Hawái.


170. Cross–Pollination + El tren fantasma
diciembre 1, 2011, 2:10 pm
Filed under: Uncategorized

CHRIS WATSON & MARCUS DAVIDSON
»Cross–Pollination«
CHRIS WATSON
»El tren fantasma«
TOUCH. 2011

En el arte de captar los sonidos tal y como suenan en la naturaleza, inmaculados, y trasladarlos a un objeto que los reproduce de la misma manera, sin mayor modificación más que la estrictamente necesaria, el inglés Chris Watson se encuentra en el más alto lugar, la cumbre. Nacido en Sheffield de joven formaría Cabaret Voltaire y posteriormente sería parte de The Hafler Trio. Ya a comienzos de los años ochenta se inicia en la grabación de sonidos, tarea que ha desarrollado hasta ahora con trabajos que se desenvuelven en ese parte del arte sonoro. Discos como “Outside The Circle Of Fire” (Touch, 1998)  y “Weather Report” (Touch, 2003) forman parte de un amplio y variado catálogo de investigaciones que son el reflejo de un lugar y un clima específicos. Un año específico, este 2011, tenemos la suerte de tener entre manos dos trabajos más, uno de ellos el primero en 7 años de uno elaborado en solitario, lo que no sucedía desde aquel “Weather Report”.

Lo primero, cronológicamente,  es “Cross–Pollination”, dos extensas piezas en un solo CD en el cual somos testigos, una vez más, de la enorme habilidad para simplemente instalarse en el lugar correcto y así aprehender a la naturaleza y robarle un poco de su música. “Midnight At The Oasis” son veintiocho minutos en el desierto de Kalahari en Sudáfrica desde donde mayormente registra el transitar nocturno de seres minúsculos, aves, toda una fauna que casi nunca vemos pero si podemos oír. Es esta la pieza en la que la alteración del entorno es menor. El detalle está en colocar el micrófono en el sitio exacto, y acto seguido, sucede el milagro. Millones de voces aparecen en le inmensidad de la noche, en la infinidad de un lugar que se dice desierto pero es cualquier cosa menos vacía, mucho más que arena. Basta con cerrar los ojos y dejarse arrullar por silbidos y zumbidos, banda sonora de la vida silvestre en estado puro.  “El desierto de Kalahari es un espacio amplio y abierto, donde la mayor parte de la vida silvestre es nocturna. Después de la puesta de las dunas, los pastos y arbustos espinosos son patrulladas por un imperio emergente extranjero, los insectos”. Ellos son los mayores protagonistas que emergen de entre los matorrales escondidos en las sombras. Media hora fascinante que es solo la mitad de este álbum. Polinización cruzada, o alogamia es la transferencia de polen de una antera de la flor de una planta a un estigma de la flor de otra planta. A ello hace referencia el título, y ello se debe principalmente a esto, “The Bee Symphony”. Concebido para el ‘Pestival’ en 2009para explorar las armonías vocales entre humanos y abejas, fue grabado con posterioridad en el Auditorio Rymer del Centro de Búsqueda Musical de la Universidad de York en diciembre 17 de 2010. Usando grabaciones hechas por Chris Watson y Mike Harding, Marcus Davidson compuso y arregló esta sinfonía para abejas y cinco humanos, The Bee Choir. “El sonido los humanos cantando abejas era extrañamente atractivo. Pensé que era una reminiscencia de la música aborigen, tal vez mostrando cómo en armonía con la naturaleza esas civilizaciones estaban. De hecho, todos los acordes y ‘canciones’ en The Bee Symphony se han tomado de las notas reales cantada por las abejas en las grabaciones de campo”. El compositor habla acerca de las proximidades entre sonido ambiente y música primitiva, ambos entrelazados. De hecho, los dos guardan relación con el minimalismo más tradicional. Pero, relaciones aparte, acá tenemos a un coro de insectos artificial cantando en consonancia con un coro de insectos reales, formando una armonía de un tono pero de muchos colores, más allá del amarillo y el negro.

Y cuando parecía que el tiempo se nos acababa, Watson nos da otra prueba más de su aproximación a los ruidos puros, “El tren fantasma”. “Tome El tren fantasma de Los Mochis a Veracruz y me desplacé a través del país, de costa a costa, del Pacífico al Atlántico. Viajar al ritmo de los raíles a bordo de los Ferrocarriles Nacionales de México (FNM) y la música de un viaje que ahora ha pasado a la historia”. Ese tren ya no existe más, no desde hace diez años, el mismo que fue parte de la serie ‘Great Railways Journeys’ de la BBC y del cual Watson fue pasajero durante un mes. Corto período en el que condensar décadas de historias y de vidas. Desde “La anunciante” que nos avisa la ‘última llamada para El tren fantasma’ escuchamos los rieles sobre el acero y de ahí una multitud de sonidos que son parte de un viaje al interior de México. Gallos, pájaros (“Los Mochis”), electrónica de avanzada para carriles (“El divisadero”), cruces de caminos (“Crucero La Joya”), ambient para máquinas (“Chihuahua”), ritmos silenciosos (“Aguascalientes”), más cánticos de aves que resuenan como son, hermosos (“El Tajin”), cánticos que se pierden en la memoria. “Gracias por haber viajado en El tren fantasma. Este servicio ha dejado de existir”.

El desierto, las abejas, los trenes, tres mundos que se unen en manos de un recolector de lugares-sonido –en el caso de “Cross–Pollination” junto a la ayuda de Marcus Davidson–, documentos que impiden olvidar y que ayudan a conocer lo desconocido, que hacen a los animales más pequeños cantar y a los más grandes emitir zumbidos. Un cumulo de estruendos a campo abierto coleccionados por un observador silencioso.

www.touchmusic.org.uk, www.chriswatson.net, www.marcusdavidson.net
Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: