Hawái.


340. Lou Reed Metal. Machine Music
septiembre 1, 2014, 2:20 pm
Filed under: Uncategorized

Zeitkratzer + Lou Reed

Lou Reed. Metal Machine Music

ZEITKRATZER
»Lou Reed Metal. Machine Music«
ZEITKRATZER. 2014

“Leí un mensaje triste que Lou Reed había muerto justo cuando finalmente estábamos preparando el primer lanzamiento de la versión completa de ‘Metal Machine Music’, incluyendo todas las cuatro partes. Me siento triste que Lou no será capaz de escuchar esto nunca más”. La muerte de Lou Reed, imprevista, repentina, injusta, como todas las muertes, dejó en todos una sensación de tristeza que solo dejan las personas que apreciamos mucho. La separación física, el hecho de nunca conocerle en persona no puede borrar el hecho que su partida genere una enorme pena, un dolor extraño que se ve compensado, de alguna forma, con el enorme poder emotivo que sus composiciones todavía poseen. Aunque me temo que volver a ellas provoca nada más que una tristeza mayor, recuerdos que lloran desde su alejamiento terrenal. De entre sus muchas creaciones existe una que queda en un lugar muy particular de la historia de la música moderna, el instante en que clasicismo, ruido, rock’n’roll, distorsión y apatía se veían enfrentados en un mismo sitio, en una misma nota múltiple que se extendía hasta agotarse en el infinito. Eso fue “Metal Machine Music” (RCA, 1975), eso y muchas cosas más, muchos significados e interpretaciones para un bloque de ruido molesto de una obscura belleza atonal. Su eco interminable fue recogido desde un lugar perdido, desde una estrella negra en el vacío del espacio décadas después para extender todavía más su valor, al tiempo que erigirse en una composición nueva y autónoma.

“Zeitkratzer es sonido hecho visible, tangible, corpóreo, una verdadera e inolvidable experiencia corporal de música en vivo. La fisicidad del sonido es celebrada a través de técnicas instrumentales extendidas, entendimiento mutuo y amplificación de instrumentos tradicionales. Un punto intermedio entre música instrumental y electrónica que se vuelve más bizarra y sorprendente que cualquiera de estas. Zeitkratzer es una perversa subversión de géneros musicales. Zeitkratzer es un ensemble solista. Su fuerza viene de sus miembros. Fundado en 1999 reúne a nueve músicos, ingenieros de luz y sonido viviendo en diferentes ciudades europeas desde Amsterdam a Londres a Oslo encontrándose en Berlín para fases de trabajo. Zeitkratzer se beneficia de sus músicos. Zeitkratzer es independiente de las instituciones musicales. El ensemble se financia a si mismos”. Zeitkratzer es una organización creada a fines del siglo pasado por Reinhold Friedl por la que han pasado muchos artistas entre los que se cuentan incluyen Helmut Oehring, Keith Rowe (AMM), Radu Malfatti, Nicolas Collins, Jim O’Rourke, John Duncan, Marcus Schmickler (Pluramon), Bernhard Guenter, Alvin Curran, Lee Ronaldo (Sonic Youth) y Elliott Sharp. Existen cerca de treinta trabajos publicados, entre ellos colaboraciones con Keiji Haino, Terre Thaemlitz, Carsten Nicolai (Alva Noto), William Bennett (Whitehouse), Merzbow, Zbigniew Karkowski así como reinterpretaciones de obras de John Cage, James Tenney, Alvin Lucier y Karlheinz Stockhausen. Centro de esa serie de trabajos que integran composiciones foráneas se enmarca este trabajo. Primero fue “Metal Machine Music” (Asphodel, 2007), Zeitkratzer And Lou Reed y una presentación de 2002 que fue el primer acercamiento al que siguieron futuras presentaciones con los años. Esta nueva versión recoge dos grabaciones, una del Festival Romaeuropa en Roma y otra del Festival Aperto en Reggio Emilia, ambas del 2012 mezcladas luego por Rashad Becker para dar la impresión final y acabada de la obra de Reed. “Cuando por primera vez llegué a conocer ‘Metal Machine Music’ quedé pasmado. Era bastante joven cuando unos amigos lo tocaron para mí. En ese tiempo no sabía en lo absoluto quien era Lou Reed y no tenía idea de su música rock’n’roll. Estaba convencido que quien había hecho esta pieza electroacústica debió haber sido un extraño compositor de música contemporánea. Amé ‘Metal Machine Music’ como una pieza, como escuchaba a Iannis Xenakis o Karlheinz Stockhausen”. Las cuatro partes de aquella obra que llevaba el ruido al paroxismo se ven desarrolladas en directo, el caos y la distorsión amplificada convertida en una obra acústica. Lo que parecía indescifrable es finalmente trascrito a notas, a sonidos esquematizados. Pero a pesar de ello, del orden establecido, la confusión persiste, evidenciando la enorme fuerza y el valor incalculable de esta creación, un punto de inflexión de la música contemporánea. Frank Gratkowski (clarinete), Ulrich Philipp (doble bajo), Marc Weiser (guitarra), Maurice de Martin (percusión), Hilary Jeffery (trombón), Matt Davis (trompeta), Burkhard Schlothauer (violín), Anton Lukoszevieze (violonchelo) y Reinhold Friedl (dirección y piano), nueve personas intentando capturar un bloque de sonido formado hace treinta años por una sola persona. A pesar de ser una nueva interpretación, hay que entender a “Lou Reed. Metal Machine Music” como una obra diferente para evitar caer en una comparación que puede llevar a ningún sitio. Esto no significa que sea el original un punto de partida sobre el cual partir. Es, a partir de aquella pieza única, una reconstrucción nueva que sigue los mismos patrones pero que añade otros matices, un lugar distinto empleando los mismos puntos en el espacio. Y de esa forma, intentando separar la raíz de las ramas que emergen de ella es que se puede apreciar con mayor claridad este trabajo. Las cuatro caras en que se dividía antes son las cuatro piezas que forman esta obra. La furia incontrolable de unas cuerdas en mal estado son ahora una multitud de formas con una misma substancia. Electrónica imperfecta convertida en acústica que desafía las leyes de lo posible, una red compleja de sonidos, notas, timbres, ritmos, estruendos, silencios, vacíos, espacialidad, afinaciones de lo imposible que convergen todas juntas en una sola entidad de música donde el drone se propaga hacia un lugar en la distancia hasta repetirse en millones de segmentos diferentes. “Part 1”, dieciséis minutos de noise music en un contexto distinto y que se apodera de la idea original otorgándole una nueva dimensión, una extensa estructura abierta que parece surgir a partir de un punto cerrado: lo finito se vuelve una fuente inagotable de recursos, las limitaciones abren posibilidades interminables, una sola nota se multiplica exponencialmente convergiendo en ese mismo lugar eterno. “Part 2” es lo mismo, pero también no lo es. La fuerza confunde, la intensidad aturde los sentidos, pero bajo esa apariencia de identidad calcada se esconden los tonos variados de este trabajo que admite muchas lecturas que se suceden casi imperceptibles. Es, sin embargo, evidente cuando el piano queda relativamente más expuesto. Igualmente en “Part 3”, cuando otra instrumentación queda a la luz, como asimismo en “Part 4”. En realidad todo es parte de una misma unidad con facetas que se van descubriendo, con aristas que aparecen dentro de la multitud de ángulos, a veces un muro impenetrable de sonidos enrevesados desde los cuales surgen intimidad de grietas.

La vanguardia que se modeló décadas atrás ya había anticipado muchas de las formas expuestas en la obra de Lou Reed. Sin embargo, el músico norteamericano dotó de un nuevo sentido a esas expresiones. Lo que significa “Metal Machine Music”, después de estar años enterrado, aún permite nuevas apreciaciones. La nueva versión/ interpretación/ reconstrucción por parte de Zeitkratzer se erige como una obra nueva que surge de los escombros de una edificación todavía impresionante. Friedl y su ensemble de sonidos crean, a partir de un cuerpo en apariencia indescifrable, una trascripción del concreto y la electricidad deteriorada en extensas e interminables piezas de sonido que se desplazan a través de la acústica del drone infinito, la belleza del ruido encriptado.

www.zeitkratzer.de 

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: