Hawái.


242. Source Voice
abril 1, 2013, 12:00 pm
Filed under: Uncategorized

Source Voice

AGF
»Source Voice«
LINE [SEGMENTS]. 2013

Cuando las palabras se pierden solo queda el sonido. La alemana Antye Greie–Ripatti lleva más de diez años publicando ‘experimentos conectando la voz, la deconstrucción del lenguaje, la percepción y el procesamiento del sonido’. La primera vez que oí de ella fue con el dúo Laub –como parte del sello Kitty–Yo– y, posteriormente, ya con su producción bajo el nombre de AGF. Entre medio, proyectos como The Lappetites, The Dolls, discos junto a Craig Armstrong, Zavoloka, Ellen Alien, Gudrun Gut o Vladislav Delay, quien es además su marido –de ahí el cambio de apellido de Fuchs a Ripatti–.

La voz siempre ha estado presente en la obra de Antye. El uso de las cuerdas vocales han sido un elemento que ha recorrido toda su producción, a veces pronunciando palabras, a veces tan solo emitiendo sonidos, que también es una forma de comunicación. Por otro lado, esta la manipulación del ruido electrónico, entramados sintéticos de delicadas fibras que forman redes, sobre las que se sobreponen las palabras y los poemas, las frases en medio del tejido digital. Dentro de ellos cabe destacar “Westernization Completed” (Orthlorng Musork, 2003) y “Words Are Missing” (AGF Produktion, 2008). Luego de dos años, la artista alemana regresa editando el segundo trabajo de Line [Segments], la serie, subsello, parte del label de Richard Chartier. “La voz es el instrumento humano. Casi todos tienen una voz… Una voz es personal, política y controlable. Algunas voces son escuchadas más que otras. En expandir el sentido de la voz, escuchándolo y deconstruyéndolo, nosotros aprendemos sobre nuestro cuerpo, nuestra especie. Crecemos y adquirimos conciencia a través de este proceso”. El reciente trabajo de AGF, demás esta decirlo, se focaliza en la voz humana, claro que procesada digitalmente, con una excepción. Seis pistas donde los sonidos que salen de las entrañas de un ser humano, ella misma, se entremezclan con las corrientes frías de un ambient glaciar. Al saber de su existencia de inmediato me sentí intrigado por sus resultados pero, sin embargo, por alguna extraña razón, me aleje de él –probablemente su portada–. Una vez superado eso, finalmente me lancé a él, sin miedo. Y aquí estoy, aún sumergido en él. “Source Voice” esta inspirado por algo llamado yoik, una ancestral costumbre folclórica. Yoik es una forma de cantar y vocalizar, mayormente sin palabras, de la tribu Sami, en el norte de Escandinavia, considerada una de las más antiguas tradiciones musicales de Europa. Antye comenzó a imitar y vocalizar junto con el viento y el clima a su alrededor. “The Human Condition” y AGF multiplica su cuerpo. Su boca se abre y parece como si fuesen diez más. La voz suena entre un bosque helado, con el crujir de la madera húmeda, y prontamente asoman las olas congeladas, mareas profundas, como el aliento enorme de algún dios nórdico. Solo son cinco minutos, pero son suficientes para representar al resto del álbum: música experimental y que, sin embargo, no se hace difícil de escuchar. “Breathing In Lines” utiliza los mismos recursos, pero llega a puntos diferentes. Prácticamente solo se oye un murmullo prolongado hasta los vastos campos de hielo, y la voz esta tratada de una manera que se confunde con el ruido que rodea su corporalidad. La voz se torna entonces crujido microscópico, pequeños insectos, libélulas que merodean al interior de la garganta y que esparcen el viento, dejando irreconocible las letras que no existen. Todo se vuelve electrónica polar, minúscula y espaciosa. “Voice Count” nuevamente cubre los rastros de acústica original en sonido artificial, en este caso no muy lejos del techno clínico propio del último período de raster–noton –Mark Fell/ SND, Alva Noto, Cyclo, Kangding Ray, Frank Bretschneider–. La cuarta pieza, “Kaamos”, es la única en la cual la voz permanece incorrupta, y en donde el misterio ancestral y la herencia mística aparecen. Ubicada en medio del disco, es una especie de remanso reflexivo proveniente de las tierras más frías, donde la civilización aún no penetra del todo. Respirar, exhalar, acciones básicas, vitales hechas arte. “Digital Yoik” se desarrolla de manera más amplia, primero envolviendo con brumas vaporosas y luego con silencios, más tarde regresando a las envolturas. Finalmente “Hum Pitch Play” hace de epílogo a través un ejercicio de click’n’voice, ruido, viento, mar y electrónica intrincada. Sin embargo, eso no es todo. Existe un track adicional solo disponible por medio de la tienda de LINE. “Feed Back”, pieza digital compartida entre AGF y Richard Chartier, veinte minutos de sonidos viajando de un punto a otro, distante, recorriendo trayectos que van del minimalismo silente y quirúrgico del norteamericano a las múltiples capas sonoras de la alemana, pasando lentamente por zonas submarinas, por murmullos multiplicados y por el ruido lumínico.

La fuente es la voz, y cuando las palabras se extravían, solo quedan los sonidos que esta emite para transmitir las sensaciones, para comunicarse de manera primaria y expresar la humanidad, de la misma forma que lo hacen las aves, animales, insectos. “Source Voice”, uniendo corporalidad, ambiente y sonido es una obra que rebasa vitalidad por cada costado a través de su fría respiración y su aliento que hiela.

www.lineimprint.com, www.poemproducer.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: