Hawái.


272. Soñando
septiembre 1, 2013, 2:00 pm
Filed under: Uncategorized

Soñando

0
»Soñando«
FLAU. 2013

El ruido acústico florece con las hojas del patio aún lleno de verde y musgo adherido con fuerza a la tierra y el concreto, sobre el suelo horizontal o las paredes verticales. Su color se pierde lentamente y, en su relevo, aparecen otros tonos y otras vidas pasajeras que siguen adornando los espacios contaminados. Y, con ello, también surgen nuevos sonidos que florecen de forma espontánea, sonidos naturales que dan vida al ruido acústico ampliado por si mismo. Una de sus representaciones nos llega desde el centro de Europa, a través de un largo recorrido con parada en Tokio. Es en la capital de Japón, en las oficinas de Flau, donde se ve realizado el nuevo trabajo de uno de los varios proyectos del francés Sylvain Chauveau. De hecho, recientemente pudimos ser testigos de otra obra suya, un compendio de variaciones sobre antiguas piezas, por y para él, llamado “Abstractions” (Flau, 2012) [237], publicada igualmente por la editorial que dirige Yasuhiko Fukuzono. La naturaleza de este trabajo difiere en algunos puntos con el antes citado álbum, pero tiene muchos puntos que los unen, inevitablemente.

0 es una ensemble de músicos franceses cuya formación esta abierta a la incorporación de integrantes que pueden entrar y salir muy libremente, dependiendo del material con el que se este laborando. Ahora el reúne a Stéphane Garin y a Joël Merah, junto al propio Chauveau. El primero se encarga de la percusión, el segundo de la guitarra acústica, lo mismo que el tercero, añadiendo su glockenspiel. Los tres pasaron los últimos dos años componiendo, grabando y mezclando esta nueva obra, siete piezas de mediana duración que poseen un carácter amable y contemplativo, como quien ve transcurrir los días y las horas caminar frente a su ventana, oyendo cada detalle que surge de forma no deliberada, soñando despierto los sonidos pasar. “Soñando” es el título de estos fragmentos orgánicos recogidos, así, en castellano. Una hermosa palabra. También podría haber sido ‘Sonhando’, en portugués, y habría sido un título igual de hermoso, igual de apropiado. Siete piezas que no exceden la media hora, construidas sobre una estructura eminentemente acústica, tanto que cada instrumento se basa en si mismo pata reproducir los tonos que en él se generan. Pequeños trozos de metal parecen indicar el comienzo de un viaje maravilloso al interior de una música fascinante, que retrata el color de la naturaleza. Un cuadro puro, limpio, bañado por la lluvia sanadora, son las imágenes reflejadas por las notas tocadas con cuidado y pulcritud. Uno de esos momentos donde nada sobra, todo ubicado en su sitio exacto, meticulosamente dispuesto. Se oye el timbre metálico reproducir el color del acero. Segundos después cuatro notas asoman desde el glockenspiel, como una caja de música. Luego, cuatro acordes de guitarra se suman al encuentro de sonidos meticulosos. Sus direcciones se irán desviando, más no la atmósfera, que en solo instantes ya se ha materializado: el paisaje descrito comienza a resaltar por encima del cuadro. Las formas precisas dejan espacio para que el aire circule libre entre las rendijas, dejando que las texturas puedan respirar, dejando que estas puedan tomar forma. “Soñando 1”, cinco minutos y tres segundos que ya exhibe los distintos matices que posee esta preciosa música de cámara instrumental. Las restantes seis igualmente se desenvuelven serenas entre los murmullo auditivos que exhalan naturaleza y el olor de la madera. Las cuerdas de nylon comienzan a tejer una red de acordes que se repiten formando un loop de hilos de seda que vibra con el movimiento. Mientras, se cuelan pequeños estruendos, lentejuelas creadas de la nada que se colocan entre esos hilos, cubriendo su piel como lunares minuciosamente imperfectos. “Soñando 2”, otra pieza balanceada en delicadas líneas de folk preciosista. “Soñando 3” es canción para dormir infantes, una nana que en el brillo de los metales invita a dormir en el sueño más profundo. Cada uno de estos cuadros esta repleto de detalles: normalmente la guitarra es quien forma los tejidos, mientras el resto de elementos va añadiendo arreglos los que provocan diminutos estallidos. La intensidad con que los instrumentos son tratados es extremadamente delicada. El silencio también es un elemento más que añadir a la paleta sonora. Ese vacío esta muy presente en varios momentos de “Soñando 4”, una ausencia que permite que la estridencia suave se perciba aún de mejor manera. “En espacios callados, este repertorio puede incluso ser presentado sin ningún micrófono o amplificación”. El tiempo detenido hace que se restituya la calma que estas composiciones traen consigo. Electrónica de materiales manipulados en su interior por las manos del interprete silente, sin más explicaciones que las necesarias. Todo se encuentra descrito con atención en las notas que traspasan la barrera del encantador sueño aplacado. Ritmos de gota sirven de sustento a “Soñando 5”. El vaivén de ruidos se confunde entre los miles de trozos que se estrellan en “Soñando 6”, y la tranquilidad reinante a lo largo de todos los sonidos ligeros se convierte en alegría en la pieza final. Folk de cámara y minimalismo adornan la sala de estar, invitando a su amigable unión de ruidos amenos.

Dentro de la constante movilidad de 0, Chauveau, Garin y Merah nos han entregado una reconfortante colección de agradables piezas que se sobreponen al rumor exterior, aminorando el copioso desplazamiento de sonidos con el brotar de notas frágiles, permitiendo que florezca el ruido acústico de tonalidades orgánicas.

www.flau.jp, www.0sound.tumblr.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: