Hawái.


089. Going Places
abril 1, 2010, 2:10 pm
Filed under: Uncategorized

YELLOW SWANS
»Going Places«
TYPE. 2009

Curiosamente, el primero tuvo que ser el último. Después de mas de sesenta discos publicados (CDR’s, cassettes, LP’s CD’s), juntos o compartidos, tenía que llegar el fin. Yellow Swans se transformó en una de los iconos más visibles de la nueva escena norteamericana. En activo desde el 2002, se convirtieron en un virus sonoro que exploraba diversos géneros, noise, industrial, improvisación, dub, hardcore, etc., los mezclaba todos  y hacía surgir verdaderos engendros musicales. Y este era uno más, pero muy reconocible, de esa escena, con la libertad como bandera, libertad en cuanto a la música que creaban, tomando esos muchos referentes sin miedo a que resultara o al posible conflicto que pudiese surgir, y libertad como una independencia propia del primer indie americano aunque acrecentada aún más, publicando en pequeños sellos  y en ediciones muy limitadas. Su principal enfermedad, como la de todas esas bandas, la incontinencia editorial.

En abril de 2008, luego de mas de seis años juntos, Pete Swanson y Gabriel Mindel Saloman anunciaban su separación. El noise americano perdía a uno de sus citados dúos. Una baja más pero no sin dejar una despedida. Junto a ese anuncio venía otro: existía un álbum final en la agenda. Así, mientras no habrían más presentaciones se dedicarían a delinear ese último trabajo, su canto del cisne (amarillo). Su nombre, “Going Places”, y el sello, Type, el hogar de Xela. Lo que antes era dispersión, ahora es concreción, lo que antes eran ideas sueltas y emparamadas en el aire, ahora son ideas claras y nítidas. Sigue existiendo ese ruido apisonador, pero hoy es aún más subyugador que en el pasado. A su vez existe una belleza ene estas piezas como no era habitual en ellos, alcanzando una especie de cumbre del género. Es más, este disco es una especie de gran desarrollo de su obra y del noise en general. La tesis sería ese ruido crudo y duro muy cercano al metal. La antítesis el ruido suave y penetrante bordeando ciertas texturas ambientales. La síntesis, “Going Places”, la suma de todos los miedos, basado en guitarras, cintas, voces, manipulaciones. Una aproximación al miedo que en ese mismo camino también encuentra rasgos de belleza, un disco que logra resultados similares a los horizontes imperiales de Kevin Drumm. Todo parte de un gran final, el desenlace perfecto. Perturbaciones desconocidas (“Foiled”), un volcán de distorsión a partir de los desgarros que Mindel le saca a su guitarra (los trece minutos de “Opt Out”), algo como una especie de dub muy oscuro, cargado al negro (“Sovereign”), ambient sin luz y lleno de manchas, o eso es lo que parecen “New Life” y “Going Places”, ambas al final y el momento más alto de un disco sin momentos bajos.

“Going Places” es un adiós, al menos como dúo –muy probablemente continúen haciendo cosas, esta vez no juntos pero sí por separado–, pero un adiós de la mejor manera posible, la culminación a una obra corta y fructífera, con varios destellos, algunos menores y otros notoriamente mayores. Este es uno de estos últimos, la partida de una astro aún capaz de iluminar después de muerto. Otra luz se ha apagado (buena suerte, Mark), otra luz se ha ido y ha partido hacia otro lugar.

www.typerecords.com, www.jyrk.com/yellowswans

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: