Hawái.


323. Shivers
julio 1, 2014, 12:00 pm
Filed under: Uncategorized

Shivers

SHIVERS
»Shivers«
MIASMAH. 2014

El encuentro era más o menos previsible, teniendo en cuenta que cada una de las partes se había relacionado con la otra en algún momento, en algún lugar. Lo imprevisible eran las formas que adoptarían los sonidos entrelazados, generando un ruido que viene desde el interior. They came from within. Shivers es un trío que reúne a Rutger Zuydervelt, Gareth Davis y Leo Fabriek, “quienes unen fuerzas para conjurar un álbum surrealista de intimidad e intensidad parasitaria”. Zuydervelt es Machinefabriek, artista ampliamente cubierto en este sitio aislado del continente, desde inmersiones en la electrónica microscópica a una acústica en expansión que absorbe el entorno. Entre sus incontables trabajos existen varias colaboraciones con Gareth Davis, músico que utilizando clarinete bajo crea cuadros inquietantes, como si fuese un pintor abstracto. Su obra es difícil de rastrear, pero enormemente intrigante. Entre ellas se encuentran “Ghost Lanes” (2009), “Drape” (Home Normal, 2010) y “Grower” (Sonic Pieces, 2011)  [133], todas compartidas con Rutger. Finalmente Leo Fabriek, músico también holandés, parte de The Julie Mittens, Tenuzu No Chiizu y Mere, este último con Davis, posee cuatro trabajos: “Fabriek + Fabriek” (2007), “Fabriek Bakker Fabriek” (2008), “Drifts” (Home Normal, 2010) y “Live Edits” (Digitalis, 2008), estos dos últimos como parte de L / M / R / W, es decir Leo más Mariska Baars y Wouter Van Veldhoven, y más Machinefabriek, presente en cada uno de estos registros. Unión de fuerzas y estrategias auditivas que generan un nuevo proyecto de ruido detallista y ritmos inquietantes, cruzando direcciones opuestas para dar forma extraña a un ente extraño.

“Nombrado como la primera película de David Cronenberg, ‘Shivers’, el álbum fácilmente adopta este concepto de horror de cuerpo, el miedo de la transformación corporal y la infección –una teoría y técnica que Cronenberg intensamente captura con su primera película y muchas a partir de entonces–. Un invasor auditivo inmediatamente viaja por tus oídos a través de tu cuerpo, para infiltrar tu alma con ciencia ficción gore sobrenatural”. Como las imágenes del cineasta canadiense, la música adquiere una enorme fuerza física, la mecánica de la carne de un cuerpo que se mueve dando estertores con las articulaciones desmembradas. La hoja de prensa habla de free-jazz y digitalismo de laboratorio –“grave collaboration of Albert Ayler with Alva Noto producing the soundtrack to ‘Transformers’–. Algo de eso hay, en particular esa última fase que atraviesa el label de Chemnitz, intercalado con la furia desbordada de Ayler. Jazz sin bordes, electrónica que penetra el núcleo del ritmo hasta quedar reducido a su centro más radical, patrones estandarizados que se cruzan con movimientos impredecibles. Tres elementos compenetrados en una unidad indivisible de ruido que se destroza en tiempo real. Gareth (clarinete bajo), Leo (batería) y Rutger (logic), arrastrando los sonidos, generando una masa concreta y sólida de armonías destructivas. Los distintos proyectos en los que cada uno de ellos había participado circulaban por otros canales, menos explícitos, más sutiles. Shivers es diferente, en forma y fondo, creando piezas que se sostienen en una estructura metálica infectada por agentes eléctricos que se esparcen en toda su corporalidad artificial. Shivers es un ser vivo conformado de retazos de otros seres, sonido a partir de otros sonidos. Una atmósfera densa comienza a surgir en medio del paisaje oscuro, gritos desde un lugar desconocido. Es el aliento desgarrado de Gareth que da espasmos interrumpidos por golpes de brusquedad, la caja que emite ritmos cortados, ataques de ritmo, reacciones ante el virus que toma la forma de ruido generado sintéticamente. “Ash”, viaje al final de una ciudad muerta, los últimos respiros agónicos de un ser en transformación, trasladada a una música en transformación, inquieta, viva, intimidante. “Otomo” parece tener más forma, una forma que se deshace al tiempo que emergen las anotaciones imparables de Davis. Es la contradicción constante que ronda este trabajo: un orden establecido, una cierta línea que rápidamente parece ser desmantelada por desviaciones en el ritmo y la melodía. “Shivers” es ruido extático. La furia y la intensidad luego decaen en un caos de partículas de electricidad, retomada por los minutos iniciales de “Rabid”, distorsión desenfrenada, desorden de notas incoherentes y estruendo abrasivo. La fascinante fricción decanta en una tranquilidad impensada, en ese jazz de museo de Häpna. Los poco más de dos minutos de “Brood” recuerdan a los rastros sonoros del cine de terror de tres décadas atrás, mientras que “Spacek” parece enlazar las dos últimas piezas, suspenso y tranquila calma en un registro que va tomando fuerza al tiempo que avanza, una fuerza más psíquica. Los restos de electrónica que quedaban vuelven a aparecer en “Replicant” en un estado deteriorado, infiltrándose en la metalúrgica acústica, en las armonías trazadas por la madera perforada. El virus ya ha contaminado cada célula. Lo que queda es una versión desgastada e inerte de esta entidad. El ruido quema la piel, la piel se deshace de su cuerpo.

“Miedo de la transformación corporal y la infección”. Como si las imágenes en movimiento de Cronenberg se diluyeran en el calor y sufrieran una transformación de su cuerpo fílmico en una nueva corporalidad, una forma auditiva que conserva el misterio, la fricción, el atractivo físico de un organismo convertido en nueva materia transfigurada. Davis, Fabriek y Zuydervelt poseen una fisonomía extraña, una complexión de notas cuyo rastro impredecible hace de su ruido una fascinante inmersión en el horror corporal y la orgánica acústica.

www.miasmah.com, www.klangtint.com, www.machinefabriek.nu

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: