Hawái.


346. Casino
octubre 1, 2014, 2:20 pm
Filed under: Uncategorized

Tape 01

Casino

TAPE
»Casino«
HÄPNA. 2014

Otra vez la luz, su presencia, su ausencia. La forma como su espectro visible determina el color de los objetos, como la superficie de las cosas adquiere una cierta tonalidad y cómo esta cambia mientras las horas avanzan. Y también están las pequeñas partículas de suciedad natural que se interponen en su trayecto, entre el brillo y la materialidad, entre lo tangible y lo ilusorio. Separados por tramos largos hemos podido apreciar durante casi quince años de unas piezas que parecen desarrollarse de manera espontánea, creada en un lugar donde un aire de reconfortante tibieza cubre las frías paredes del norte. Un ruido natural de notas breves y fragmentos de una música que parece crujir, como la madera cuando la temperatura exterior cambia lentamente. La discreción y la distancia no han permitido tal vez que su eco se impulse hasta regiones más amplias. Aunque eso en realidad no importa mucho. A veces es mejor así, compartir en secreto obras que se reproducen mejor en silencio. Desde su primera publicación Tape han creado un mundo particular, uno que ha ido adquiriendo una identidad cada vez más personal con cada paso, una identidad que ya se estableció desde ese primer momento. “Opera” (Häpna, 2002) todavía permanece como una aproximación inicial que posee todos los puntos de una personalidad que ha ido madurando con el tiempo. Más tarde vendrían otras impecables obras como “Milieu” (Häpna, 2003), “Rideau” (Häpna, 2005), “Luminarium” (Häpna, 2008) [022] o “Fugue” (Immune, 2010) [103], este junto a Bill Wells. “Revelationes” (Häpna, 2011) [140] ya es de hace tres temporadas atrás y, a pesar que su sonido se pueda escuchar en otras manifestaciones, la magia irrepetible permanece dentro de esas seis manos.‘Revelationes’, de nuevo usando el latín, es de esos discos que probablemente no descubran cosas, que no revelen, pero que en su sencillez nos descubren una forma, una manera de afrontar el arte que devuelve optimismo. En esas canciones, coloreadas en tonos crepusculares, miramos la luz, desde el amanecer hasta el anochecer. Aún cuando a veces tenga un carácter más sombrío, más triste, hay siempre un destello… En ‘Revelationes’ siempre hay un resplandor, y también siempre hay una naturalidad que brota por cada rincón. Es este uno de esos discos que no solo suenan, sino que además respiran, un álbum en donde se puede oír no solo lo que tocan sino la forma como lo tocan”.

De nuevo en su hogar, como siempre, Tape entrega nuevas piezas que conforman una obra breve que se asimila con extrema facilidad. A través de Häpna podemos escuchar estas nuevas composiciones que, a diferencia de ocasiones anteriores, nace desde un proceso inverso. Tape, como de seguro sabrán, es la unión de tres músicos que por separado igualmente crean sus propios trabajos a partir normalmente, a su vez, de otros vínculos. Tape es Tomas Hallonsten (Exploding Customer, Fire! Orchestra, Time Is a Mountain, y muchas otras apariciones menos visibles), Andreas Berthling (trabajos para Microwave, Staalplaat, Mitek, Nexsound, Fällt, BOXmedia) y Johan Berthling (Angles, Boots Brown, Fire!, Godforgotten, Ohayo, Pipeline, Sten Sandell Trio, Time Is A Mountain), el más inquieto de los tres, además de ser el director de este sello sueco conjuntamente con Klas Augustsson. “El nuevo álbum de los veteranos de la música alternativa Tape marca sus catorce años de actividad. Se llama ‘Casino’ y fue grabado en el legendario estudio Atlantis en Estocolmo por Janne Hansson en diciembre de 2013. La música de Tape todavía continúa su crecimiento, en su propia manera, separada del resto del mundo. Esta vez la profundidad emocional y el interés en los detalles es todavía más fuerte y claro”. Una nueva oportunidad de maravillarse con estas pequeñas creaciones que incorporan estructuras divergentes en un mismo lienzo y que dan forma a cuadros naturales y paisajismo acústico. “Esta vez intentamos lo que veníamos conversando hace mucho tiempo, probar el material en vivo antes de grabarlo en lugar de hacerlo al revés. Hicimos una gira en noviembre de 2013 y entramos al estudio en diciembre. Quisimos grabar para hacerlo en un período de tiempo más corto del usual. Tanto ‘Luminarium’ como ‘Revelationes’ los trabajamos por casi un año, por cierto que esparcido en el tiempo. Quisimos hacer que el álbum se sintiera como un conjunto lo más posible”. A pesar de que los trabajos previos el proceso era el inverso de todas maneras esa unidad siempre ha estado, incluso si se uniesen todas las cintas desde el extremo final al extremo inicial siguiente se formaría una única obra sin que prácticamente se distinguiesen los bordes. Pero en este trabajo es especialmente distinguible, por la manera cómo se generó, por la manera cómo se registró. “Casino” tiene siete piezas que suman poco más de cuarenta minutos, siete retratos de folk crepuscular expresados a través de una tenue electricidad que se propaga con una intensidad ligera. Grabado en ese antiguo estudio –“un fantástico lugar, un viejo cine que ha sido usado como estudio desde los sesenta. El lugar tiene una atmósfera fantástica”– y con los tres tocando en vivo al mismo tiempo, con solo algunos overdubs posteriores, en él se pueden percibir cada uno de sus elementos como si fuesen interpretados en el instante mismo que uno los reproduce. Esa naturalidad que se desborda, ese sonido que respira, esos pequeños detalles que afloran en medio de sus exquisitas melodías, esa mirada contemplativa que se puede sentir al oír cada fracción de esta obra. Alrededor de la guitarra es que normalmente los demás instrumentos van girando hasta moldear estas construcciones. Son las cuerdas las que mayormente determinan los demás movimientos, aunque cada uno juega un papel relevante: las direcciones a veces suelen ser invisibles. El silencio y el ruido exterior. Las cuerdas de acero dibujando una armonía que crece y se repite, duplicando la belleza contenida en un acorde simple y en el desplazamiento de la piel sobre el mástil, ese bello sonido que parece el canto de una ave por la mañana. Y entre los espacios surge un resplandor eléctrico, pequeñas estridencias como destellos de luz en un atardecer sombrío. Y luego están otras notas, teclas pulsadas con suma delicadeza que describen otras formas, otro color sobre el lienzo. Y entonces aparece un ritmo que levemente se asoma, que más tarde desaparece en la vegetación, que luego reaparece. Y así, de una manera que puede verse sencilla, se va delineando una pieza, apenas cuatro minutos y medio, un instante insignificante nada más pero que también puede ser el instante más hermoso donde dejar reposar los oídos y la sensibilidad. La música de Tape no afecta como otras que son más físicas, pero su efecto puede ser igual de intenso, de una forma diferente, más frágil. Es estar en la naturaleza y en su suelo amable, una sensación y una calma reparadora. “Seagulls”, tan solo una parte de este trabajo que, sin embargo, vale por si sola como una obra completa. Las formas podrán tener una apariencia semejante, y así es en efecto. Y esa es la idea precisamente, la de preservar una personalidad que trasciende el tiempo y cruza cada mínimo sonido desplegado. “Repose” de nuevo tiene la guitarra rodeada de una luminaria baja que paulatinamente va cubriendo como un arbusto sobre la madera electrificada. Además, la presencia de la marca Häpna se puede distinguir claramente en este trabajo, como en todos los demás. “Alioth” podría pertenecer a varios de los discos publicados por el label sueco, pero de una manera que todo suena especialmente armonioso, cada elemento en el lugar apropiado. Los recursos son los mismos pero la disposición es distinta, los espacios más sosegados, una tranquilidad que se desplaza con un ritmo vespertino. La luz y su ausencia y una cadencia absorta. La magia emerge en cada momento, en particular en los gestos más ínfimos, en los rasgos menos evidentes. “Goemon” es todo resplandor con una métrica que se desatiende del mundo, mientras que “Craps” es otra de sus piezas que parecen ser sacadas de un museo. Ese es uno de los sitios que siempre me he imaginado como el lugar perfecto, los gruesos muros a los que pertenece esta música, pequeñas obras de arte donde descansar la vista junto a la resonancia discreta y los dinteles teñidos de oro. Su música sigue siendo la misma. “Cuando grabamos a menudo tenemos una idea básica uno de nosotros y solo tocamos alrededor de él para averiguar que pueden agregar los otros a ello. Estamos interesados en el sonido y la grabación así que ello se vuelve una parte importante de la composición. Nos gusta que la música mantenga una sensación espontánea y no abarrotarla, de modo que el proceso consiste en quitar material y dejar las partes realmente necesarias. Cuando los tres tocamos juntos esto es lo que sale y no podemos cambiarlo demasiado aún cuando lo intentemos”. “Merak” es una de las más hermosas piezas, con esas notas que se desvanecen y el timbre melancólico del acordeón en medio de los acordes destemplados, y esa inexistencia de ritmo que hace que todo quede en el aire. “Eagle Miaows” tiene esos vacíos que destacan todavía más las presencias, las melodías sigilosas y las notas espaciadas, sumergidas en el fulgor de un sol distante.

Una luz blanca que se descompone en diversos tonos, un resplandor que entra por una ventana hasta iluminar la pared de la cual penden los cuadros naturalistas de Tape. Johan Berthling, Tomas Hallonsten y Andreas Berthling ofrecen otra colección de canciones que siguen la misma ruta iniciada catorce años atrás. “Casino”, con ilustración de Augustsson, podemos contemplar como estas piezas irradian un calor y como las notas se despliegan con una asombrosa espontaneidad. Los acordes orgánicos se entrelazan con la electrónica fragmentada formando estos retratos de ruido tenue, melodías de estruendo natural, paisajismo y florescencia acústica.

www.hapna.com, www.tape.se
Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: