Hawái.


043. Begone Dull Care
abril 1, 2009, 4:48 pm
Filed under: Uncategorized

JUNIOR BOYS
»Begone Dull Care«
DOMINO. 2009

Nuevo trabajo de –y esto no admite discusión– la mejor banda de electrónica pop que ha dado el nuevo milenio. Allá por el 2003 dieron los primeros pasos discográficos, con sus primeros maxis, los que culminaron en el glorioso “Last Exit” (KIN, 2004), uno de los mejores debuts en años. Continuaron su ascenso con el algo más house “So This Is Goodbye” (Domino, 2006). El año pasado se (nos) entretuvieron con el CD-Mix “Body Language Six” para la serie del mismo nombre del sello Get Physical. Sin embargo, la mayor parte del 2008 lo pasaron enfocados en la creación de su tercer largo: por un lado, Jeremy Greenspan, trabajando en su nuevo estudio en Hamilton, Ontario, y por el otro, Matt Didemus, desde su nueva residencia en Berlín.

“Begone Dull Care”, cuyo título hace referencia a un corto de animación del también canadiense Norman McLaren, insiste en la pauta marcada por su anterior trabajo, el primero sin la presencia de Johnny Dark, lo que no significa que la reitera. Eso sí, es más directo y conciso, tan solo ocho temas, muy bien desarrollados,  y una idea clara. Con el transcurso de los años, han limpiado más y más su sonido, centrándose en las canciones, que siempre las han tenido, al mismo tiempo que cuidando al máximo los detalles, pero sin que estos distraigan la atención, sino que trabajando para y por la canción. El tono es más analógico que digital, las líneas de bajo son gruesas y firmes, pero también delicados, los sintetizadores vaporosos a ratos, juguetones en otras ocasiones, guitarras funk apareciendo fugazmente. Otra cosa es la voz de Greenspan, y esto tampoco admite discusión, la mejor voz del digital-synth-soul. Sedosa, cálida, susurrante, seductora, lastimera, provocativa, causando muchas emociones, pasando de varios estados de ánimo. Lo curioso es que lo logra con casi un solo timbre, a la manera que lo hacía su ídolo Frank Sinatra. De hecho sus patrones vocales son los grandes crooners, o lo que él entiende por tales: Brian Wilson. Neil Young, Mark Hollis, David Sylvian. En cuanto a canciones, las hay para destacar, y muchas: “Work” (con solo de saxo incluido), la balada “Dull To Pause” (un inesperado cruce estilos entre el country y el tecno-pop), la energética y agitada –y,por cierto muy electro– “Hazel”, el primer single, el neuromanticismo de “The Animator”.

Junior Boys, con su ultima producción, y siempre con un ojo mirando directamente al pasado, concretamente hace dos décadas atrás, continúan creando paisajes de ciudades (retro) futuristas, ambientes sintéticos, exhibiendo la soledad del hombre moderno, todo iluminado por un sol de neón atravesando el cristal de una habitación de una blancura aséptica, lo que no hace más que resaltar y hacer evidente dicha soledad. “Begone Dull Care” es la mejor música para el futuro hecha en  el  presente.

www.dominorecordco.com, www.juniorboys.net
Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: