Hawái.


309. St James’ Gardens
abril 1, 2014, 12:10 pm
Filed under: Uncategorized

St James’ Gardens

ASHLAR
»St James’ Gardens«
HIBERNATE. 2014

En medio de un parque cubierto de vegetación silvestre surgen otros sonidos de texturas desgastadas. Pareciera que a veces es una misma melodía que se repite constantemente, una impresión que solo varía por la debilitación propia del tiempo y que la memoria borra dejando solamente un breve indicio en forma de recuerdo indeterminado, lo que hace de ella una presencia familiar. Hibernate es una de aquellas marcas que atesoran muchas de esas melodías extrañamente cercanas, las cuales crecen encima de los húmedos suelos ingleses, en Haligax, West Yorkshire. El número cincuenta y dos de su catalogo de obras extensas corresponde a un trabajo conjunto entre dos artistas que también han crecido sobre suelo británico. Por un lado, Phil Edwards, más conocido como PJE, con trabajos para U-Cover, Twisted Three Line, October Man y Cathedral Transmissions. Por el otro, Wil Bolton, anteriormente conocido como CHEjU (U-Cover, October Man, Static Caravan, Awkward Silence, Camomille) quien, sin embargo, tiene su primera obra bajo su propio nombre apareciendo en Hibernate, “Time Lapse” (Hibernate, 2010), relación que continuaría con otros dos trabajos, “Under A Name That Hides Her” (Hibernate, 2012) y “Silver” (Hibernate, 2012), esta sentido de sus postcard series, más otras publicaciones para Rural Colours, Distant Noise, Time Released Sound y Cathedral Transmissions. El acercamiento entre personas, notas e imprentas sonoras da como resultado Ashlar, proyecto de melodías consumidas entre Phil y Wil, con una primera aproximación que generó “Saturday Drones” (Time Released Sound, 2012), ahora ensanchada con más tardes de ruido urbano.

Wil retorna al label dirigido por Jonathan Lees junto a los apuntes creados con su compañero de horas decaídas. “St James’ Gardens”, en las tiendas el 14 de febrero, el día de San Valentín, fue grabado durante varias sesiones de tardes de sábado, el que presenta música orgánica de fuentes sintéticas. Melodías relajadas en días que decaen lentamente con el peso y la gravedad del sol tibio, sol de invierno sobre el suelo oscurecido por la lluvia. Folk digital lánguido de tonos que adquieren las formas del atardecer, cuando la luz desaparece con la llegada del frío invisible. ‘St James’ Gardens’ comienza y fue inspirado por grabaciones de campo hechas dentro y alrededor del parque del mismo nombre en Liverpool. Este largo y estrecho parque y cementerio se ubica bajo el nivel del suelo detrás de la Catedral de Liverpool”. Piezas que nacen como una vertiente de agua espontánea, deja que los acordes fluyan naturalmente, adornados por destellos que evaden las sombras: anotaciones registradas al azar, exentas de toda presión posible, de cualquiera exigencia del tiempo que devora lo que se le atraviese. Rastros de sonidos acústicos sumergidos entre trazos cazados dentro del movimiento de la ciudad, la música de Ashlar parece ser recogida de manera opuesta a cualquier pretensión forzada, de la misma manera que se capturan los momentos que ocurren desde sin premeditación detrás del micrófono. Dos piezas extensas y una que opera como interludio entre ambas esbozadas, luego refinadas. Wil –guitarra acústica, sintetizador análogo, piano eléctrico, field recordings, electronics + processing– y Phil –guitarra acústica y eléctrica, pedales, field recordings, electronics + processing– se dejan llevar por el murmullo ciudadano escondido tras los muros inmemoriales. “A pesar de que las pistas son en gran parte improvisadas, los ásperos bosquejos creados por la colección de grabaciones de campo fueron luego trabajados en el estudio próximo de Wil usando una combinación de hardware y software”. Arpegios dibujados por una guitarra interrumpen el desplazamiento de la ciudad, la ciudad se inmiscuye en los ritmos débiles trazados por manos suaves. Cuerdas eléctricas, nylon y un piano, folk recostado encima de un colchón de paisajes urbanos y tonos extensamente abiertos, desentrañando las esquinas ocultas de las calles y sus pasajes interiores, cubiertos de musgo. “Winding Nature” es música de madera sobre estructuras ambientales e ilusiones de luz fabricada, con movimientos ondulados que mecen el cuerpo hasta llevarlo a un estado de tranquilidad superior. De la calma a los sonidos rasgados de “Monuments”, detrás de aves que hablan y el eco fantasmal de la guitarra, con ese mismo aspecto de hermosa imperfección en las formas que cualquier pieza de Loren Mazzacane, cinco minutos de belleza áspera. Lo terrenal de evapora con las etéreas melodías de “The Oratory”. Instantes de notas cuya densidad se pierde en la levedad de su forma, acompañada de los acordes acústicos y puntos levemente electrificados, cada uno perdido en la niebla de una mañana somnolienta. Postales plateadas de una vista grisácea.

Reposo y lentitud. A un costado de los muros que sostienen una ciudad se puede oír el movimiento constante de la misma, un avance de las horas sujeto a una ralentización que disuelve el efecto asfixiante de la agitación. Wil y Phil desaceleran las melodías, reposando sus notas hasta que cae el sol. “St James’ Gardens”, grabaciones de campo en los pastos urbanos enterados con cintas extenuadas.

www.hibernate-recs.co.uk

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: