”, o como “FOLKLORE”, otra composición de hayato, un instante donde se cruzan las cuerdas formando una trama de puntos que brillan con un una gran nitidez, resplandor cristalino de los hilos de nylon entre los que surgen hermosas melodías construidas de manera casual, una artesanía acústica de tonalidades gastadas como la madera que actúa de soporte a su resonancia dorada. Ese es solo el tercer capítulo de los catorce que comprende “FOLKLORE”. Composición e improvisación, esa es la labor realizada por AOKI, hayato –“guitar / armonica”– y haruka nakamura –“guitar / piano”–, una tarea que parece fluir con naturalidad en sus manos. Las siguientes canciones se suceden una tras otra, formas similares con matices que descubren sobre el paisaje. La lenta tristeza de “call”, la incandescencia nocturna de メア y su reflejo de electricidad a medio encender, el balanceo de “fog”, la lluvia que envuelve con su rítmica fluvial las inscripciones fugaces de “夕べ”, la que permanece por unos segundos durante esa brisa de folk ambiental que es “水声”, gotas de piano sobre cuerdas deslizadas con delgados hilos. もうひとつの時間 regresa al suelo, a la tierra y sus granos húmedos. “TALKING” emplea una partitura del músico  japonés Haruomi Hosono, la serenidad hecha arte. “灯り” multiplica las hebras de sonido mientras que “XII” parece ser solo una reflexión en mitad de la noche. “coda” esta envuelta de una luminosidad borrosa, un lente desenfocado rodeando sus estructuras,  contrario que la melodía cristalina de “g.”, notas diáfanas de una infinita delicadeza. Ese parece ser el final, el epílogo de una obra de sublime sencillez. Sin embargo, por fortuna no lo es. Al interior de la caja de “FOLKLORE” se encuentra otro disco, anterior a este, el número FETE–001 de este novel catálogo. Una carpeta de cartón encierra un CD, FETE—000, álbum escondido que incluye más registros donde extraviar la mirada. “三月十六日”, marzo dieciséis. Tres grabaciones pertenecientes a un mismo día, tres grabaciones extensas donde las estructuras se dilatan aún más, permitiendo que las formas orgánicas se desarrollen con todavía más calma. Notas distendidas que AOKI, hayato y haruka nakamura despliegan con total relajo, formas de audio confortable surgidas en una noche al final del invierno. Como una prolongación de sus estadías pasajeras, los dos músicos se dejan llevar por la debilidad de las horas finales y recogen esta coda donde melodías delineadas retratan la ausencia de luz a través de su recuerdo diluido en colores imprecisos. “三月十六日” es como una pintura de tonalidades que se pierden una en la otra, un paisaje donde el blanco se inmiscuye con el gris, donde el naranja se confunde con el azul marino. 二一時二〇分, veintiún horas y veinte minutos, formas pulsadas con una asombrosa suavidad, arpegios tocados con firmeza pero que, al mismo tiempo, parecen susurrar su canto instrumental, insinuando sus acentos y pausas. 二一時五七分, veintiún horas y cincuenta y siete minutos, fibras de sonido trenzadas durante largos minutos que marchan dejando puntos que resplandecen al igual que las chispas de una fogata. 二二時三八分, veintidós horas y treinta y ocho minutos, guitarra y piano, apuntes después de cuando el atardecer se vuelve sombra, oscuridad externa y refulgencia interna, una refulgencia desde el interior de las cajas de resonancia expulsada en acordes reposados que transmiten una hermosa melancolía. El tiempo se detiene afuera, el reloj del espectador se suspende, el cronómetro interrumpe su movimiento mientras se disipan las horas. La música para de sonar, el tiempo vuelve a transcurrir.

“A piece of music born of some songs and journey… Two of them have traveled around and performed music to recollect whom they have encountered, the scenery they have seen, and the welling up of feelings at those moments… A document in progress of their journey still ongoing”. Una travesía todavía en curso, este trabajo de los dos artistas japoneses es un maravilloso recorrido por lugares y sensaciones alejadas de la convulsión cotidiana, canciones espontáneas surgidas en horas tardías. Esa es la manera en que transcurren los eventos en “三月十六日”, de esa forma acaecen los sonidos que brotan de “FOLKLORE”, una hermosa obra de cuerdas enlazadas, notas al margen elaboradas artesanalmente a partir de hebras trenzadas de manera natural. AOKI, hayato y haruka nakamura retratan el paisaje que declina con la luz solar con notas de ruido terso, conservando su tonalidad áurea entre sus filamentos acústicos.

www.fete-musique.tokyo.jp, www.grainfield.net/aoki, www.harukanakamura.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: