Hawái.


152. Teaism: Music Inspired By The Art And Culture Of Tea
julio 1, 2011, 2:30 pm
Filed under: Uncategorized


VARIOS
»Teaism: Music Inspired By The Art And Culture Of Tea«
STATIC CARAVAN. 2008

Existe una bebida que, sin ser medicina, lo arregla (casi) todo, que puede ser tomada tanto en la tarde, como en la mañana o en la noche. Una bebida que sirve para casi todo,  que no daña y que es saludable. Esa bebida es el té. Se dice que hace casi 5,000 años atrás el Emperador Chen-Nung, quien insistía que por higiene toda agua debía ser hervida, mientras realizaba eso bajo un árbol de té, unas hojas, movidas por el viento, cayeron en su olla. El emperador sintió un aroma que lo cautivó, quiso probarla y de inmediato sintió un exquisito sabor. Quizás sea así, quizás no, pero entre la leyenda o la realidad, la leyenda. Expansión en Asia, llegada a Europa, a América y de ahí a mi taza. Desde luego hay muchas variedades, unas más puristas que otras, pero todas exhalan esa sensación de agrado cuando uno lo bebe.

Un buen día alguien decide que su relevancia, a pesar de su cotidianidad no podía quedar ahí, y acertadamente le dedica un disco entero. Ese alguien, el curador de esto, es Stefan Panczak, y el medio que lo lanza, Static Caravan, sello inglés de una calidad envidiable. Panczak es también Inch-Time, quien tiene discos preciosos como “Any Colour You Like” (Static Caravan, 2005). “Incluso en el mundo de la música, los sonidos pocas veces obtenien la felicidad en la misma forma como el anuncio de un hervidor de agua hervida. A pesar de que hay más de 3.000 variedades diferentes de té, es una bebida extrañamente tranquilizadora, y una que ha tenido una gran influencia en el arte y la cultura, así como algunos de los capítulos importantes de la historia”. Panczak escogió a quince artistas –a hand-picked selection– para que cada uno creara una canción exclusiva, inspirada en el arte y la cultura del té. Quince artistas que son un muestrario de lo más diverso, de sonidos variados que como a veces se da gozan de una entrañable coherencia. Quien inicia la ruta del té es MAX DE WARDENER: “Kettle Song” es una delicada nana acústica con el sonido de, precisamente, una tetera de fondo, el típico silbido que indica que es hora de coger nuestras tazas. THE BREAK-UPS toman el ruido anterior y entregan una electrónica rara e intrigante. Llega el turno de Paczak e INCH-TIME: “Snow Jewel” es otra preciosura de su catalogo de melodías infinitas –para completar el cuadro, existe también “Snow Jewel (Robin Saville Remix)” (Static Caravan, 2008), una remezcla hecha por la mitad de ISAN, que la lleva a su terreno, y que demuestras dos cosas, la influencia de su banda en buena parte del disco, y que muchas canciones son perfectibles–. Más electrónica: CARLOS Y GABY hacen una con toques nocturnos mientras que AM/PM una más diurna, propia de Morr Music en sus comienzos. Luego del breve interludio de SERAFINA STEER, PIMMON, alguien que cualquiera dudaría de su presencia, no desentona con sus ruidos extraños. Turno para TUNNG, lo que es lo mismo que el folk-pop entre algodones: “Shove It” es otra muestra del talento de Mike Lindsay para las distancias cortas, cada vez menos sintético. ROOT 70, LORD JIM y QUA se dan un paseo estilístico: los primeros con un jazz de salón, libre pero apto para bailar, el segundo con un piano de conservatorio brumoso, y el tercero con una mezcla de electrónica y música sincopada. Para el tramo final quedan más buenos temas. XELA ofrece su lado más amable, probablemente nunca antes visto, mucho más juguetón que de costumbre; DOLLBOY ofrece otra pieza vocal, una “One Liner” que es folk y es electrónica, es pop suave y es música de andar por casa. OBLONG, o cuando la IDM se cruzó con el indie, y tuvieron un hijo al que le gustaba el pop: indietronica la llamaban. Y como el té produce efectos gratos en el paladar, el fin tenía que llegar de manera alegre y algo festiva: “Mr & Mrs Grey” a cargo de CIBELLE With JOSH WELLER es un final ameno a ritmo de jazz gitano, escobillas, un Hammond y una voz fina y la mar de simpática.

Ahora que empieza a hacer frío, para despertar de la pereza de las mañanas, nunca viene mal un té. Y ahora que las tardes están más heladas que de costumbre, también sirve para hacer más calido todo. En Inglaterra es ya una tradición sentarse a beberlo cuando el día está en la mitad, entre las 3 y las 5. Aunque, en realidad, sirve para cualquier hora del día, pues todas las horas son la hora del té. Y esa ocasión puede ser más agradable si se acompaña de algún pastel, y si a eso le sumamos música mucho mejor, y si esa es la de “Teaism: Music Inspired By The Art And Culture Of Tea”, en cualquiera de sus quince variedades, en cualquier de sus quince sabores, tenemos un momento inmejorable. Warm and cozy.

www.staticcaravan.org, www.teaism.net
Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

excelente!, lo acabo de escuchar desde la página del proyecto ,,gracias hawai
slds

Comentario por julio

Música para mientras uno toma té.

slds jl.

Comentario por Hawái.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: