Hawái.


148. Summvs
junio 1, 2011, 2:30 pm
Filed under: Uncategorized

ALVA NOTO + RYUICHI SAKAMOTO
»Summvs«
RASTER-NOTON. 2011

Existen cierto tipo de uniones, cierto tipo de colaboraciones que uno nunca podría esperar que llegasen a ocurrir, y en el caso que eso llegase a pasar, tampoco podría prever un resultado óptimo. En el caso de esta colaboración, lo primero era algo difícil de predecir unos cuantos años atrás, esto pues ambos se encontraban un tanto separados estilística y geográficamente. De lo segundo había, sin embargo, confianza que de esto saldría algo más o menos interesante, mirando los expedientes de cada uno, pero nunca de la manera en que ha sucedido, y en que se han sucedido los discos. “En cualquier género de música o en el arte tal vez, hay algunos buenos. Probablemente la primera vez que escuché la música de Carsten, yo no estaba muy familiarizado con esta área de la música, pero inmediatamente me di cuenta de que era bueno”, Ryuichi sobre Carsten. “Desde cuando empezamos con la primera canción de ‘Vrioon’, esta combinación era totalmente inusual –los instrumentos acústicos y esta manera muy extrema de tratar con el minimalismo, las frecuencias de onda sinusoidal y los impulsos muy cortos de sonido–. Esto era inusual, pero era un reto”, Carsten sobre el dúo inesperado. En efecto, Sakamoto siempre ha jugado en la experimentación y en la música de vanguardia, pero su ámbito de acción era un tanto diferente al de Nicolai, un artista del sonido que trata la música como ciencia. El resultado de sumar el uno al otro nos da una electrónica acústica, el piano del japonés intervenido por el alemán, una combinación que ha dado como fruto cinco piezas de arte mayor: “Vrioon” (raster-noton, 2002), “Insen” (raster-noton, 2005) y su versión live, “Insen Live” (raster-noton, 2006), “Revep” (raster-noton, 2006) [002], y “utp_” (raster-noton, 2008) [042].

“Summvs” es el último de la lista, y su título es la mezcla de dos palabras en latín, ‘summa’ (totalidad) y ‘versus’ (hacia), “actuando como una metáfora para el trabajo orientado hacia un todo colaborativo”, una suma en dirección hacia paisajes acústicos teñidos de pureza sintética, un espacio para surcar partituras de silicio. Este disco trae de regreso a la pareja luego de “utp_”, cuando se vieron acompañados por el Ensemble Modern. “Ambos anhelábamos el momento en que todo fuera más sencillo de nuevo”. “Intenamos retornar esta colaboración hacia solo nosotros dos, tal vez porque ‘utp_’ nos impactó  mucho”. Y como respuesta a ello, una vuelta a los orígenes, Ryuichi al piano, Carsten en la manipulación, y nadie más en la habitación. Sakamoto dibuja delicadas líneas en las cuerdas, y Nicolai interviene cuando hay que hacerlo, una formula tan sencilla a la vista como efectiva, que no efectista. El trayecto romántico futurista se inicia con “Micrón I”, la primera de tres piezas que utiliza grabaciones de uno de los 15 pianos metamorfoseados para cada intervalo de tono, desde tonos enteros hasta dieciseisavo de tono, diseñados por el mexicano Julián Carrillo Trujillo, un fascinante instrumento que explora casi todas las posibilidades tonales, incluso aquellas escondidas, allí donde se encuentran la mayoría de las de este disco. “Reverso” introduce olas de dub frío; “Halo” explora las texturas por sobre las melodías; “Pioneer IOO” y “Naono” es en donde volvemos a recordar porque sus obras están un peldaño por arriba del resto de la electrónica moderna; “Ionoscan”, una oportunidad más para oír el lirismo impresionista de Sakamoto. Finalmente quedan dos tracks, que son una sola, su particular apropiación de “By This River”, una pieza inmarchitable del “Befote And After Science” (Polydor, 1977) de Brian Eno compuesta al alimón por el inglés, Moebius y Rodelius. No cualquiera puede acercarse a ella sin evitar caer en el sacrilegio, pero nada más lejos de lo que ocurre acá: las reminiscencias del original, esas notas inconfundibles permanecen, pero poco a poco, sutilmente comienza una transformación silenciosa entre los glitches y la intervienen, deconstruyen, y hacen suya. Esto es el mejor ejemplo de lo que debe ser un cover. Para el track final se reservan la misma y única canción, en su versión ‘Phantom’, que aún va un paso más allá en la labor de desfiguración subliminal, más extensa en su duración, aún más prolongada en los tiempos muertos, lenta, agónica y sublime, llegando a tocar la gloria, o algo parecido a ella.

La nueva entrega de la dupla estrella de raster-noton nos los devuelve a la simpleza de lo mínimo, a la búsqueda de la emoción en aquellos gestos pequeños, los más mínimos, y enfrenta una vez más, en la misma vereda, a Sakamoto y su piano rico en melodías infinitas y Nicolai y el laptop rico en detalles inesperados. Nadie podía prever tal unión, una década en el tiempo atrás, cuando en un viaje a la isla asiática el almán conoció al japonés, pero lo imprevisto sucedió, y recemos porque siga pasando. “Summvs” rompe el silencio de la manera más tenue posible, y en esa tarea encuentran y moldean la belleza.

www.raster-noton.net, www.raster-noton.net/anrs

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: