Hawái.


154. Cho Oyu 8201m – Field Recordings From Tibet
agosto 1, 2011, 2:10 pm
Filed under: Uncategorized

GEIR JENSSEN
»Cho Oyu 8201m – Field Recordings From Tibet«
ASH INTERNATIONAL. 2006

“Encontré un aviso en la revista High. La compañía británica Adventure Peaks ofrece viajes en clase económica a muchas montañas del mundo. ‘Cho Oyu (8201 m), el sexto pico más alto del mundo proporciona la oportunidad más directa a alpinistas para ascender sobre los 8 mil metros. Cho Oyu yace en la frontera tibetana nepalesa, justo el este del Everest, Lhotse y Ama Dablam. Debe ser técnicamente competente en el grado escocés 3 con experiencia previa en alturas hasta 5-600 m o más. El éxito de la cumbre requiere un alto nivel aeróbico y buen estado físico. Aunque Cho Oyu es descrito como un ascenso directo, cualquier pico sobre 8 mil metros es muy exigente tanto física como mentalmente’”. En  Septiembre y octubre de 2001 Geir Jenssen se embarcó en una expedición, la más económica que pudo encontrar –5 mil libras–, por una de las montañas más altas del mundo, en los ancestrales Himalayas. Jenssen es más conocido por haber sido parte de la banda Bel Canto, pero por sobre todo por editar, bajo el nombre de Biosphere, una serie de trabajos en donde ha explorado desde el techno en sus comienzos hasta llegar al ambient glaciar. Algo de eso debe de venir del lugar donde nació y se crió, en Tromsø, una ciudad en la fría Noruega, la cual se encuentra ubicada dentro del círculo polar ártico.

Acompañado de un guía y cuatro expedicionarios más, emprenden viaje lo más alto del mundo, cerca del cielo, y este disco da cuenta de ello, una bitácora de una travesía por las montañas heladas. De todos ellos finalmente llegarían solo Geir y un sherpa llamado Krishna. El camino hacia arriba es difícil, luchando contra el frío, el viento, el agotamiento, el hambre, etc. Y para reportarnos su estancia en el Tibetana seri de field recordings tomadas de todos lados: canciones de la radio, música de la zona, comunicaciones entre una estación y otra, que se confunden con el aire, el tema de la Radio Internacional Noruega (“Camp 1.5 – Mountain Upon Mountain”), música del mundo (“Camp 2 – World Music On The Radio”), pájaros comiendo galletas, sonidos aldeanos (“Palung – A Yak Caravan Is Coming”), brisas, corrientes de viento, océanos de hielo interminable, alcanzando el más precioso sonido ambiente en“Cho Oyu Basecamp – Morning”, encontrando brumas de ambient congelado mientras comparten el último tubo de oxígeno (“Camp 3 – Neighbours On Oxygen”).

Los dolores de cabeza, lo pies entumecidos hiciero que muchos abdicaran. Hacia la cumbre solo llegarían dos Geir y Krishna, hasta alcanzar a respirar un suave aire (“Summit – Only Slight Breeze On The Summit At 8201m”) y captar la pureza de aquello que ha sido muy pocas veces tocado. “Alrededor de las 8 por fin llegamos a la meseta de la cumbre. Puedo ver los movimientos de Krishna en el sol. El punto más alto sigue siendo 500 metros de distancia. Se siente como una distancia infinita. Me siento muy cansado. La nieve se hace más profunda. ¿Por qué no lleve mis bastones de esquí? Krishna me presta los suyos. Él desaparece delante de mí y sigo sus rastros como un hombre muy viejo con un bastón. Me temo que volverá a mí diciendo: ‘Lo siento, usted está caminando demasiado lento. Tenemos que volver ahora’, pero después de unos minutos lo puedo ver en la cumbre comunicándose con ABC. También puedo ver el Monte Everest por primera vez y sé que he llegado a la cumbre. Son las 9:25, todavía es muy temprano en la mañana. Tomamos unas cuantas fotos, compartimos una manzana, hago una rápida grabación en minidisk y simplemente disfruto de la fantástica vista”. La vista que se oye desde el CD cautivante. Hay muchas grabaciones de campo por ahí, pero el noruego también conocido como Biosphere le otorga su toque personal, haciendo música a partir de la música, canciones a partir de las ventiscas, las olas de nieve, recogiendo sonidos en un lugar al que solo llegamos a través de este fascinante documento auditivo. “Cho Oyu 8201m – Field Recordings From Tibet” logra lo que creo debiera ser uno de los objetivos principales de las grabaciones de campo, cual es transportar, a través de captar el ruido de un espacio físico determinado, a ese lugar captado, hacer a uno parte de él, sentirse en él. Y vaya como lo consigue, porque oyéndolo de un extremo al otro me siento subiendo la cumbre, congelándome en las montañas borrascosas, a pasos de la cumbre glaciar de Cho Oyu.

www.ashinternational.com, www.biosphere.no

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: