Hawái.


081. Robin
febrero 1, 2010, 4:10 pm
Filed under: Uncategorized

SOY UN CABALLO / TUNNG
»Robin«
NEED NO WATER. 2009

“Conocimos a Soy Un Caballo en una gira por Bélgica y Francia y terminamos bebiendo vino e intercambiando números”. Así cuenta Sam Genders  (Tunng) como fue el encuentro y como fue que se conocieron la banda de Londres y este novel dúo belga. Dos años atrás, Aurelie Muller y Thomas Van Cottom se estrenarían con un disco que causó cierta sorpresa, aunque muy tímida. “Les heures de raison” (Matamore, 2007) se llamaba,  y contaba con dos atractivos ajenos a la banda: la voz de Will Oldham (Bonnie ‘Prince’ Billy) en dos temas y, por sobre todo, Sean O’Hagan (The High Llamas) en la producción. Esa manera que Sean tiene que ver el pop, tan clásica pero a la vez tan moderna, ayudó a encauzar el talento de la pareja. Pero que hubiese alguien ayudando no les resta mérito, pues mirando más a fondo, en su esqueleto, las suyas son unas buenas composiciones, delicadas y tiernas, únicas pero universales –parece que viviesen en su propio mundo, uno parecido al de, por ejemplo, Psapp–. Tunng, por su lado, ya llevan un tiempo en esto –su primer 7” data del 2004–, y fueron conocidos por su mezcla entre electrónica y folk. Folktrónica lo llamaron, y hasta hoy han dado buenos trabajos –tres LP’s en total–, sobre todo el recomendable “Comments Of The Inner Chorus” (Full Time Hobby, 2006). Pero la atención luego se difuminaría, y ya no provocarían el impacto que antes provocaban. Ya saben, la prensa tan pronto eleva algo como pronto lo hunde.

“Seguimos en contacto y ellos nos pidieron si podríamos hacer una versión en inglés de una de sus canciones para un 7”” nos relata Sam. De ese debut debían escoger los amigos ingleses un tema a cubrir,  y eso fue lo que hicieron. “Recordaba ‘Robin’ de verlos tocarla en vivo, y esa era mi favorita”. Sam y su compañero Mike Lindsay tomaron “Robin” y la llevaron a su patio trasero, lleno de hadas y duendes. Cogieron la canción y la hicieron suya, y tal como se aprecia en su trabajo reciente, pasan a hacer simplemente folk, prácticamente sin agregados –muy mínimos los adornos electrónicos, más notorios al final del tema, pero que lo hacen más encantador–, un folk de libro de cuentos infantiles. En la versión original, ubicada en el lado B del single, el folk se viste de ropajes pop, menos campestre que su reverso. Una batería de sonidos e instrumentos colocados en el momento y lugar precisos (para eso está Sean), una paleta amplia de colores vivos, chanson, trompetas a lo Bacharach, palmas, Brasil y la adorable presencia de Aurelie y Thomas en un no menos adorable juego de voces.

Las sonoridades tanto de Tunng como de Soy Un Caballo, si bien no son diametralmente distintas, sí son perfectamente distinguibles. Tienen, como no, elementos en común, el más notorio quizás sea su amor por las melodías bellas, pero varios componentes diferenciables. Pero esas diferencias no importan acá, donde todo desemboca en este glorioso universo pequeño y efímero de menos de diez minutos. A veces se necesita tan poco para llegar a ser feliz, al menos por un instante.

www.neednowaterrecords.com, www.myspace.com/soyuncaballo, www.tunng.co.uk

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: