Hawái.


330. Tokyo
agosto 1, 2014, 12:10 pm
Filed under: Uncategorized

Tokyo

MACHINONE
»Tokyo«
FLAU. 2014

Desde la casi completa ignorancia es que me aproximo a unas composiciones de una naturalidad abismante. Conociendo prácticamente nada de su pasado, ni siquiera el presente, solo queda despojarse de toda interpretación para dejarse cubrir por las notas que fluyen en ellas de forma espontánea, maravillosamente espontánea. Aún así, aunque el suelo sea desconocido, existen puntos a los que agarrarse, anclas que permiten entender de donde pudieron surgir, cómo es que las ideas tomaron una dirección y no otra. Aunque quizás nada de eso importe realmente. La única salida, si es que existiese algún dilema planteado, es rendirse ante ellas. Como punto de referencia está primeramente la raíz editorial. El origen de estas piezas, el hogar que alberga los sonidos desplegados en este trabajo, es Flau, el label establecido en Tokio, la capital de Japón, y dirigido espléndidamente por Yasuhiko Fukuzono. Desde ese lugar en el mundo es que hemos podido descubrir y redescubrir obras de The Boats, Danny Norbury, Sylvain Chauveau, 0, Masayoshi Fujita, entre otras. Existen distintos caminos que el sonido puede elegir como vía de escape, pero también existen ciertas uniones que enlazan cada lanzamiento al siguiente, un hilo que cruza muchas de esas obras publicadas por Flau y que de igual manera atraviesa esta última edición del sello japonés. “Una vez más, flau se ha convertido en el hogar para otro excitante nuevo artista. Machinone, el multi-instrumetista quien saluda desde Tohoku, Japón, con su hermoso debut ‘Tokyo’, se ha unido a la siempre expansiva lista de artistas de flau”.

Aún con parte del misterio develado la sensación de estar descubriendo un mundo nuevo sigue intacta. “Tokyo” es el primer trabajo de un artista que exterioriza sus inquietudes en diversas formas, utilizando diferentes medios que desembocan en un idea uniforme, la acústica del ruido natural, el ruido de la acústica abierta. Y eso resulta de la exploración de la ciudad, el reflejo instantáneo de la estructura urbana a nivel personal, cómo lo macro afecta a nivel individual. Así es la historia, relatada por Wei (mü–nest): “Seis años atrás machinone (Daizo Kato), desde Tohoku, se mudó al lado oeste de Tokio y abrió un nuevo capítulo en su vida. Durante esos seis años él se sintió seducido por los fascinantes alrededores del pueblo en que vivía, una maravillosa mezcla de modernización del tiempo actual y vestigios nostálgicos del pasado urbano. Y así, su álbum debut ‘Tokyo’ nació, una colección de los delicados bosquejos de la ciudad de machinone. Usando guitarra preparada, con arco y campana, banjo, clarinete, órgano, juguetes de madera, grabadora de cinta, un pequeño piano y varios otros instrumentos, machinone gentilmente perfiló sus variadas impresiones de Tokio. El suave finger-picking de la guitarra, melodías con una sensación de nostalgia, cálidos toques de ruido de cinta, un ensemble de ricos instrumentos acústicos, field recordings y sonidos ambientales desde fuera de su habitación, encapsulan sus sonidos en una forma única. Este delicado álbum debut de machinone además se hace perfecto con músicos invitados como Takashi Tsuda (Radiosonde), Danny Norbury y Federico Durand, elegantemente masterizado por Naph, quienes todos juntos dan al álbum una maravillosa dosis de belleza y exquisitez”. El álbum presenta diecinueve piezas de orgánica textura, un trabajo de manualidades caseras registradas en un cuarto observando la ciudad desarrollar su propia vida. Y lo que ese espejo del hogar reflecta son trozos breves que contemplan el exterior de un modo pausado y reflexivo, la mirada de una nueva casa amplia en ideas efímeras construidas con las yemas de los dedos, interpretando poemas silentes que desde un lugar en la nostalgia desbordan belleza pura. Conviven en “Tokyo” muchos colores de tonos similares, pero nunca el lienzo final acumula demasiados de ellos. La presencia más notoria, la que parece mover al resto, es la guitarra acústica, trenzando acordes sencillos y prístinos alrededor de la cual se van posicionando los demás intervinientes, decorando con sus ramas al árbol madre, conservando la raíz en la tierra que queda en medio de la ciudad. Entre las múltiples postales recogidas por Daizo Kato resulta difícil inclinarse por una u otra, pues todas tienen un mismo ánimo expresado en un reposo infinito sobre el que descansan estos trazos recopilados, entrelazados por una misma hebra delgada y delicada. Una pequeña campana unida a la guitarra acompaña los acordes que salen desde su caja de resonancia. Madera, lámina de metal frágil, la belleza del nylon temblando como estrellas distantes, con la letanía del tiempo retrasado. “Bell Guitar” parece una adaptación de ‘Ah! vous dirai-je, Maman’ –también conocida como ‘Twinkle, Twinkle, Little Star’ o ‘Estrellita’–, una variación de música para arrullar niños e invitarlos al sueño. Esta es la invitación de Machinone para arrullarnos y dejar descansar nuestra mente en sus composiciones, menos de dos minutos en una existencia fugaz que deja ver la naturaleza acústica de sus piezas y su carácter sencillo. El ruido del entorno se filtra por las rendijas de “Ruoho”, otorgándole ese tono casual, como si fuese un registro recogido al pasar, robado del aire libre. “Tokyo”, la canción, es otro momento de fragilidad de superficie orgánica, los dedos impulsando distintas cuerdas a la vez, haciendo surgir emociones a la vez que brotan recuerdos con la misma claridad de su sonido. El cello de Danny Norbury –por si acaso su memoria es débil, hace solo meses esta misma etiqueta publicó una nueva impresión de “Light In August” (Flau, 2014) [316]– aparece entre los arpegios de guitarra, cuerdas multiplicadas como la agitación interna que se expone con una cierta tensión triste en “Siksy”, en la vereda opuesta de “Driftwood”, la alegría de mirar las imágenes pasar con una felicidad apacible mecida con el viento suave el clarinete, una agradable sensación donde refugiarse por horas. “Flower Stamp” parece poner un cierre que en realidad no es, solo un primer tercio de un álbum con muchas más obras breves por venir. Los sonidos recopilados de “Windwijzer” con la música de fondo que surge en el paisaje externo, la intensidad y los arbustos tupidos de “Haimidori”, el zumbido nocturno de “Michiyuki”, la fauna silvestre de “Vihrea”, la estridencia tierna de “Swallow Song”, clasicismo sobre el ruido de las cintas, la pulcritud inquebrantable de “Tears Of Kivi”, la tersidad melancólica de “Tegami”, la lluvia final de “Aerosol”, las lágrimas alegres de “Juha”, cuando todo el brillo del sol sobre el pavimento comienza a evaporarse, cuando las cuerdas se pierden en medio del murmullo de la arquitectura urbana y la vegetación de la ciudad.

Las estructuras eléctricas que atraviesan las calles y avenidas en el lado opuesto del mundo generan en Machinone un efecto contrario. La agitación se convierte en calma reconfortante, la intensidad en respiro vital y reposado. “Tokyo” es una respuesta contemplativa a los estímulos de la ciudad. Desde hace un breve tiempo que he establecido amistad con alguien que habita suelos cercanos a los de Daizo, una agradable relación nacida de manera imprevista que me permite conocer parte de ese otro lugar en el mundo, conversaciones dilatadas y palabras con desfase que transmiten una sensación similar a los sonidos de Kato, una naturalidad libre que se desplaza con quietud por los acordes transparentes que tienen al ruido de la vida silvestre como el terreno suave sobre el que descansan sus notas de delicada belleza.

www.flau.jp, www.soundcloud.com/machinone

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: