Hawái.


069. III
noviembre 1, 2009, 4:20 pm
Filed under: Uncategorized

ESPERS
»III«
DRAG CITY. 2009

Finalmente, la espera ha terminado. Finalmente el tercer LP ha llegado, el tercero de una de las bandas –si no es LA banda– que de mejor manera ha recogido, en pleno siglo XXI, toda la tradición del folk más ácido de hace décadas. No obstante, entre la edición del anterior disco, “II” (Drag City, 2006), y este pasaron cosas bastante interesantes. Greg Weeks siguió con su extensa carrera solista, junto con la creación de su propio sello, Language Of Stone. Helena Espvall colaborando con gente como Masaki Batoh. Y, quizás lo más recordado, el debut de ese ángel llamado Meg Baird, “Dear Companion” (Drag City, 2007) [029].

El ahora quinteto de Filadelfia exhuma aquellos recuerdos que nadie puede ya recordar, simplemente porque ya no hay nadie con vida para poder hacerlo. El pasado de la vieja Europa, el medioevo, nada que pertenezca al hoy. Nada que alguien haya hecho, a excepción de esa serie de grupos surgidos hacia fines de los sesenta en Inglaterra: Pentangle, Fairport Convention, The Incredible String Band. “Las cosas que nos interesan no están ancladas en un punto concreto de la geografía del globo terráqueo”. Anclado en el ahora, Espers crea, al igual  que en “II”, un conjunto de canciones que son solo una, con casi una misma atmósfera. “La banda intentó crear algo que pudiera ser tal vez alegre por momentos, sin embargo esa seña se debe haber perdido”, nos dicen desde el sello. Ciertamente, nadie duda de la profunda e intensa oscuridad que pesaba en “II”, y ese peso no es fácil quitárselo de encima. Las manchas negras son difíciles de borrar. Pero, sin embargo, en este “III” –grabado entre el invierno y la primavera de este año, costa este de Estados Unidos– hay piezas por donde se puede transitar más tranquilamente, y otras donde su fascinante densidad agobia. La primera parte del álbum –este también está pensado en la estructura de un vinilo, con dos caras- se inicia con “I Can’t See Clear”, con ese juego entre guitarras eléctricas y acústicas, y sigue con “The Road Of Golden Dust”, juego entre las voces masculina (principal) y femenina (al fondo), hasta llegar “Caroline” y “Pearl”, cantadas directamente desde el cielo –ya lo dije, Meg es un ángel–, casi como si realmente nos mereciésemos ser salvados. La dulzura hecha voz, la miel cultivada en el pantano. La sombra aparece al final de este lado A, “That Which Darkly Thrives”. Lado B: “Sightings” (precioso el violonchelo de Helena) y “Meridian”, la más potente de todas, por la fuerza con que Otto Hauser toca la batería, por esas guitarras dobladas, mientras Greg y Meg son solo uno –“el resultado de lo juegos de voces y los dúos entre ella y Greg son increíbles. Parecen hechos para cantar juntos y que todo lo demás en las canciones gire a su alrededor”–. “Another Moon Song” podría ser la continuación de “Moon Occults The Sun”. “Colony”, inicialmente pensado como título para el disco, tiene una inspiración en “Aguirre, la ira de Dios” (Werner Herzog, 1972), y esa furia divina logra traspasarse, al igual que en el tema anterior. Nadie quiere despedirse enojado. Espers tampoco. “Trollslända”, folk pastoral desde las praderas del ayer.

Espers lo han hacho otra vez. Han creado un algo mágico y misterioso, delicadamente áspero, como esas telas de hace siglos atrás. Atemporal y eterno. Como aquella vegetación silvestre que nunca dejara de existir. Pasan las vidas y sigue creciendo. That which darkly thrives. Eso que brillantemente perece, eso que oscuramente florece.

www.dragcity.com, www.espers.org

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: