Hawái.


248. Aquarius
mayo 1, 2013, 12:00 pm
Filed under: Uncategorized

Aquarius

VARIOS
»Aquarius«
DRONARIVM. 2013

“Dronarivm alcanza una nueva órbita. El proyecto ‘Aquarius’ es una constelación completa de nombres emblemáticos”. Ya desde su nombre, el sello Dronarivm da una señal inequívoca de hacia que lugar se dirigen sus sonidos, hacia que horizonte se dirigen sus miradas. Aún con historia no demasiado prolongada, edición número nueve es un proyecto que reúne no a todos, pero sí a un universo importante de artistas que evocan esa música que es la seña de identidad del sello, esto es, las notas suspendidas en el aire hasta el infinito, las masas de aire frío que hielan la piel, el ambient crepuscular y la electrónica extendida, con paradas en los campos floridos.

“Especialmente para esta compilación conceptual figuras icónicas de la escena ambient de diez países del mundo grabaron quince tracks exclusivos”. El disco, sus partes, fueron reunidas por el músico polaco Bartosz Dziadosz, también conocido como Pleq, a quien conocimos el pasado año con “The Redemption Bells EP” (Wist Rec., 2012) [212], su disco a medias con Lüüp, de ahí la conexión con él. Y en esa labor de unir sus partes, Pleq forma una entidad unitaria, donde cada paso es la consecuencia del anterior, y este a su vez del que le precede, y así. El comienzo es con el argentino FEDERICO DURAND. “Una visión entre los árboles” se sumerge entre una vegetación rústica, una visión nocturna en las laderas de un mar frío e inhóspito, donde se oyen aves cantar en la soledad de un lugar apartado, lo mismo que sus sonidos. THE GREEN KINGDOM insiste en su mirada a una suerte de folk digital, pero con tonalidades celeste claro. La mezcla de formas acústicas, eléctricas y electrónicas se aproxima a “Incidental Music” (Tench, 2012) [207], pero “Pineloops3” posee una distancia mayor, aunque las melodías y su decorado esta presente. PJUSK pretende que nada ha sucedido, inclinándose hacia las mareas heladas, sacadas de alguna estación en las profundidades nórdicas. MELODIUM ofrece una nueva oportunidad de sumergirse a la calma. Y tan pronto como uno se ve sometido a un estado de quietud, tan pronto como ve asolado por las costas de electrónica brillante e incandescente, todo gracias a OFFTHESKY y su drone mix de “Pistorius”. Y sin embargo, “For A Short Time, Our Love Was Strong”, la contribución de SIMON WHETHAM, supone un descenso definitivo a los ásperos drones oceánicos, marcando el comienzo del momento de rendición absoluta, lo que termina de suceder con LOSCIL. “Hemlock”, una expedición hacia paisajes glaciares en donde el canadiense camina sobre un lago congelado de notas estancadas por la temperatura, en las praderas escarchadas del norte de América. MARSEN JULES da otra exhibición de ambient pop, adornado con flores otoñales caídas a un terreno mojado por la lluvia de cada día. “A Room Full Of History” es una pieza para retener en las tardes heladas que se vienen, contemplando las estelas nubladas. FABIO ORSI y PILLOWDIVER, cada uno con un track de drone ambiental y música de cámara, el primero más rugoso que el segundo. “Schreef”, de MACHINEFABRIEK, se escapa del hielo para desembarcar en el puert y el ruido estático de sus procesos industriales, el resplandor del acero. HAKOBUNE + HIROKI SASAJIMA, usando field recordings, recrean los campos y la forestación de las planicies lluviosas, mientras el sonido permanece casi inmóvil, sujeto por unos hilos muy delgados. “Untitled #288” es, como no podía ser de otra forma, otra pieza de minimalismo digital de FRANCISCO LÓPEZ, en el corazón invariable del sonido. Su continuación lógica viene con “Metrics #1”, obra de PLEQ + MATHIEU RUHLMANN. Ruido extraído de las profundidades abisales del mar, como un manto de tejido submarino, como el ruido que produce un kril bajo la superficie. Finalmente, el músico de Los Ángeles YANN NOVAK despide el viaje oceánico con una delicada pieza de electrónica microscópica, mucho más bulliciosa que de costumbre pero, aún así, bordeando el silencio, construida con finas hebras de silicio, hilvanando un panorama neutral con ruido minúsculo y notas desvanecidas –hay una pista más, en la edición digital, donde SEGUE visita parajes campestres de verde fulgor–.

Al poco avanzar en los minutos, “Aquarius” va consumiendo la rigidez y convirtiendo la solidez en masa líquida. El calor se vuelve frío y hielo polar, el sueño de un invierno húmedo, cubierto de capas de agua congelada. El mar se convierte en una superficie bajo cero y, bajo el, subyace el ruido y sus ambientes glaciares.

www.dronarivm.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: