Hawái.


157. Patina + Mort Aux Vaches
septiembre 1, 2011, 12:00 pm
Filed under: Uncategorized

TIM CATLIN & MACHINEFABRIEK
»Patina«
LOW POINT. 2011
PETER BRODERICK AND MACHINEFABRIEK With KLEEFSTRA, BAKKER, KLEEFSTRA And NILS FRAHM
»Mort Aux Vaches«
MORT AUX VACHES. 2011

He aquí un par de discos y un puñado de músicos con diversos pasaportes con un denominador común, que es que han ayudado a cimentar una nueva escena de corte experimental, desde diversos lados, la mayoría con cierta inclinación a un nuevo clasicismo. Es este el nuevo orden que impera bajo la superficie, que siempre ha estado, y siempre estará, aunque no siempre sea del todo visible.

“Patina” corresponde a la segunda colaboración entre el australiano Tim Catlin y el holandés Rutger Zuydervelt. El 2009 es cuando editan “Glisten”, y este año vuelven a coincidir, de nuevo por Low Point, el sello de Gareth Hardwick. Catlin, como su compatriota Oren Ambarchi, explora las posibilidades que puede dar de sí la guitarra, además de un sitar electrico. Y como siempre, si uno busca, probablemente encontrará. Al igual que en su anterior trabajo, el primero se encarga de sacar sonidos, de buscar, rasguñar, mimar y finalmente enviar los archivos para que luego Rutger por su lado añada sonidos, edite, manipule las cintas como si fuese un carpintero que trabaja con maderas en bruto, aunque en este caso la materia prima no sea tan rústica. Como resultado de ese proceso tenemos dos largas piezas, de diecisiete y quince minutos respectivamente, que ocupan cada una de las caras de este LP. “Patina II” es más oscura, y cercanaal drone elevado en el aire como las obras de Terry Riley. Por el contrario, “Patina I” es más tenue, y en ella las texturas electrónicas, el trabajo de sumar sonidos, es más sutil. Del mismo modo, lo que Catlin logró extraer de sus instrumentos se oyen con más claridad, eso hasta que casi al final del corte la superposición de capas es tal que solo queda un resto de un mismo tono, un mismo color, como si ambos hubieran grabado esto en la misma sala. Son las dos caras, de muchas posibles, que se perciben: una de un paisaje drónico, otra de un entramado que uniendo sonoridades distintas dan vida a una estructura cohesionada y mas rica en lados por descubrir. Por cierto, una pátina es una especie de barniz duro que se forma en los objetos antiguos de bronce y también el carácter indefinible que con el tiempo adquieren ciertas cosas. Las capas de Tim Catlin, en este caso se ven recubiertas por Machinefabriek, sin que se en su intervención estas se deterioren en lo absoluto, solo cobran otro significado.

“Mort Aux Vaches” es uno más de los muchos discos registrados en los estudios de la estación holandesa VPRO. Este es el número 64, que reúne a una pléyade de músicos, la mayoría con colaboraciones previas que comparten con el anterior uno en particular, Machinefabriek. Es este uno de los dos responsables principales, que se mantiene en todo el disco. El otro es Peter Broderick, un tipo de Carlton, Oregon y que se ha paseado por varios sellos fuera de su América natal (Kning Disk, Type, Erased Tapes). A su haber tienen “Blank Grey Canvas Sky” (Fang Bomb, 2009), por lo que la unión se da de forma natural. El violón, el serrucho y el piano de Broderick se mezclan con la guitarra, los efectos y los objetos de Rutger. Son tres cortes prolongados, todos con su participación. “Session I” y “Session II” los muestran solo a ellos dos, en ambos casos con un fuerte poder evocador. Son tracks muy cinemáticos, donde juegan con los silencios, las escenas, los tiempos, los ambientes y los planos quietos. El instante final es el más cinematográfico, con Broderick (¿o será una grabación?) hablando en una lengua extraña, como sacada de una cinta filmada en la Europa del Este. Son instantes en que la música se vuelve imagen, un momento nublado y una paisaje helado en una ciudad fría y derruida, en donde el piano marca las emociones mientras el resto de objetos giran a su alrededor para intensificar la soledad. Pero esto no es solo de a dos. El with de la portada indica que otros invitados se acercan, concretamente viejos conocidos: Anne Chris Bakker, los hermanos Jan y Romke Kleefstra –los hermanos comparten con Anne “Wink” (Apollolaan, 2009), y con Machinefabriek Piiptsjilling– y el piano inconfundible de Nils Frahm –Broderick le produjo “The Bells” (Kning Disk, 2009)–. Los seis son responsables de “Session III (Angelige Noaten)”, una pieza en la que los dos extremos de este trabajo se aúnan en pos de una sugerente imagen auditiva. Cada uno en su rol, y de nuevo la acústica de las cuerdas del piano –en este caso del alemán– robando protagonismo dan vida a una atmósfera que corta el aire, que suspende el tiempo. Música que bebe de una tradición clásica, que introduce fragmentos de modernidad bien entendida, que recrea secuencias con cierto dramatismo congelado y construye una panorámica envolvente y perturbadora.

Tanto “Patina” como “Mort Aux Vaches” son dos muestras, unas de las muchas que hay, en las que este puñado de músicos, la mayoría de ellos con vínculos entre sí, forman una red, junto con las plataformas en las que se desenvuelven, en las que se dan la libertad de realizar una labor explorativa, sonidos de búsqueda, sin que eso signifique un desparrame de los mismos. Muy por el contrario, encauzan esa libertad en trabajos profundos y de ambientes de delicada emotividad.

www.low-point.com, www.staalplaat.com, www.timcatlin.net, www.machinefabriek.nu, www.peterbroderick.com, www.romkekleefstra.blogspot.com, www.myspace.com/janromke, www.nilsfrahm.de
Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: