Hawái.


051. 92982
junio 1, 2009, 3:55 pm
Filed under: Uncategorized

WILLIAM BASINSKI
»92982«
2062. 2009

Al fin nuevo material del músico del silencio emerge a la luz. Aunque aquello de ‘nuevo material’ no es exactamente tan así. Se trata de registros extraídos de sus archivos, guardados hace casi veintisiete años, que recién este 2009 se atreve a exponer. A muchos les parecerá extraño, sin embargo, esto es algo que acostumbra a hacer. Como ejemplo están sus discos “The River” (raster-noton, 2002), con material del año 1983, o “Variations: A Movement In Chrome Primitive” (Die Stadt–Durtro, 2004), del período 1980–82.

“92982” nos retrotrae a, precisamente, el 9 de septiembre de 1982, “una fructífera mañana en el estudio”, en el 951 de la calle Jay. Basinski se encuentra experimentando con sus cintas, creando sus bellas melodías que se toman el espacio, “las ventanas están abiertas… El sonido se esparce a través de todo el centro de Brooklyn, mezclándose con los helicópteros, sirenas, humo de marihuana e incendios…”. Ahora, mayo de 2009, las mismas piezas se mezclan nuevamente. Puede ser con los ruidos de una ciudad, o del campo, o tu habitación, o simplemente el eterno ruido interior. Sea como fuere, y como dije antes, los sonidos se toman el espacio. Tal vez sea como dice él, que se confunden con lo otro. Yo mas bien creo que absorben casi todo lo que esta a su alrededor, acallan lo que estorba, o visto de otro modo, se aíslan, y aíslan al resto, consiguiendo que uno, el oyente, se enfoque solo en sus sonidos. Es extraño el efecto que la música de Basinski produce. No es solo ‘otro disco mas de ambient’. Realmente es envolvente. Tiene una materialidad que excede las simples frecuencias sonoras. Ya antes me he referido a la fisicidad de sus piezas [013].  En cuanto a estas, las de este disco, no se distancian demasiado –más bien nada– del resto de su obra, lo que no equivale a decir falta de creatividad, sino simplemente buscar, encontrar y tener un sonido propio. Solo son cuatro tracks (de siete a veintidós minutos), y los hay unos cercanos a “The River”, como en “92982.2”, donde si se oyen, muy a lo lejos, esa mezcla real con las sirenas y helicópteros sobre Nueva York, como al piano inmóvil de “Melancholia” (2062, 2003), caso de “92982.4” –más cintas y pianos en desintegración en el inquietante “Variations For Tape And Piano” (2062, 2006)–. De hecho este track, pero en una versión mas corta, ya había sido incluido en “Variations: A Movement In Chrome Primitive”. “Esa noche en el estudio se engendró una dirección que seguiría por un tiempo. Tanto como amo este documento de esa noche, pienso que a ustedes les gustaría poner en contexto lo que vendría después”. Pues este disco, como todos los otros, forman parte de una gran visión. Es más, alguien, algún día, debiese hacer el experimento de programar todo lo publicado por Basinski, sin cortes, uno tras de otro. Les aseguro que en el resultado final no habría grietas, no podrían encontrarlas. Todo parece formar parte de un plan, un gran plan de este músico que explora el silencio, o si quieren, el silencio de un músico nadando entre sonidos acallados.

www.mmlxii.com
Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

Holam, quisieram pedirte algo un poquito más gotico..
eso, chao amoroso

Comentario por Gotico

jajaja
ay el gotico ese…
tengo un lado wordpress tambien viste
saludos p. y larga vida a hawái!
j.

Comentario por maraville




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: