Hawái.


258. Ventre univers
julio 1, 2013, 12:10 pm
Filed under: Uncategorized

Ventre Univers

RÊVE
»Ventre univers«
PILOTTI. 2013

La tierra tiembla y el cielo se abre. Ocurre que las sorpresas aparecen cuando uno más distraído está, pensando en cualquier otra cosa, con la mirada hacia un punto perdido, hacia el cielo cerrado. Es en uno de esos días que en mi casilla recibo un correo que al abrirlo comenzaron a expandirse sonidos a los que estoy más o menos acostumbrado a oír, no tanto así a cubrir, por una u otra razón. Lo que no deja de ser una sorpresa. Por otro lado, siempre es agradable cuando a uno lo desvían del camino hacia terrenos distintos, cuando una extraña suavidad recubre una sonoridad vaporosa. Encerrado en el minimalismo más silencioso, al abrir esa correspondencia los oídos se abrieron junto con el cielo que se levanta sobre mi cabeza, despejando el aire, dejando entrar el sol por la ventana, aunque sean días de lluvia y niebla.

¿Y a quién correspondía ese mensaje? Pues esa carta tenía como remitente (virtual) a Julie Fossaert, una joven músico francesa cuya biografía indica un pasado como parte de las bandas Radiateur (french math rock) y Peru Peru (twee pop curiosity), además de colaboradora de Tristeza y Füxa. Mi ignorancia, siempre tan amplia, alcanza a la mayoría de esos nombres, excepto los últimos, lo que no hizo más que despertar mi curiosidad. En esa primera ocasión solo me atreví a escuchar una de sus canciones, la inicial, para no viciar la escucha posterior. Inmediatamente las olas interiores asomaron, propagándose por encima de la realidad. Semanas más tarde, después de unos cuantos correos, finalmente en mi casilla, desde Lille, norte de Francia, la integridad de la obra inaugural del proyecto solista de Julie. RÊVE nace hace no mucho tiempo como un lugar secreto donde revelar sus sueños convertidos en canciones. “Ventre univers” es el primer trabajo de esta artista, un trabajo breve de no más de veinte minutos que deja con la ansiedad de no saber cuando se ampliarán estos instantes de pop horizontal. Estas cinco piezas fueron producidas en Londres por su amigo Daniel O’Sullivan (Mothlite, Grumbling Fur, Miracle, Ulver, Æthenor, Guapo, Miasma & The Carousel Of Headless Horses). Sin embargo, el origen esta en su hogar, en Lille, en la primavera y otoño de 2012. “Tu dis mon nom la terre tremble / Tu dis mon nom le ciel s’ouvre / Tu dis mon nom une colonne d’air arrache toutes mes peaux”. Tres frases que se repiten cinco veces. Música vertical expulsada hasta más allá de nuestros oídos. “Cosmic Belly” y las guitarras que tiritan y los sintetizadores que estallan lentamente, una pieza que sobre todo recuerda a Broadcast/Trish Keenan (descansa en paz). Las notas rebotan contra la pared, atravesando el concreto, expulsando la materialidad fuera de si. “Can you hear me calling? Can you hear my call?”. Todo se vuelve difuso, extraviado, onírico. Los sonidos se pierden en el horizonte lejano, se internan en un universo asimétrico. Y están las voces. En forma múltiple, alterando la consciencia, en forma individual internándose en el subconsciente. Las palabras repetidas por Julie, se desenvuelven tersas sobre la piel del ruido brillante. Parecen frías, heladas, como lo era Nico, pero eso no le quita en nada su suavidad ni su transparencia. Ellas se mueven como fantasmas que atraviesan objetos, como sedosos fantasmas. “Je ne veux pas quitter le ventre du monde”. Los siguientes dos minutos, “Tu brilles”, están teñidos de onírica electricidad acústica: las cuerdas de nylon flotando sobre una brisa nublada de electrónica manual, equilibradas sobre un ritmo casero construido con elementos cercanos. “Tu brilles comme une vague d’or dans mon esprit”. Orgánica brillante sobre un mar negro, estrellas negras sobre mares blancos. “Fer” posee todos los elementos anteriores, la rítmica repetitiva, los sonidos que se evaporan. “A beach house by a streamming / Dream lucid fantasy vivid memories / Magical greenery / These colors / These colors come teardrop… Sea”. Las cuerdas eléctricas, sacadas de una fantasía de cósmico pop alemán, se enredan en las voces y la imaginería propia de una ilusión infantil, de nuevo con la delicada voz ininteligible. “Hotaru Kana”, otros efímeros tres minutos, tanto como su lírica: “Moe (you light) / Mata (you blow out) Hotaru kana / (This is firefly)”. Finalmente “Black Crow”, una pieza escrita por su amiga Asako Fujimoto (Windyhill Mill). Folk de ensueño, dream pop orgánico en los campos de la vida imaginada. El ruido acústico navega sobre olas indecisas, y toda la luz cae sobre los ojos de manera directa. Mágico ruido que cierra el círculo infinito en un mundo abierto, sonidos que tiemblan y cielos abiertos.

RÊVE, en su primera aventura solitaria, construye piezas inacabadas, extraídas de mundos paralelos. La música es enrevesada, pero no confunde de manera brusca. Lo que hace es envolver, capturar, produciendo un hermoso desconcierto de voces desvanecidas y ruido borroso. “Ventre univers” es maravillosamente brillante, como una ola de oro en la mente.

www.pilotti.org, www.r-e-v-e.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: