Hawái.


099. Lichten
junio 1, 2010, 2:20 pm
Filed under: Uncategorized

F.S. BLUMM
»Lichten«
AUDIO DREGS. 2003

Nacido en Bremen en 1968, en 1990 F.S. Blumm, o Frank Schültge Blumm, comienza e estudiar música y artes, para luego trasladarse a Berlín. Participación en pequeñas bandas hasta que esto se hace más serio. Uniones eventuales con Harald “Zack” Ziegler, Rininat Rebesch y Marcel Türkowsky, formación del trío Klinn, trabajos para etiquetas como Plop, Morr Music, Staubgold. Sin embargo, hoy me detendré en un disco que editó allá por el 2003, en la norteamericana Audio Dregs: “Lichten”.

Lo que Frank hace es una música pausada, ligera, un espacio donde las notas se suceden de manera natural, y donde se nota que no hay nada que resulte forzado. Un lugar abierto a cualquiera. “Para mí es muy importante dejar un espacio psicológico en la música. Donde el oyente pueda entrar y añadir cosas: pensamientos, ideas, imágenes, incluso melodías”. Y en esa habitación sin puertas pero con muchas ventanas hay diversos y variados muebles: marimba, xilófono, trompeta, piano, acordeón, melódica, glockenspiel, saxofón, clarinetes. Por otro lado, también hay varios amigos presentes: Brent Nellen, Wilm Thoben, Marcel, Claus Kalvelage, Tim Tetzner, Saskia Breitenreicher y Bikini Krakor. Pero el amigo que más le ayuda a Frank es su guitarra acústica. “Los fines de semana suelo irme al campo con mi guitarra acústica y sentado bajo un árbol compongo las canciones. Luego en casa grabo estos bocetos y sobre la base de ellos realizo las instrumentaciones (yo directamente) o genero las partituras para otro ejecutante”. Pues como señala, a partir de esas seis cuerdas nacen las ideas para las futuras canciones. Ellas marcan el paso, y el resto siguen su andar, y caminan junto a ella cuando la ocasión lo requiere. Los distintos instrumentos y arreglos que cada canción necesita son muy puntuales y precisos, y el resultado no es producto de la suma de factores sino que de su ubicación dentro de estos cortos espacios. En ningún caso hacen estorbar a las melodías ubicadas al centro, sino que acentúan aún más esas líneas, unas líneas delicadas y livianas, pero capaces de sostenerse por sí mismas, nada más que reforzadas. Una sutil batería (Nellen) entrando en “Ankern”, el clarinete de Thoben y la melódica en “Terrase”, la trompeta (Nellen de nuevo) en “Zehn Tage”, la flauta de Krakor en “Zweite Bohne”, el piano de Breitenreicher en “Verlang”. Todos estos muebles, como dije, no estorban que la luz en esta habitación, y que hacen evidente algo que el mismo Frank destaca ya desde el título. “La palabra ‘lichten’ significa no solo iluminar, sino además aclarar, aligerar…”. La luz y la claridad. La pureza y la limpieza de estas piezas al servicio del pop, porque de eso finalmente estamos hablando, de instrumentales íntimos pero no cerrados, de minimalismo de alcoba, de pop de cámara, pero de pop al fin y al cabo, y que como tal, supone ciertos conflictos subyacentes. “El último año yo lancé un ancla en Italia, viví allí por medio año, y luego las cosas no funcionaron y los problemas fueron enfrentados, y ahora estoy de vuelta en Berlín, capaz de ir a cualquier lado de nuevo. En otras palabras, estoy buscando la simplicidad, porque la claridad es simple y la claridad es lo mejor. La claridad es a menudo triste, pues llega cuando terminas con algo. Tú cortas el nudo y todo se vuelve claro y simple, porque todo es claro, claro y hermoso, triste y hermoso”. Pero, a pesar que haya tristeza en lo que él hace, es de esa tristeza que no da pena, o al menos no de esa tristeza que causa rechazo – aunque la amargura de “Lichten”, el tema, no deja indiferente a nadie–, sino que muy por el contrario, es una tristeza tan suya y mía que uno no puede más que tenerle simpatía.

“Para mí no tiene sentido hacer música si no existe esta presión, urgencia, hambre o necesidad, la cual solía expresar siendo ruidoso, gritando. No gritaré más, pero espero que siempre mantenga esta tensión”. Al parecer esta tensión sigue ahí pues desde es 2003 hasta hoy ha publicado varios y muy buenos discos. Este berlinés de adopción ha continuado haciendo música agradable, como la que  hizo acá, en “Lichten”, música tímida y retraída, pero no por ello falta de carácter, pop naturalista que como pocos invita a entrar a la casa donde habitan sus tiernos sonidos.

www.audiodregs.com, fsblumm.free.fr
Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: