Hawái.


149. Causeway
julio 1, 2011, 2:00 pm
Filed under: Uncategorized

RYAN TEAGUE
»Causeway«
SONIC PIECES. 2011

Ha tenido que pasar un lustro para que volvamos a tener en nuestras manos un nuevo trabajo de duración más prolongada del inglés Ryan Teague. Un largo tiempo que nos devuelve a un Teague algo cambiado, un tanto diferente al que oímos años atrás. Es 2006 edita “Coins & Crosses” (Type), mezcla cohesionada de música contemporánea y electrónica espaciosa, un trabajo más que interesante donde la fragilidad se escondía en la solemnidad. Y en el trayecto que va desde ese álbum al nuevo es que hay un cambio de sello y de identidad. Y algo de eso ya se anunciaba en “High Knoll”, su aportación a “Explorer’s Club: 1. London – Paris” (LoAF, 2010), una muestra del nuevo trabajo, apartado de sus inicios.

Es 2011 y ha dejado Type para pasar al catalogo de Sonic Pieces. Coincidentemente, el anterior disco del sello era “Depart, Repeat” (2011) [139], un 7” donde Simon Scott también daba un giro hacia lo acústico. Ese giro es el que da Ryan en “Causeway”. Los sonidos orquestales dan paso a espirales de folk ancestral. Lo que antes eran grandes piezas, ahora son canciones cortas, más esqueléticas si se quiere. Un viaje por los campos como no los hay en Inglaterra y si en América, donde el pasto es más seco, donde el trigo abunda. Sin embargo, no estamos ante un imitador más de John Fahey. Si bien tiene un buen manejo del fingerpicking –nunca como el de la leyenda norteamericana–, Teague le imprime cierto sello personal, traído de su background como compositor en otras áreas, y eso hace que sea un disco rústico pero no áspero. Una de las influencias que más se cita es la de Steve Reich, influencia con la que no puedo estar más de acuerdo. Como en esas obras para muchos músicos que Reich componía, y donde las notas, los acordes se repetían y se repetían, se superponían unos en otros, así mismo ocurre con pequeños arpegios que funcionan como loops constantes. Algo de electrónica hay, muy poca eso sí, pero lo que acá gobierna es la guitarra acústica, la misma que estuvo tan de moda hace un tiempo, y que hoy nuevamente ha quedado relegada al olvido, de no ser por discos como este, un disco que va, sin cortes ni nada que desentone, del folk repetitivo de “High Knoll” o “Loophole (Fig. 2)” al folk rural de “Reprise”, de la música de cámara acústica de “Causeway” a la pureza de “White Nights”, del folk coral de “Undone” hasta la final y abatida “Potters House”.

“Causeway” impresiona por como suena, por cuan diferente es a la obra anterior, por como nos llega y por descubrir a un músico de folk donde antes teníamos a un compositor serio. Pero esas armas que ya utilizó en “Coins & Crosses” las aplica a estas gemas brutas y a la vez delicadas de música hecha de madera añeja. Y es en el epilogo donde se revela la naturaleza y los orígenes de este nuevo Ryan Teague. Mientras reverberan los últimos acordes de “Potters House” se oyen sus notas finales diluirse entre el sonido de la aguja sobre un viejo vinilo desconocido, como de un alma perdida en la memoria frágil, grabada por guitarrista muerto en los campos de algodón.

www.sonicpieces.com, www.ryanteague.com

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: