Hawái.


372. Cloudscapes
abril 1, 2015, 12:10 pm
Filed under: Uncategorized

Cloudscapes

YUI ONODERA & VADIM BONDARENKO
»Cloudscapes«
SEREIN. 2015

Imágenes que se escapan de la mirada a un ritmo lento, imágenes en movimiento real que crean cuadros fugaces. La movilidad del aire hace que un instante en la memoria y en la distancia sea eso, un instante, fotografías transitorias que se suceden una tras otra, solo detenidas por la visión y un deseo arbitrario de preservarlas de algún modo, como un recuerdo que pronto se desvanece. De un modo extraño, de aquellas formas que tienen una existencia más determinada, más permanente, también escogemos ciertos momentos que retenemos por más tiempo, quizás dejando un espacio para que los detalles sobre los que no reparamos se vayan descubriendo con el avance de los días, los años, hasta difuminarse y quedar como ideas vagas. Yui Onodera es un artista japonés con una cantidad importante de trabajos donde desarrolla sus creaciones a partir de estructuras electrónicas. El primero de sus álbumes fue “Entropy” (Critical Path, 2005), editado nuevamente el 2009 por Trumn, al que seguirían otros trabajos como “Rhizome” (Gears Of Sand, 2007), “Suisei” (and/OAR, 2007) y “Generic City” (Two Acorns, 2010), este junto a Celer, más otros para sellos como Mistery Sea, Basses Frequences, Whereabouts o taâlem. Por su parte Vadim Bondarenko es un músico ruso con hasta ahora seis trabajos, la mitad de ellos colaboraciones. Esta es una más en la lista. Una unión impensada que resulta en una hermosa obra donde confluyen notas acústicas y destellos eléctricos.

“Cerebral, minimalista y contenido, ‘Cloudscapes’ es un álbum colaborativo entre el artista sonoro Yui Onodera (Japón) y el multi instrumentista Vadim Bondarenko (Rusia). El acercamiento único al procesamiento sonoro y la composición electrónica de Onodera es incrementado por la interpretación de Bondarenko en el piano y clarinete. Yui no es ningún extraño a la colaboración, habiendo trabajado con artistas como Celer (Spekk), Pjusk (12k) y Stephen Vitiello (12k), así como remezclar regularmente música de otros artistas. Vadim Bondarenko será probablemente un nombre nuevo para la mayoría; viniendo de un background en música clásica, estudió en el Conservatorio de San Petersburgo y, desde 1996, se ha presentado en el Mariinsky Theatre Orchestra como solista en clarinete. Vadim además fundó el trío de improvisación ‘Rushobo’, combinando interpretación y producción en este ensemble”. Uniendo formas diferentes, estos dos artistas crean un trabajo donde las texturas acústicas se ven intercaladas con finas redes de luz eléctrica, notas capturadas al interior de las cuerdas del piano y entre el metal del clarinete que atraviesan un espacio transparente hasta formar parte de un plano de delgadas fibras sintéticas. Yui Onodera y Vadim Bondarenko presentan esta su primera obra donde los elementos dispares terminar por generar un mismo paisaje de capas entrelazadas y figuras cohesionadas, donde destacan principalmente las figuras orgánicas, gracias a la sutil intervención de los sonidos producidos de manera artificial. “Cloudscapes”, CD aún por publicar por el label galés Serein, con una hermosa presentación ya habitual en el catálogo de Huw Roberts, también responsable del impecable diseño. Detrás de las masas de aire surgen estas piezas de un ánimo reflexivo, composiciones de una tonalidad gastada donde circulan corrientes suaves de melodías discretas acompañadas de pequeñas intervenciones que le dan un soporte ligero a esas brisas. Existen momentos donde brota una extraña confusión, no obstante, en general, el tono es de una abismante tranquilidad, un desarrollo pausado de ideas claras que limpian la piel como una lluvia de primavera. “Como muchos de los álbumes solistas de Yui, los tracks de ‘Cloudscapes’ no tienen título. La decisión de dejar todas las piezas atadas al título del álbum de una sola palabra es un obvio indicador de que el álbum debiese ser escuchado como un todo, y además refleja la naturaleza minimalista de la música en sí misma. Con esa palabra dada es imposible no imaginar unos cielos amplios y extensos, con nubes desplegándose lentamente mientras se escucha la música; parece el título perfecto. La pieza inicial establece un tono y un ritmo que es prevalente a lo largo del álbum; el sonido del exterior es capturado y magnificado, pausadas frases de piano aparecen y desaparecen; hay una cualidad abierta y espaciosa en la música. A pesar de los sonidos y procesamiento electrónicos que respaldan los relativamente inalterados instrumentos acústicos, los arreglos se sienten libres y orgánicos como si hubiesen sido capturados en el momento, sin trabajo”. Son once las piezas que integran este álbum, once episodios sin título en los que se desenvuelven con serenidad los sonidos dentro de una gran cavidad, como en un cielo amplio. Los acordes respiran libres, el soplo de una música que reposa sobre una panorámica extendida y sobre un manto de detalles minúsculos que caen lentamente sobre la superficie. Vadim Bondarenko arma delicadas melodías las cuales poseen una entonación melancólica, mientras Yui Onodera a su lado va armando un tejido complejo pero a la vez simple de otras formas que se introducen en la mecánica orgánica de Bondarenko. A veces su presencia resulta más visible, a veces más imperceptible, siempre intercalando sus hilos en elel entramado general. Y nosotros, de forma impredecible, escogemos determinados momentos que van quedando como imágenes vagas, aunque toda esta obra también pudiera parecer una impresión ambigua de un plano más amplio, aún con la nitidez de sus sonidos. Es extraña la manera como se puede percibir la música. Un leve brillo comienza a brotar desde un punto apartado y, antes de él, gotas de lluvia se posan sobre el suelo creando una rítmica natural que tempranamente es seguida de las líquidas melodías del piano. “Cloudscapes 1”, apenas cuatro y medio minutos de una enorme belleza, belleza que emana del repicar del agua y de las bucólicas notas acústicas que dibujan un emotivo cuadro. “Cloudscape 2” plantea otra forma, más abstracta, con pequeños eventos incrustados en las líneas armónicas. “Cloudscape 3” queda en un estado intermedio, una breve pieza de minimalismo ambiental de notas espaciadas en el horizonte. “Cloudscape 4” tiene una cierta reminiscencia al track inicial, quizás en la sensación que produce, ahora con el clarinete en primer plano. En realidad, cada una de estas piezas es diferente, cada una es cubierta de manera distinta y, sin embargo, también todas son iguales. Son distancias leves que las separan y también las acercan. “Aún cuando el álbum alcanza estos momentos más intensos, la sensación de espaciosidad permanece. Creo que esto es en parte gracias a la extraordinaria claridad no sólo de la instrumentación en vivo sino también la electrónica, los sonidos son detallados y matizados, radiantes y armoniosos”. “Cloudscape 5”, una imbrincada red de directrices electrónicas, donde los otros sonidos terminan siendo absorbidos en su trama. La tristeza contemplativa de “Cloudscape 6” y “Cloudscape 9”, los microbios eléctricos de “Cloudscape 7” y “Cloudscape 10”, el romanticismo digital de “Cloudscape 8”, el ruido horizontal y difuso, las anotaciones ligeras y tersas de “Cloudscape 11”, pieza que despide esta obra de crepuscular belleza.

Para mí esta es música de una mañana brumosa e iluminada que se disfruta mejor antes que la mente se ha librado de los últimos vestigios de sueño. Yui y Vadim parecen haber capturado la esencia de ese tranquilo y lánguido estado de la mente”. Cualquiera sea la hora del día en que se propaguen las suaves ondas que nacen desde este álbum, la sensación que genera es de una enorme pasividad. Yui Onodera & Vadim Bondarenko, desde distintos puntos de un mismo escenario, construyen piezas de evocadora belleza, trazos delicados que permanecen en la memoria como imágenes cristalinas a la vez que borrosas, instantes transitorios que persisten como un registro melancólico de las horas que pasan. “Cloudscapes”, notas acústicas y estruendos minúsculos de texturas digitales.

www.serein.co.uk, www.critical-path.info, www.vadimbondarenko.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: