Hawái.


079. Papa Was A Rodeo
enero 1, 2010, 2:30 pm
Filed under: Uncategorized

JOHN YOKO
»Papa Was A Rodeo«
A NUMBER OF SMALL THINGS. 2005

A partir de una ya habitual forma de referirse al dúo, a partir de una habitual broma, surge el nombre para un proyecto efímero, con un futuro no muy claro, que une a dos personas que estaban unidas hace ya un tiempo: Markus Acher y Valerie Trebeljahr, el núcleo central de uno de los estandartes del nuevo pop electrónico, los alemanes Lali Puna. Y este nuevo proyecto hasta la fecha solo nos ha dado dos canciones, pero solo esas dos canciones han bastado para enamorar a unos cuantos.

Publicado en 2005 por  el subsello de Morr Music dedicado a editar sus singles, A Number Of Small Things, y solo en un 7”, esta grande y preciosa  pequeñez fue grabada en Munich, justo después de las sesiones para el recopilatorio de la banda madre, el doble “I Thought I Was Over That” (Morr Music, 2005). Y lo que encontramos a ambos lados de este sencillo y entre sus surcos son dos versiones, muy bien escogidas, pero aun mejor trabajadas, y ambas de grandes músicos norteamericanos de las dos últimas décadas: Stephin Merritt y Bill Callahan. En el lado A nos topamos con “Papa Was A Rodeo”, una de las sesenta y nueve canciones del “69 Love Songs” (Merge, 1999) de The Magnetic Fields, y en el lado B se encuentra “Morning Paper”, canción que abre “Red Apple Falls” (Drag City, 1997) de Smog. Ambas reciben un tratamiento similar y delicadamente sencillo: guitarra, bajo, piano, y una suave pero marcada caja de ritmos. La voz principal, en este caso, corre a cargo de Markus Acher –nada nuevo, si ya conocen su otro proyecto, The Notwist–, con esa frialdad tan suya que la hace cercana, y los coros a cargo de Valerie. Comenzando por el final, “Morning Paper”: “El periódico de la mañana esta en su lugar/ Y está lleno de malas noticias en cada página/ Así que lo enrollo/ Y vuelvo a dormir/ El sol de la mañana será tan dulce/ Lo enrollo/ Y tengo esta cosa/ Manzana roja cae”. Todo lo agreste que puede ser el mundo de Bill Callahan, más cercano al folk, todo el cripticismo del texto del personaje tras Smog, se convierte en una minimalista pieza de acústica digital, pop repetitivo, con un simple y hermoso juego vocal chico-chica. Ahora sí, terminando por el principio, “Papa Was A Rodeo”, a pesar de no pertecerles, una de las mejores canciones de la década, si no es que es LA canción. “Me encanta tu torcido punto de vista, Mike/ Me encantan tus cejas interrogadoras/ Has dejado muy claro lo que te gusta/ Solo es justo que ahora te diga que/ Me iré temprano en la mañana/ Y no estaré de regreso hasta el próximo año/ Veo que me besas frunciendo la boca/ Pero tal vez deberías conectarla con una cerveza, porque…”. “Papa Was A Rodeo”, la historia de amor posible entre Mike y una muchacha –o muchacho– cuyo hogar no siempre es el mismo, alguien que no conoce lo que es formar raíces, pero que si sabe lo que es amar. “Papa estuvo en rodeo, mama en una banda de rock’n’roll/ Podría tocar la guitarra y lazar un novillo antes que aprenda a establecerme/ El hogar estaba en cualquier sitio con diesel. El amor estaba en la mano de un camionero/ Nunca atascado lo suficiente para una parada nocturna/ Antes que me beses deberías saber/ Papa estuvo en un rodeo”. Un precioso motivo de piano, seguido por un aún más precioso arpegio de guitarra, una base mínima, un teclado por allá a lo lejos, la voz de Markus de nuevo al frente, la voz de Valerie en el coro, calurosa, cariñosa, más cálida que de costumbre. “La luz reflejando en la bola de espejos/ Luce como mil ojos girando/ Me hacen pensar que no debiera estar aquí/ Sabes, cada minuto alguien muere/ ¿Qué estamos haciendo en este garito?/ ¿Cómo puedes vivir en un lugar como este?/ Porque solo no entras en mi auto/ Y te llevaré, te daré ese beso ahora, pero…”.

A veces alguien desde fuera ve las cosas más claras y mejor que uno mismo. A veces otra persona puede interpretar mejor lo que uno por torpeza no es capaz de decir bien. No sé si sea el caso de este 7”. Las versiones elegidas, en su versión original, ya son buenas, y muy buenas, pero en las manos de dúo alemán toman otra forma, leen lo mismo de manera diferente, lo miran con otros ojos. Normalmente uno tendría a quedarse con la primera copia, pero en este caso, como en casi ningún otro, y perdónenme, escojo la segunda. Es solo que por una curiosa razón, que aún no entiendo muy bien, estas dos canciones me tienen atrapado desde hace ya bastante tiempo, desde hace ya cuatro años, sobre todo la primera, cuya melodía se me viene constantemente a la cabeza, en cualquier momento, en cualquier lugar  –como saben, los caminos del pop son misteriosos–. Son estas pequeñas cosas, estas pequeñas canciones y breves momentos, las que nos ahcen soportar todo de mejor manera, las que hacen creer que todo no es tan terrible. Small (pop) is beatiful, and it’s helpful.

www.anost.net
Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: